Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dieta post-navidad: el plan detox definitivo para recuperarte de los atracones

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 05/01/2017 Mar Bonet

Reconócelo. Te has puesto las botas. Te has pasado las navidades engullendo como si no hubiera un mañana. Has picoteado lo más prohibido que había en la cocina de tu madre, te has zampado todo lo que te han servido en el plato, has repetido si era necesario (para no hacer un feo a nadie, claro, no por ti), y de postres y turrones... más vale no hablar. En definitiva, si se hubiera hecho un ranking de atiborramientos estas fiestas, podrías hacer pódium. Tranquila, no eres la única. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Pero como no podemos volver atrás y fustigarse tampoco ayudará a que adelgaces, es momento de dejar de lamentarse y ponerse manos a la obra.

Ponte las pilas

¿Cómo? Lo primero es enfundarte unas mallas, calzarte unas zapatillas deportivas y apuntarte al gimnasio. Sí, has oído bien. Toda dieta debe ir acompañada de ejercicio físico. Un poco de cardio diario ayudará en esta macro operación quema grasas a la que te enfrentas.

Lo siguiente es hacer un pacto contigo misma y comprometerte seriamente a portarte bien a partir de ahora. Sin entrar en pánico ni en ataques de histeria tipo "quiero adelgazar mucho y ya". Ten en cuenta que "cada cuerpo tiene su proceso de recuperación y debes fijarte unos objetivos reales y saludables para recuperar tu forma", señala la nutricionista-dietista Judith Torrell. Eso significa que no puedes plantearte adelgazar 5 kilos en un día. "Un objetivo saludable incluye una pérdida de peso media de entre medio y un kilo a la semana, siempre y cuando esta pérdida sea a expensas de grasa, no de masa muscular", añade la especialista.

Trucos básicos

© Externa

No te engañes. No existen zumos depurativos o polvos mágicos que hagan que adelgaces de forma saludable. Lo mejor hubiera sido no atiborrarte durante las semanas navideñas, pero como eso ya lo dejamos como propósito para el año que viene, Torrell recomienda fijarse en lo siguiente:

Incluye

alimentos de fácil digestión

. Prioriza las carnes blancas, los pescados, las legumbres y las verduras cocidas (en vez de crudas). Un ejemplo de plato ideal sería una crema de apio, puerro, calabaza o calabacín y unas gotitas de limón.En cuanto a las frutas, las más digestivas son

la papaya y la piña

. Además puedes beneficiarte de infusiones digestivas y depurativas como el hinojo, el anís, la manzanilla y el boldo.Incorpora alimentos ricos en

fibras y vitaminas

, como las que nos aportan las frutas de temporada, los cereales integrales, las verduras y las legumbres.Intenta hacer una dieta baja en grasas saturadas. Esto es, procura realizar

cocciones que requieran poca grasa

, como el vapor, el horno, las cremas, los purés y los platos hervidos. Tu mantra debería ser

evitar las frituras y guisos con salsas

. Además, puedes ingerir grasas mono o poliinstauradas (aceite de oliva, aguacate, frutos secos, por ejemplo), en contraposición con las grasas saturadas (como las presentes en mantequilla, margarina, galletas y otros dulces de bollería).

Con todo esto, "no pretendas retomar la normalidad en un día, si llevas semanas de caos", anota Torrell. Lo más sencillo es que adquieras un hábito por semana y poco a poco llegues a tu objetivo final, sin estresarte ni frustrarte.

Ah, y de cara al año que viene, acuérdate que la mejor operación detox es aquella que se empieza durante las navidades, no después.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon