Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Duelo entre el reloj de lujo y el smartwatch: las claves para saber cuál ganará la batalla (y por qué)

Vanitatis Vanitatis 30/03/2016 Marita Alonso

Las exportaciones de relojes suizos disminuyeron un 3,3% el año pasado, pero en el Salón Mundial de la Relojería y Joyería Baselworld las firmas parecían no solo hacer oídos sordos a estos poco alentadores datos, sino que abogaron por, en cierto modo, recibirlos de forma curiosa. Ulysse Nardin presentó el Grand Deck Marine Tourbillon, del que solo existen 18 unidades en el mundo. Un diseño que cuesta más de 270.000 euros y que pretende ser un yate para la muñeca. Su minutero retrógrado simula ser el botalón de un barco y presenta nanocables hechos de fibra de Dyneema.

Un yate para tu muñeca (y un descalabro para tu cuenta corriente) © Proporcionado por Glamouratis Un yate para tu muñeca (y un descalabro para tu cuenta corriente)

Cuenta con una caja de oro blanco de 18 quilates, 44 mm de ancho, bisel estriado, esfera con marquetería de madera hecha a mano, corona atornillada recubierta con caucho y cristal de zafiro antirreflejante. En los foros de amantes de los relojes admiran esta creación y aseguran que “serían incapaces de saber leer la hora”, pero parece que les da igual este pequeño detalle. Da la impresión de que en el mundo de los relojes de lujo lo de menos es la hora.

Por otra parte, desde Fendi aseguran que subirán los precios de sus diseños y Hermès y Chanel presentaron apetecibles novedades. Los modelos de Chanel se venderán a partir de los 200.000 euros.

Chanel Boy Friend, reloj joya donde los haya © Proporcionado por Glamouratis Chanel Boy Friend, reloj joya donde los haya

Mientras tanto, Applevendió 8.8 millones de Apple Watch entre abril y diciembre de 2015, según indica un estudio de Juniper Research. ¿Acaso no dan miedo estas cifas a una industria que contaba con 90.000 empleados en 1970, frente a 59.000 en 2014, y que exportó 28,6 millones de relojes suizos en 2014, frente a 30 millones de falsificaciones? 

Que tiemble el tictac

La llegada del aclamado Apple Watch puede hacer a la industria relojera de lujo tambalearse. Según un reciente estudio de la empresa analítica NetBase, el Apple Watch superó a Rolex en menciones sociales. Sin embargo, Chanel, Gucci y Hermès se mantuvieron por encima de Apple, que no solo supera a Rolex, sino también a Tag Heuer, Richemont y Patek Philippe.  

Desde luego, la aparición del Apple Watch afectará a la industria, pero no olvidemos que en los setenta ya consiguió salir airosa de la crisis que la llegada de los relojes de cuarzo japoneses había generado. De hecho, la industria suiza renació de sus cenizas y continúa contando con fieles seguidores que pagan millones de euros y esperan años para hacerse con diseños ajenos a la era digital. 

Apple Watch Edition © Proporcionado por Glamouratis Apple Watch Edition

Aunque la industria suiza sigue afirmando que la llegada de los 'smartwatches' no les preocupa, el informe Deloitte muestra que no es así. Hace un año, solo un 11% de los encuestados reconocían estar preocupados por ello. Este año, la cifra aumenta hasta alcanzar el 25%. Al fin y al cabo, el mercado de los 'smartwatches' trata cada vez más de aproximarse al sector del lujo. “Cada vez intentan acercarse a una audiencia menos amiga de la tecnología para intentar ser accesorios de moda”, afirma Jules Boudrand, uno de los autores del informe. Y razón no le falta. La portada del número de noviembre de 2014 de 'Vogue China' tenía tres protagonistas: la modelo Liu Wen, un vestido a rayas de Céline y, sí, un Apple Watch. De hecho, poco antes, en la Semana de la Moda de París, la tienda Colette ofrecía para los periodistas de moda más reputados una exclusiva presentación de su reloj. Anna Wintour y Karl Lagerfeld no se la perdieron.

Colette, en la mítica Rue Saint Honoré, rendida a la magia del Apple Watch © Proporcionado por Glamouratis Colette, en la mítica Rue Saint Honoré, rendida a la magia del Apple Watch

Hermès, por su parte, ha lanzado tres correas de cuero hechas a mano en Francia para Apple Watch, cuyos precios oscilan entre los 1000 y los 1500 dólares. Un precio relativamente asequible en un sector en el que las mujeres se posicionan como el 'target' más apetecible.

Volviendo a las palabras de Jules Boudrand, él cree que la mayor amenaza la vivirán los relojes que cuesten menos de 1.370 euros. Bloomberg Intelligence estima que las exportaciones de relojes suizos de precio medio (cuyos costes oscilan entre los 200 y los 500 euros) cayeron un 9% en 2015. Y ese es el precio del Apple Watch básico, por lo que realmente supone una amenaza para los relojes de precio medio

Fossil hace modelos para Michael Kors, DKNY y Marc Jacobs, cuyos precios compiten con el diseño de Apple. El CEO de Michael Kors afirma que el propio éxito del iPhone 6 ha hecho que sus ventas disminuyan, pues los jóvenes usan el móvil para ver la hora. Fossil Group se ha puesto las pilas y planea lanzar 100 'wearables' a finales del 2016 junto a marcas como Fossil, Kate Spade New York y Michael Kors.

La unión hace la fuerza © Proporcionado por Glamouratis La unión hace la fuerza

Según una encuestra realizada por Deloitte, la proporción de personas que comprarán un 'smartwatch' supera con creces a los que se harán con un reloj clásico de muñeca. Por ello, la industria suiza sabe que ha de poner el foco en los relojes de lujo, no en los de precio medio. Los que coleccionan relojes de lujo quizás se hagan con un Apple Watch, pero no dejarán de llevar sus modelos clásicos. Así lo demuestra el banquero londinense Christopher O’Neill, que posee más de 20 Rolex y afirma que usará su Apple Watch para ir al gimnasio

El banquero Chris O'Neill posee más de 20 Rolex (en la imagen, con el modelo Submarine en oro blanco) © Proporcionado por Glamouratis El banquero Chris O'Neill posee más de 20 Rolex (en la imagen, con el modelo Submarine en oro blanco)

La industria suiza ve en la llegada del Apple Watch una nueva oportunidad. Por primera vez, la gente se fijará en las muñecas, y así creen que del 'smartwatch' pasarán a comprar modelos de lujo. 

¿Inversión o capricho?

“No creo que el Apple Watch afecte a Hublot, a Breitling o a Patek”, afirma Jean-Claude Biver, presidente del sector de relojes de LVMH y CEO de Tag Heuer. “No te compras un reloj de 20.000 euros para saber qué hora es. La hora está en todas partes. Te lo compras porque es una pieza de arte. Y el arte es algo eterno”, afirma.

Un Apple Watch, aunque se trate del Apple Watch Edition de 17.000 euros de oro blanco, no parece ser una inversión de futuro. Al fin y al cabo, la tecnología tiene una vida cada vez menor. Pero un reloj de lujo tampoco se perfila como la mejor opción de inversión… Excepto en el caso de una firma mítica.

"No hay que ver a los relojes como una buena inversión económica”, cuenta Ariel Adams, fundador de ABlogtoWatch.com, a la revista 'Time'. “Eso de comprar algo por un precio moderado para poder venderlo por el doble no suele funcionar en el mundo de los relojes”. Él considera que un Rolex 'vintage' es la mejor inversión. “Rolex lleva décadas construyendo una imagen de marketing que indica que el Rolex es sinónimo de éxito. Pero es que, al mismo tiempo, resulta que sus relojes son formidables”, afirma Adams. 

¿Reloj de lujo, smartwatch o ambos?

Pero la amenaza sigue patente. Aunque firmas como Tag Heuer han sabido plantar cara a la sombra con Tag Heuer Connected, nacido de la alianza entre la manufactura suiza y las tecnologías de Silicon Valley Intel Inside y Android Wear, y no solo van a sacar un nuevo modelo, sino quizás un 'smartwatch' propio (de acuerdo con unas declaraciones del CEO de TAG Heuer y Hublot, Jean-Claude Biver, a Bloomberg), al mismo tiempo los 'smartwatches' están asemejándose cada vez más a los relojes de lujo. Y no hablamos solo de Apple o de Samsung. La marca china Huawei se alía con Swarovski para lanzar tres modelos que intentan posicionarse cada vez más cerca de los relojes de lujo.

Bling bling: Swarovski y Huawei © Proporcionado por Glamouratis Bling bling: Swarovski y Huawei

Aunque sus precios son mucho más bajos, no hay que olvidar que los 'millenials' adoran el 'bling bling' y presumir de modelos nuevos, y precisamente unos precios más asequibles pueden ser su mejor reclamo. Los diamantes quizás sean para siempre, pero la tecnología es para ser disfrutada en el momento.

En definitiva, parece que los 'smartwatches' son los relojes del futuro y que los diseños de lujo continuarán siendo los elegidos por coleccionistas y amantes de lo exclusivo, pero las firmas relojeras de gama media verán cómo el Apple Watch y su séquito se erigirán como su peor pesadilla. Quizás la clave para sobrevivir sea una alianza entre ambos sectores. Solo cabe esperar, y cada uno elige si hacerlo pendiente de las manillas del reloj o de un dispositivo móvil.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon