Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Efecto wet: el contouring, ahora con textura gloss

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 07/02/2017 Amor Sáez

Las tendencias en belleza y maquillaje están en constante evolución. Una de las que se va a imponer esta temporada es la que Baltasar González, director artístico para Europa de MAC denomina 'wet'. Realizar el famoso contouring, que tanto juego ha dado las últimas temporadas, con productos en textura gloss. Es decir, los polvos bronceadores y productos específicos para hacer el sculpting este año pasan a mejor vida y ocupan su lugar nuevos glosses ideados para la piel. “De una oda al sol hemos pasado a una oda al agua”, explica. “Se trata de darle una vuelta al contouring, de hacerlo mucho más real, cercano y creíble”, añade Maite Tuset, senior art de la firma.

Imagen de campaña de la nueva tendencia (Foto: MAC) © Proporcionado por Glamouratis Imagen de campaña de la nueva tendencia (Foto: MAC)

¿En qué consiste? “Se trata de trabajar la piel con texturas emolientes que humanizan el rostro. De conseguir una piel efecto vinilo, juvenil y sana. De sublimar luces y brillos. Y de intentar que la luz salga desde debajo de la piel”, describe Baltasar. La cuestión es esculpir, realzar contornos y dejar traslucir el reflejo de la luz en el rostro.

Y eso ¿cómo se consigue? Primero, trabajando la piel con aceites, ceras emolientes y cremas hidratantes que contienen reflejos perlados muy finos y que dejan el cutis hidratado, jugoso y mullido. Segundo, “aplicando en los planos altos del rostro polvos iridiscentes y luminosos que contienen pigmentos brillantes hipermolidos, así como vaselinas y productos de efecto gloss”, explica Tuset. Pero no te creas que ahora te puedes poner el lip gloss en las mejillas o los párpados y listo, no: “El gloss que se utiliza no es el de labios -aclara González- se trata de glosses específicos para la piel, más secos y de textura más fina. Más compactos y menos gelatinosos, además de más cómodos de llevar en los ojos. Pueden ser neutros o con color”.

Kabuki Magic Crystal Glass White (26,50 €), de MAC. Gloss transparente para la piel. © Proporcionado por Glamouratis Kabuki Magic Crystal Glass White (26,50 €), de MAC. Gloss transparente para la piel.

¿Dónde aplicarlo? Aquí radica el quid de la cuestión. “Se aplica en las cejas para dejarlas cristalinas y peinadas, en los párpados móviles para conseguir un efecto ojos lacados, en la parte alta de los pómulos, dorso de la nariz, parte interna del ojo –lagrimal-, y arco de Cupido de la boca, para realzar el volumen visualmente. Justo ahí dónde el efecto de la luz crea elevaciones ficticias”, puntualiza el maquillador. Eso sí, el resto del rostro tiene que ir mate para evitar antiestéticos brillos y un efecto piel grasa. “Nunca hay que aplicar brillo en la frente, las aletas de la nariz, las ojeras y bolsas ni la barbilla. Estas zonas se trabajan con polvos traslúcidos mates”, advierte el maquillador.

El look se completaría con una buena dosis de máscara de pestañas y unos labios potentes rojos o con los contornos algo desdibujados y desgastados.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon