Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Egipto sobre en la pasarela: una historia de amor

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 14/03/2016 harpersbazaar.es
Ojo de Horus Egipto sobre en la pasarela: una historia de amor

La fascinación de la sociedad por el Antiguo Egipto y por Cleopatra es palpable. Su cultura, su vestuario, su arquitectura... Y todo lo referente a esta antigua sociedad causa sugestión en cualquiera. Cleopatra –última reina del Antiguo Egipto– es una de las mayores musas de la historia, y su belleza, maquillaje y vestuario, suelen servir de inspiración. La actriz Elizabeth Taylor es seguramente la más reconocida, tras encarnarla en 1963 junto a Richard Burton. Cinta dirigida por Joseph L. Mankiewicz, ganó cuatro Oscar. Uno de ellos, por supuesto, por el vestuario.

Fuera de la gran pantalla, la pasarela también ha celebrado llamativos homenajes a la figura de esta mujer y a su universo egipcio. Tejidos dorados, piedras preciosas, vestidos vaporosos, muselinas, capas, túnicas... La industria se ha inspirado en todos los elementos posibles que confirman este sugestivo mundo. Tanto el maquillaje como el vestuario ha estado presente tanto en colecciones de Primavera/Verano como de Otoño/Invierno. ¿La última? Hace unos días en París. Givenchy, liderado por su director creativo Riccardo Tisci, trasladaba a las dunas del país de las pirámides utilizando sus colores terrosos. También la iconografía del interior de sus codiciados edificios estaba estampada en las prendas. La Cleopatra del siglo XXI se dejó ver en París.

Colección Primavera/Verano de 2009 de Andrew Gn. © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Colección Primavera/Verano de 2009 de Andrew Gn.

Aunque dentro de los homenajes textiles a la que fue amante de Julio César, hay que destacar el que hizo John Galliano al frente de Dior. Volúmenes, dorados, maquillajes egipcios, kohl, esfinges, momias... Por un momento, París parecía Luxor. La opulencia habitual de Galliano quedó patente en cada diseño. Y no hay nadie que no se acuerde de este día. De una manera más moderada, otros diseñador también se han inpirado en la tierra bañada por el Nilo. Bagdley Mischka en 2013, con el dorado y el azul marino como protagonistas; Topshop Unique en 2012 estampando la cara de la Cleopatra de Hollywood; Alexander McQueen sus buenos tiempos de 2007, e incluso Andrés Sardá apostaba por el Egipto más sensual inspirándose también en la cultura de Oriente. Cleopatra siempre será una musa. Y la moda lo confirma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon