Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El color de pelo perfecto sí existe: conoce la ecuación matemática que lo demuestra

Vanitatis Vanitatis 29/02/2016 Vicky Vera

Ya decía Coco Chanel que “el mejor color del mundo es el que te sienta bien”, pero nunca una frase tan aparentemente sencilla escondió tantas claves de estilo. Cuando encuentras tu color, este se queda contigo para siempre, convirtiéndose en tu seña de identidad. Pero lo mejor de esta premisa es que también la podemos extrapolar al mundo de la belleza y, más concretamente, al del cabello.

Dar con el color de pelo que mejor nos sienta puede convertirse en una odisea que ríete tú de Ulises buscando el camino de vuelta a Ítaca. Los vaivenes y aventuras capilares que puede tener una mujer a lo largo de su vida son muchos: desde las mechas hasta el degradado, pasando por los tintes permanentes y las decoloraciones; desde los rojizos con henna hasta los tonos pastel, desde el negro más gótico, hasta el platino de moda... Todos y cada uno de estos momentos suelen marcar una etapa y nos acercan a nuestra meta final: el color perfecto.

© Proporcionado por Glamouratis

Por suerte, desde Wella quieren facilitarnos el camino y, tras una extensa investigación, han dado con la ecuación del color perfecto. En su afán de entender cómo percibimos la belleza, la Dra. Susan Will, responsable de Investigación de Belleza de Wella, ha elaborado el Test de Seguimiento del Ojo, una herramienta capaz de descubrir cuales son los elementos clave en los que se fijan los estilistas expertos a la hora de evaluar lo que mejor sentaría a sus clientas. “Un estilista profesional estudia los ojos y la piel de su cliente antes de recomendar un color. Estas características con la clave a la hora de decidir el tono”, afirma la Dra. Will. Pero más que de color de piel y ojos debemos hablar de temperatura de color en piel y ojos. El estudio realizado por Wella demostró que las personas que encontraban su imagen más atractiva después de pasar por el salón, eran las mismas en las que se había desarrollado un patrón de contraste entre puntos fríos y cálidos.

© Proporcionado por Glamouratis

Se trata de observar la piel y los ojos para determinar si estos tienen matices cálidos o fríos y así elegir un tono de cabello que cree contraste. La ecuación del color perfecto desarrollada por Wella muestra cómo la introducción de un elemento cálido cuando los otros dos son fríos (y viceversa) aumenta el atractivo. Siguiendo esta premisa nos encontramos con que:

FRÍO + FRÍO + CÁLIDO = COLOR PERFECTO

CÁLIDO + CÁLIDO + FRÍO = COLOR PERFECTO

Así, si tu piel y tus ojos tienen un matiz frío, tu color de cabello ideal tendría que tener un fondo cálido, mientras que si tienes ojos y piel de tono cálido, debes plantearte introducir un matiz frío en tu cabello. Pero, ¿y si los tonos de ojos y piel no son iguales? En este caso el cabello se convierte en nuestra herramienta para equilibrar la ecuación y conseguir el color ideal.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon