Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El imperio de las 'wags'

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 16/07/2016

Lena Gercke © Getty Lena Gercke

Mujeres y novias. Ese es el acrónimo de wags, en inglés claro (wives and girlfriends). Y aunque a todo el mundo le venga a la cabeza Victoria Beckham como máximo exponente, hay vida más allá de la spice. De hecho, ella –ahora reconvertida en diseñadora respetable a tiempo completo– ha aparcado por el momento el título que ostentó durante años y al más alto nivel.

Algunas de sus herederas replican –sin tanto acierto– las trazas que la convirtieron en el mayor icono de estilo de la primera década de 2000; otras en cambio toman su propia senda y afianzan un estilo más personal y genuino.

Porque tanto en La Liga, como La Premier, el Calcio o la Bundesliga, las mujeres de los jugadores son celebridades perseguidas –y copiadas– por sus looks dentro y fuera del campo. Estas son (y así visten) las wags más famosas del fútbol internacional. 

Lena Gercke junto a la modelo Naomi Campbell. © Getty Images

Lena Gercke junto a la modelo Naomi Campbell. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Lena Gercke

Se paseó en repetidas ocasiones por las calles de Madrid en 2010. Lena Gercke, por entonces la pareja de Sami Khedira, visitaba la capital y al jugador alemán tanto como podía.

El verano pasado, el deportista y la modelo decidieron poner punto y final a su relación emitiendo un comunicado para los medios, pero en el ejercicio que nos separa desde el adiós de la pareja, la prensa germánica afirma que la relación sigue en pie.

Como sea, Lena Gercke encabeza la galería porque ha llevado a gala ser la wag más famosa de toda Alemania. De profesión modelo, saltó a la palestra tras ganar el concurso Germany's Next Top Model, y entre sesiones de fotos y desfiles por la pasarela descubrió que la comunicación no le iba mal del todo, por lo que se aventuró a presentar varios programas. Toda una celeb en tierras alemanas.

A Joana Sanz le pasó como al César, que llegó, vio, y venció. La modelo de Tenerife aterrizó en Barcelona dispuesto a conquistar las pasarelas, y además de cumplir su propósito, por el camino se llevó el amor de Dani Alves, el jugador brasileño que hasta esta última temporada ha jugado en el FC Barcelona y a que ahora pasará a formar parte de la Juventus. Con las idas y venidas sobre su "peculiar" boda en París, su romance parece haber eclipsado (¿o es al revés?) una carrera en la moda que va por buen camino. © Getty Images

A Joana Sanz le pasó como al César, que llegó, vio, y venció. La modelo de Tenerife aterrizó en Barcelona dispuesto a conquistar las pasarelas, y además de cumplir su propósito, por el camino se llevó el amor de Dani Alves, el jugador brasileño que hasta esta última temporada ha jugado en el FC Barcelona y a que ahora pasará a formar parte de la Juventus. Con las idas y venidas sobre su "peculiar" boda en París, su romance parece haber eclipsado (¿o es al revés?) una carrera en la moda que va por buen camino. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Joana Sanz

A Joana Sanz le pasó como al César, que llegó, vio, y venció. La modelo de Tenerife aterrizó en Barcelona dispuesto a conquistar las pasarelas, y además de cumplir su propósito, por el camino se llevó el amor de Dani Alves, el jugador brasileño que hasta esta última temporada ha jugado en el FC Barcelona y a que ahora pasará a formar parte de la Juventus.

Con las idas y venidas sobre su "peculiar" boda en París, su romance parece haber eclipsado (¿o es al revés?) una carrera en la moda que va por buen camino.

Hay algo en la normalidad de Nagore Aranburu que enamora. Una naturalidad elegante y refinada, clásica, reposada y sin estridencias que tiene en Xabi Alonso al perfecto compañero. La pareja, con más de 15 años de relación y tres hijos en común, ha permanecido junta allá donde le haya tocado ir al futbolista: Liverpool, Madrid; y ahora Munich. Fichado por Bayern, Xabi Alonso sigue una carrera de éxito en Alemania mientras su mujer, Nagore Aranburu, no desatiende sus negocios en España. © Getty Images

Hay algo en la normalidad de Nagore Aranburu que enamora. Una naturalidad elegante y refinada, clásica, reposada y sin estridencias que tiene en Xabi Alonso al perfecto compañero. La pareja, con más de 15 años de relación y tres hijos en común, ha permanecido junta allá donde le haya tocado ir al futbolista: Liverpool, Madrid; y ahora Munich. Fichado por Bayern, Xabi Alonso sigue una carrera de éxito en Alemania mientras su mujer, Nagore Aranburu, no desatiende sus negocios en España. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Nagore Aranburu

Hay algo en la normalidad de Nagore Aranburu que enamora. Una naturalidad elegante y refinada, clásica, reposada y sin estridencias que tiene en Xabi Alonso al perfecto compañero.

La pareja, con más de 15 años de relación y tres hijos en común, ha permanecido junta allá donde le haya tocado ir al futbolista: Liverpool, Madrid; y ahora Munich. Fichado por Bayern, Xabi Alonso sigue una carrera de éxito en Alemania mientras su mujer, Nagore Aranburu, no desatiende sus negocios en España.

Ambos se conocieron siendo unos niños, y la historia de su amor llega hasta hoy. Tan tímidos el uno como el otro, poco se conoce de su vida privada; solo que son padres de dos hijos –Thiago y Mateo– y mantienen un noviazgo exento de matrimonio (por el momento y que se sepa). Antonella Roccuzzo va afinando poco a poco su estilo, siempre bronceada y ahora con una melena frondosa algo más clara. © Getty Images

Ambos se conocieron siendo unos niños, y la historia de su amor llega hasta hoy. Tan tímidos el uno como el otro, poco se conoce de su vida privada; solo que son padres de dos hijos –Thiago y Mateo– y mantienen un noviazgo exento de matrimonio (por el momento y que se sepa). Antonella Roccuzzo va afinando poco a poco su estilo, siempre bronceada y ahora con una melena frondosa algo más clara. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Antonella Roccuzzo

Ambos se conocieron siendo unos niños, y la historia de su amor llega hasta hoy. Tan tímidos el uno como el otro, poco se conoce de su vida privada; solo que son padres de dos hijos –Thiago y Mateo– y mantienen un noviazgo exento de matrimonio (por el momento y que se sepa).

Antonella Roccuzzo va afinando poco a poco su estilo, siempre bronceada y ahora con una melena frondosa algo más clara.

Daniella Semaan, libanesa de nacimiento y wag (de manual) de profesión, robó el corazón de Cesc Fàbregas hace aproximadamente un lustro. Desde entonces, la pareja ha dado a luz dos retoños: Lía y Capri. La "modelo" cerró un matrimonio con un magnate del capital de inversión también libanés en cuanto conoció al jugador. Ella de 41 y él de 29, parece que la diferencia de edad no se hizo para ellos; un par de enamorados que vive en una constante luna de miel. © Getty Images

Daniella Semaan, libanesa de nacimiento y wag (de manual) de profesión, robó el corazón de Cesc Fàbregas hace aproximadamente un lustro. Desde entonces, la pareja ha dado a luz dos retoños: Lía y Capri. La "modelo" cerró un matrimonio con un magnate del capital de inversión también libanés en cuanto conoció al jugador. Ella de 41 y él de 29, parece que la diferencia de edad no se hizo para ellos; un par de enamorados que vive en una constante luna de miel. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Daniella Semaan

Daniella Semaan, libanesa de nacimiento y wag (de manual) de profesión, robó el corazón de Cesc Fàbregas hace aproximadamente un lustro. Desde entonces, la pareja ha dado a luz dos retoños: Lía y Capri.

La "modelo" cerró un matrimonio con un magnate del capital de inversión también libanés en cuanto conoció al jugador. Ella de 41 y él de 29, parece que la diferencia de edad no se hizo para ellos; un par de enamorados que vive en una constante luna de miel.

Y aquí abrimos un paréntesis, porque Lisa Müller puede pasar por muchas cosas menos por una wag al uso. La alemana monta a caballo desde que era pequeña, toda una jinete que ha competido al más alto nivel; un ejercicio al que se dedica a diario y concienzudamente mientras su marido Thomas Müller entrena en las pistas del Bayern. De Lisa se sabe poco, salvo su pasión confesa por la hípica y que jamás pretende llamar la atención. Es dulce, algo tímida y muy educada cuando tiene que atender a las entrevistas, y a la sombra de la fama de su marido, ella sigue evolucionando en su carrera profesional como jinete. © Getty Images

Y aquí abrimos un paréntesis, porque Lisa Müller puede pasar por muchas cosas menos por una wag al uso. La alemana monta a caballo desde que era pequeña, toda una jinete que ha competido al más alto nivel; un ejercicio al que se dedica a diario y concienzudamente mientras su marido Thomas Müller entrena en las pistas del Bayern. De Lisa se sabe poco, salvo su pasión confesa por la hípica y que jamás pretende llamar la atención. Es dulce, algo tímida y muy educada cuando tiene que atender a las entrevistas, y a la sombra de la fama de su marido, ella sigue evolucionando en su carrera profesional como jinete. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Lisa Müller

Y aquí abrimos un paréntesis, porque Lisa Müller puede pasar por muchas cosas menos por una wag al uso. La alemana monta a caballo desde que era pequeña, toda una jinete que ha competido al más alto nivel; un ejercicio al que se dedica a diario y concienzudamente mientras su marido Thomas Müller entrena en las pistas del Bayern.

De Lisa se sabe poco, salvo su pasión confesa por la hípica y que jamás pretende llamar la atención. Es dulce, algo tímida y muy educada cuando tiene que atender a las entrevistas, y a la sombra de la fama de su marido, ella sigue evolucionando en su carrera profesional como jinete.

Ann-Kathrin es la novia de Mario Gotzë, jugador bávaro en las filas del Bayern de Munich. La chica es guapa –es una obviedad– por lo que empezó una carrera, discreta y poco fecunda, como modelo a los 15 años. Y aunque cuenta con una respetable cartera de marcas que van de Diesel a Maybelline, su verdadera pasión es la música. De hecho, en 2011 sacó su primer single (This is me) y en 2012 el segundo (Body Language). De momento sigue enfocada en la música, y está inmersa en su carrera musical, aunque no ha quedado exenta de escándalo: una sesión de fotos de alto voltaje la ha catapultado a la escena wag internacional. Posando sin ropa y con una mirada abrasadora, Ann-Kathrin ha dirigido todos los focos hacia su persona. © Getty Images

Ann-Kathrin es la novia de Mario Gotzë, jugador bávaro en las filas del Bayern de Munich. La chica es guapa –es una obviedad– por lo que empezó una carrera, discreta y poco fecunda, como modelo a los 15 años. Y aunque cuenta con una respetable cartera de marcas que van de Diesel a Maybelline, su verdadera pasión es la música. De hecho, en 2011 sacó su primer single (This is me) y en 2012 el segundo (Body Language). De momento sigue enfocada en la música, y está inmersa en su carrera musical, aunque no ha quedado exenta de escándalo: una sesión de fotos de alto voltaje la ha catapultado a la escena wag internacional. Posando sin ropa y con una mirada abrasadora, Ann-Kathrin ha dirigido todos los focos hacia su persona. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Ann-Kathrin

Ann-Kathrin es la novia de Mario Gotzë, jugador bávaro en las filas del Bayern de Munich. La chica es guapa –es una obviedad– por lo que empezó una carrera, discreta y poco fecunda, como modelo a los 15 años.

Y aunque cuenta con una respetable cartera de marcas que van de Diesel a Maybelline, su verdadera pasión es la música. De hecho, en 2011 sacó su primer single (This is me) y en 2012 el segundo (Body Language).

De momento sigue enfocada en la música, y está inmersa en su carrera musical, aunque no ha quedado exenta de escándalo: una sesión de fotos de alto voltaje la ha catapultado a la escena wag internacional. Posando sin ropa y con una mirada abrasadora, Ann-Kathrin ha dirigido todos los focos hacia su persona.

Ella es periodista y él futbolista (un tándem que parece que funciona, vaya). Pero es que hay más, porque el paralelismo llega hasta "el beso". Si los españoles sintieron en primera persona el beso de Iker a Sara en la final de la Copa de Suráfrica de 2010, lo mismo sintieron los alemanes en la final de la Copa de Brasil de 2014, cuando tras ganar el trofeo Matt Hummels besó en prime time a su novia Cathy Fischer. Casados ya, y a la espera de retoños, la periodista de Sky Sports y el defensa del Borussia de Dortmund no dan un paso fuera de casa sin ser pasto de los paparazzi. Lo dicho, como los de aquí, pero allí. © Getty Images

Ella es periodista y él futbolista (un tándem que parece que funciona, vaya). Pero es que hay más, porque el paralelismo llega hasta "el beso". Si los españoles sintieron en primera persona el beso de Iker a Sara en la final de la Copa de Suráfrica de 2010, lo mismo sintieron los alemanes en la final de la Copa de Brasil de 2014, cuando tras ganar el trofeo Matt Hummels besó en prime time a su novia Cathy Fischer. Casados ya, y a la espera de retoños, la periodista de Sky Sports y el defensa del Borussia de Dortmund no dan un paso fuera de casa sin ser pasto de los paparazzi. Lo dicho, como los de aquí, pero allí. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Cathy Fischer

Ella es periodista y él futbolista (un tándem que parece que funciona, vaya). Pero es que hay más, porque el paralelismo llega hasta "el beso".

Si los españoles sintieron en primera persona el beso de Iker a Sara en la final de la Copa de Suráfrica de 2010, lo mismo sintieron los alemanes en la final de la Copa de Brasil de 2014, cuando tras ganar el trofeo Matt Hummels besó en prime time a su novia Cathy Fischer.

Casados ya, y a la espera de retoños, la periodista de Sky Sports y el defensa del Borussia de Dortmund no dan un paso fuera de casa sin ser pasto de los paparazzi. Lo dicho, como los de aquí, pero allí.

Por las venas de Abbey Clancy corre el espectáculo; lo de ser la esposa del jugador inglés Peter Crouch solo ha añadido un amplificador mediático. Porque Abbey empezó de niña cantando en una girl band, se lanzó a las pasarelas y a las sesiones de fotos y se estableció como modelo desde el programa Britain's Next Top Model, y de ahí redondeó su carrera como presentadora de televisión. A la chica no le falta detalle, se mueve como pez en el agua por el show bizz y ha hecho de la moda uno de sus grandes aliados, desfilando para Giles Deacon o en portadas para Sports Illustrated. © Getty Images

Por las venas de Abbey Clancy corre el espectáculo; lo de ser la esposa del jugador inglés Peter Crouch solo ha añadido un amplificador mediático. Porque Abbey empezó de niña cantando en una girl band, se lanzó a las pasarelas y a las sesiones de fotos y se estableció como modelo desde el programa Britain's Next Top Model, y de ahí redondeó su carrera como presentadora de televisión. A la chica no le falta detalle, se mueve como pez en el agua por el show bizz y ha hecho de la moda uno de sus grandes aliados, desfilando para Giles Deacon o en portadas para Sports Illustrated. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Abbey Clancy

Por las venas de Abbey Clancy corre el espectáculo; lo de ser la esposa del jugador inglés Peter Crouch solo ha añadido un amplificador mediático. Porque Abbey empezó de niña cantando en una girl band, se lanzó a las pasarelas y a las sesiones de fotos y se estableció como modelo desde el programa Britain's Next Top Model, y de ahí redondeó su carrera como presentadora de televisión.

A la chica no le falta detalle, se mueve como pez en el agua por el show bizz y ha hecho de la moda uno de sus grandes aliados, desfilando para Giles Deacon o en portadas para Sports Illustrated.

La esposa de Sergio Romero, la también argentina Eliana Guercio, se ha visto envuelta por la polémica en más de una ocasión: cuando no son fotos en topless publicadas sin su consentimiento, es por un supuesto triángulo amoroso entre futbolistas que la sitúa a ella en el centro. Pero lo suyo es una verdadera historia de amor, sin complejos ni límites de edad (quince, tiene más ella que él). Para cuando se conocieron, Eliana era una prometedora bailarina que hacía las veces de rr.pp. en una discoteca a la que llegó Sergio Romero. El flechazo entre ambos fue instantáneo y cayó entre sus brazos. Ahora, la despampanante show girl vive muy ajena al ruido mediático, pero cualquier año bisiesto (por aquello del Mundial) es buena ocasión para seguirle la pista. © Getty Images © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. La esposa de Sergio Romero, la también argentina Eliana Guercio, se ha visto envuelta por la polémica en más de una ocasión: cuando no son fotos en topless publicadas sin su consentimiento, es por un supuesto triángulo amoroso entre futbolistas que la sitúa a ella en el centro. Pero lo suyo es una verdadera historia de amor, sin complejos ni límites de edad (quince, tiene más ella que él). Para cuando se conocieron, Eliana era una prometedora bailarina que hacía las veces de rr.pp. en una discoteca a la que llegó Sergio Romero. El flechazo entre ambos fue instantáneo y cayó entre sus brazos. Ahora, la despampanante show girl vive muy ajena al ruido mediático, pero cualquier año bisiesto (por aquello del Mundial) es buena ocasión para seguirle la pista. © Getty Images Eliana Guercio animando a la selección argentina desde la bancada de seguidores de la albiceleste. © Getty Images © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Eliana Guercio animando a la selección argentina desde la bancada de seguidores de la albiceleste. © Getty Images

Eliana Guercio

La esposa de Sergio Romero, la también argentina Eliana Guercio, se ha visto envuelta por la polémica en más de una ocasión: cuando no son fotos en topless publicadas sin su consentimiento, es por un supuesto triángulo amoroso entre futbolistas que la sitúa a ella en el centro.

Pero lo suyo es una verdadera historia de amor, sin complejos ni límites de edad (quince, tiene más ella que él). Para cuando se conocieron, Eliana era una prometedora bailarina que hacía las veces de rr.pp. en una discoteca a la que llegó Sergio Romero.

El flechazo entre ambos fue instantáneo y cayó entre sus brazos. Ahora, la despampanante show girl vive muy ajena al ruido mediático, pero cualquier año bisiesto (por aquello del Mundial) es buena ocasión para seguirle la pista.

MÁS EN MSN

-Laura Brijde, la youtuber holandesa que le 'dio' el oro a Bruno Hortelano

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon