Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El regreso más que esperado de Paul Auster

Logotipo de AR AR 29/08/2017 Pilar Manzanares
Imagen de Paul Auster © Edu Bayer Imagen de Paul Auster

​Siento que me he estado preparando durante toda la vida para escribir esta novela". Así de contundente se muestra Paul Auster, el genial escritor, considerado como uno de los más grandes autores norteamericanos contemporáneos, que tiene en su haber obras maestras tan conocidas como La trilogía de Nueva York.

Tras una prolongada espera sin poder deleitarnos con alguna novela suya, llega la que muchos críticos consideran la joya de su carrera, hasta el momento. Y lo hace precedida de una gran pregunta: "¿Recuerdas el día en que cambió tu vida?". Un reclamo más que justo para una historia generacional sobre el poder del destino que comienza cuando a Isaac Reznikoff, un emigrante bielorruso de Minsk, le cambian el nombre al entrar en EE.UU. por el de Ichabod Ferguson. A partir de ese momento, asistimos a un caleidoscopio de vidas que nos ofrece cuatro reflejos distintos de una misma historia. Sencillamente sublime.

Auster reflexiona entre la urdimbre tejida sobre cuestiones como la duda ante la elección correcta, los caminos que debemos recorrer y la incertidumbre sobre si nos habremos equivocado alguna vez y quizás pudiéramos haber hecho las cosas de otro modo. O quizás no. Un refugio al que acudir cuando necesitamos tomar aire para seguir adelante en el que la humanidad brilla en todo su esplendor.

Su escritura, sencilla, rica y precisa, es una más de las delicias que nos aguardan al abrir la monumental novela, que tiene nada menos que mil páginas. Eso sí, no pesan: enriquecen.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AR

image beaconimage beaconimage beacon