Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El safari se vuelve ecologista

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 10/02/2016 harpersbazaar.es

Al norte de Tailandia, en las tierras del antiguo reino de Lanna, se encuentra el Elephant Nature Park, una reserva en la que se cuidan a paquidermos que han sido rescatados de zoológicos, protegidos tras ser heridos o perseguidos por cazadores en busca de sus colmillos o víctimas de la deforestación. Junto a una de las mayores comunidades budistas de la zona, participar en las actividades como voluntario es posible gracias a acuerdos entre el Parque y diferentes touroperadores, que lo incluyen en circuitos de varias semanas por el país. Allí se aprenden las necesidades diarias de los elefantes y cómo cuidarles para que se recuperen de las heridas. El voluntariado se desarrolla durante una semana, desde 12.000 bahts (305 €). elephantnaturepark.org Foto: Getty Images.

Al norte de Tailandia, en las tierras del antiguo reino de Lanna, se encuentra el Elephant Nature Park, una reserva en la que se cuidan a paquidermos que han sido rescatados de zoológicos, protegidos tras ser heridos o perseguidos por cazadores en busca de sus colmillos o víctimas de la deforestación. Junto a una de las mayores comunidades budistas de la zona, participar en las actividades como voluntario es posible gracias a acuerdos entre el Parque y diferentes touroperadores, que lo incluyen en circuitos de varias semanas por el país. Allí se aprenden las necesidades diarias de los elefantes y cómo cuidarles para que se recuperen de las heridas. El voluntariado se desarrolla durante una semana, desde 12.000 bahts (305 €). elephantnaturepark.org Foto: Getty Images.
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Hace mucho que la imagen clásica del safari en África o Asia en busca de piezas que embalsamar y exhibir como trofeo dejó de tener encanto. Lo que en su día fue símbolo de opulencia y valentía, hoy es un gesto censurado. La mayor conciencia global para respetar a los animales en sus hábitats, especialmente a la fauna protegida y en peligro de extinción, ha ido poco a poco modificando esas aventuras en sabanas y territorios abiertos.

Sin embargo, el amante de la naturaleza ya no se conforma con ser un mero espectador desde un vehículo todoterreno de lo que hacen leones, guepardos o elefantes a una decena de metros, protegidos por los rifles de los guardias forestales del Parque Nacional. Cada vez son más los que quieren aprovechar el largo viaje para interactuar de forma directa con los animales, participar de un proyecto medioambiental o, simplemente, facilitar una educación ‘in situ’ a sus hijos sobre fauna. Un deseo que se cumple gracias a iniciativas como estas siete, en las que aventura, ecología y exotismo se unen a partes iguales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon