Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Emily Ratajkowski nos adelanta el vestido del otoño: el 'smoking dress'

Logotipo de Glamour Glamour 09/08/2017 Glamour

En rosa millennial y con un escote infinito, la modelo nos da la versión más sexy con una inesperada combinación: vestido fluido con chaleco estructurado.

Si hay algo que nos enamora de Emily Ratajkowski es que no le tiene miedo a desafiar los estereotipos de la chica sexy. Esto, sumado a su estilo effortless y minimalista, consigue que soñemos hasta con las prendas más básicas como vaqueros y camiseta blancas. Aunque también está claro que su sensualidad es clave en cada uno de sus looks. La versión 2017 del vestido de imperdibles es una prueba; el bralette de cadenitas, otra de tantas, y el escote underboob con chándal, la penúltima. Y aquí está la última: darle un giro de 180º al rosa millennial para convertirlo en el nuevo color más sexy.

Chaleco + vestido = combinación perfecta. Al menos, si eres Emily. Así lo fue ayer al salir del programa de Jimmy Kimmel. Con un look monocolor de pies a cabeza -en el tono que ha teñido toda la moda este año-, la modelo crea una combinación que lo tiene todo.

Lo femenino se encuentra con lo masculino, y un escote vertiginoso es el detalle que los une. El long vest sobre el vestido crea la ilusión de un vestido estilo smoking. Las siluetas estructuradas se mezclan con los tejidos fluidos para formar una combinación 100% inesperada, pero que conquista por completo.

El toque personal en este look, constante en el estilo de Emily, se suma gracias a los (no) accesorios. Porque, cuando el vestido lo dice todo, ¿quién necesita añadir nada más?

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon