Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Empieza el año en el fin del mundo: viaje a la Antártida

Vanitatis Vanitatis 30/12/2015 Ángeles Castillo

© Externa

Este sería un viaje de la imaginación, al estilo de Julio Verne, si no fuera porque la Antártida es real. Está dentro pero fuera de nuestras fronteras. Nos embarcamos en un crucero de lujo rumbo al continente helado con el ánimo de Verne, pero también con el de Robert Louis Stevenson, para encontrarnos al final en las páginas de 'Moby Dick' y entre ballenas. Los próximos barcos salen el 4 y 16 de enero. ¿Preparado para poner rumbo al fin del mundo?

14 días, 13 noches

Todo es tan blanco que te dolerán los ojos de mirar y su belleza es tal que te resultará épica. La compañía naviera noruega Hurtigruten te propone enrolarte en un itinerario de 14 días de duración con sus 13 noches a bordo del MS Fram en una aventura que habría hecho las delicias del propio Ulises y que será toda una inversión para tus arcas: cuesta 8.397 euros. Claro que te dará múltiples beneficios: llegarás no ya al fin del mundo, Ítaca en los confines, sino a otro mundo. Al sexto continente, el blanco.

Montañas de hielo muy cerca del canal Lemaire © Proporcionado por Glamouratis Montañas de hielo muy cerca del canal Lemaire

Como en un documental de La 2

Atravesarás el pasaje de Drake, entre enormes icebergs y animales salvajes, y descubrirás restos de las grandes expediciones y bases científicas, y, sí, te sentirás dentro de un documental de La 2. No es para menos la majestuosidad del imponente paisaje antártico, el último territorio virgen de la Tierra, donde la naturaleza hace estallar su esplendor. Desde luego, todo es un homenaje a ese pionero que fue Roald Amundsen (1872-1928). Aviso a navegantes: la expedición se realiza con el mínimo impacto medioambiental.

Te sentirás como Roald Amundsen rumbo al Polo Sur © Proporcionado por Glamouratis Te sentirás como Roald Amundsen rumbo al Polo Sur

¿Te imaginas acampar en tierra helada?

Antes de partir tendrás que poner a prueba tu alma aventurera, porque te hará mucha falta. El MS Fram es modernísimo y hasta de lujo, pero lo suyo es un crucero de exploración en una tierra extrema que incluye acampada en pleno paisaje antártico, aunque es opcional. Una excursión que se hace en colaboración con el Instituto Polar de Noruega y está pensada para un máximo de 15 personas, que podrán pasar una noche en tierras heladas, con todo el material necesario, eso por supuesto, saco ultracaliente específico para tierra polar incluido, proporcionado por el MS Fram, que por cierto era el nombre del buque de Amundsen (Fram, que en noruego significa 'adelante').

En el MS Fram te darán todo el material necesario para acampar, empezando por un saco ultracaliente © Proporcionado por Glamouratis En el MS Fram te darán todo el material necesario para acampar, empezando por un saco ultracaliente

De Ushuaia a la Isla Decepción y más

El punto de partida es Buenos Aires y Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y capital de la provincia de la Tierra de Fuego, Antártida e Islas de Tierra del Sur, donde se come la centolla fueguina. Oír este nombre ya es viajar. La ruta sigue por el Pasaje de Drake, el mar de Hoces, que separa el América del Sur de la Antártida, entre el Cabo de Hornos y las islas Shetland, hasta llegar al espectacular paisaje glaciar de la Península Antártica, recalando en la increíble Isla Decepción con su forma de herradura y su volcán activo, y los restos de la antigua estación ballenera de Caleta Balleneros, considerados Patrimonio Histórico de la Antártida.

Pingüinos, acantilados y la Isla Media Luna

Esta vez no podrás poner a descansar la emoción. Te pasará a lo largo del estrecho de Lemaire, donde habita el pingüino de Magallanes, o ante los acantilados majestuosos del laberíntico canal Neumayer. Y nos estamos quedando sin adjetivos antes de llegar adonde solo se puede llegar si el tiempo y el hielo lo permiten: a través del estrecho Antártico camino del golfo Erebus y Terror, la puerta de entrada al mar de Weddell, ya palabras mayores. Para seguir por los estrechos de Bransfield y Gerlache, y desembarcar en lugares tan fascinantes como la Isla Media Luna, paraíso de los pingüinos barbijos, las gaviotas cocineras, el gaviotín ártico y, atención, las ballenas; la bahía Wilhelmina, la isla Cuverville o Bahía Paraíso.

Los pingüinos en medio del paisaje antártico © Proporcionado por Glamouratis Los pingüinos en medio del paisaje antártico

No solo mirar

En kayak, sorteando icebergs © Proporcionado por Glamouratis En kayak, sorteando icebergs

Además de acampar al aire libre en el continente blanco, podrás apuntarte a un tour en kayak doble o individual, a una ruta de senderismo por los glaciares o a un desembarco en naves neumáticas para seguir la pista a los mamíferos marinos. Te acompañarán siempre guías profesionales. Te quedarás como un témpano, pero de la alegría. ¿Estás escuchando ya el ruido que hacen los icebergs al romperse? No te dejes la novela del chileno Luis Sepúlveda 'Mundo del fin del mundo' en casa. Te hará aún más feliz.

Más en MSN:

-Navegando en el fiordo de Milford Sound, la tierra de los elfos y los trolls 

-Descanso espiritual

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon