Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esta Navidad, ahorra cocinando "a medida"

Victor @Solano 10/12/2015


En Navidad cocinamos menús especiales para muchas más personas de las que solemos tener a la mesa el resto del año. Toda la familia se reúne y el mayor temor del anfitrión es que no haya suficiente comida y se queden con hambre. Por esta razón cocinamos y compramos tanta cantidad de comida en estas fiestas que un 25% acaba directamente en el cubo de la basura ¿Cómo evitarlo?

Da igual si somos principiantes o expert@s cociner@s, diseñar un menú de Navidad y calcular las cantidades cuando se cambia el número de comensales es una tarea difícil para todos que suele acabar en un derroche de tiempo y dinero. Para que este año no desperdicies comida te proponemos que sigas la famosa “Regla de la A”… Ajusta, Apunta, Afina, Aprovecha, Acierta y Ahorra.


AJUSTA y APUNTA: Aprovecha que en esta ocasión conoces bien los gustos de los comensales para aunar platos y eliminar del menú al menos un par de recetas. Seguro que tienes la experiencia de otros años en los que algún plato ha sobrado casi entero. Haz memoria y ajusta el menú cuanto puedas. Medita y confecciona cuidadosamente una lista de la compra en la que pondrás solo lo necesario para elaborar los platos que hayas decidido cocinar, consultando previamente las recetas para poder calcular bien las cantidades y el número de platos.

Una vez elegido el menú, llega la hora de ajustar las cantidades. Si sois 8 personas y por ejemplo eliges de único plato principal un pavo, el pavo tiene que ser de 4 Kg.

Si además del pavo, quieres agasajar y cocinar una lubina, el pavo tiene que ser de 2 kg para que no sobre la mitad y así sucesivamente. Con los entrantes, no elijas un entrante por persona, elige 1 para cada dos y en el postre ten en cuenta que con los turrones, mazapanes y otros dulces navideños, que no pueden faltar, ya lo tienes hecho.


AFINA: Una vez en los fogones, destierra la expresión “a ojo” porque te obliga a corregir añadiendo cada vez más cantidades que es precisamente lo que tratamos de evitar. Mejor sigue al pie de la letra la receta, incluso los grandes chefs pesan y miden cuidadosamente las cantidades a la hora de elaborar sus mejores platos. No deben faltar una báscula ni un vaso medidor en la cocina. Aunque si se trata de una urgencia y no dispones de ninguno de ellos, tan solo mirando alrededor podrás encontrar rápidamente la solución… 75gr de harina, 130 de azúcar, 120 de arroz o legumbres, o 65gr de cacao, es lo que se obtiene al usar como medida un recipiente de yogur de los que tod@s tenemos en la nevera. Un tazón de desayuno equivale a 250ml, es decir a un cuarto de litro, un vaso de los que usamos normalmente para beber agua unos 200ml y un vaso de vino 100. Una cuchara contiene 15 ml y una cucharilla 5. No tienes excusa para no afinar este año con las cantidades, en tu cocina tienes todo lo necesario para cocinar como un gran chef y no pasarte con las cantidades Más consejos para ahorrar dinero en Navidad aquí.


APROVECHA, ACIERTA Y AHORRA: No tires nada. Este es el momento en que entra en juego tu imaginación para aprovechar las sobras navideñas. Una ensalada con el pavo que quedó en Nochebuena, unas croquetas con el pescado, haz un guiso de patatas con cordero o una fajitas mejicanas con las sobras de carne de cualquier tipo. Si has seguido fielmente los pasos anteriores, no tendrás que tirar nada a la basura y verás cómo se chupan los dedos sin que tu bolsillo sufra las consecuencias. Brindarán por ti.


Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon