Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esto pasa en tu cara cuando te acuestas sin desmaquillarte (y no mola nada)

Vanitatis Vanitatis 03/02/2016 Berta Mina

Aunque te parezca algo exagerado, conseguir que el sencillo gesto de quitarnos el maquillaje de la cara antes de acostarnos se convierta en un hábito diario resulta complicadísimo para cientos de personas. Similar a aquello de ‘el lunes que viene empiezo a hacer dieta, fijo’, la promesa de cuidar de nuestro rostro para mantenerlo sano, limpio e hidratado es de las menos cumplidas.

En ocasiones nos sentimos demasiado cansados para quitarnos el maquillaje. ‘Por un día no pasa nada’, te dirás, y puede que lleves razón. Pero, más allá de que salgas de la ducha como si te hubieses disfrazado de oso panda y dejes la toalla perdida de máscara de pestañas, cometer el descuido demasiado a menudo pasará una importante factura para tu rostro.

Nuestra piel utiliza las horas de sueño para recuperarse del tute diario de polución a la que la sometemos, y si tenemos algo de maquillaje, aunque solo sea máscara de ojos y BB Cream, le complicamos la tarea. “Durante la noche las células de la piel se regeneran y exfolian, solo con dejarnos una mínima capa de cosméticos se crea una barrera que puede conducir a que se taponen los poros y aparezca acné”, explica en 'Yahoo Health' Mona Gohara, profesora de dermatología de la Universidad de Yale. La experta insiste en que hacerlo una sola noche no se va a traducir en una catástrofe, “pero puede ser un verdadero problema si se convierte en un hábito”.

¿Alguna vez te has visto así al mirarte por la mañana al espejo? © Proporcionado por Glamouratis ¿Alguna vez te has visto así al mirarte por la mañana al espejo?

A medio y largo plazo, no quitarnos el maquillaje se puede traducir en piel deshidratada y flácida, un contorno de ojos oscurecido y apagado, pestañas quebradizas y unos labios resecos. Como limitamos la regeneración celular, la piel pierde hidratación y elasticidad, y se acentúan las arrugas, las líneas de expresión y las manchas. Pero no solo eso. Las pequeñas partículas de maquillaje se van acumulando en nuestro rostro y cuello, y pueden desembocar en que desarrollemos algún tipo de intolerancia a determinados ingredientes químicos,  e incluso a sufrir dermatitis y alergias, que se traducirán en una piel escamada, ultrasensible y plagada de rojeces y manchas cutáneas.

30 días sin quitarte el maquillaje: las consecuencias

Una buena limpieza con desmaquillante nos deja libres de infecciones, dermatitis e inflamaciones de la piel como el acné (si no cuidas a diario de tu rostro, ya te habrás dado cuenta de que lo de 'juvenil' es un decir). Según demostró una investigación realizada por el diario británico 'The Daily Mail', el 30% de las mujeres no se quitan el maquillaje antes de irse a dormir al menos dos veces a la semana, y el exceso de cosméticos en la piel durante la noche puede causar manchas, piel seca y pestañas quebradizas.

Anna Pursglove, antes y después de su mes de abstemia desmaquillante © Proporcionado por Glamouratis Anna Pursglove, antes y después de su mes de abstemia desmaquillante

Para demostrar la veracidad de sus advertencias, Anna Pursglove, una reportera del periódico, estuvo un mes sin desmaquillarse. Los resultados fueron impresionantes: su cutis estaba un 20% más reseco, los poros se dilataron y la piel de su cara había envejecido 10 años. Y todo como consecuencia del lápiz de ojos, rímel y pintalabios que se habían acumulado en su rostro durante 30 días.

Siete increíbles beneficios que te estás perdiendo

No es broma. Esto es lo que conseguirás en tu piel si la cuidas retirando cada noche el maquillaje:

Piel limpia y oxigenada. Además de los restos de cosméticos, al lavarnos retiramos todos los contaminantes y células muertas que se han podido acumular en la piel durante el día. Al limpiarla dejamos el rostro completamente al descubierto y facilitamos su oxigenación natural.

Evita el acné. La limpieza facial evita que se obstruyan los poros y te salgan esos inesperados y nunca bienvenidos granitos y puntos negros.

Rostro luminoso. Eliminando todos los residuos, la piel es capaz de nutrirse adecuadamente de los ingredientes saludables de los productos faciales que usas a diario, luciendo fresca y luminosa. Recuerda: nunca te pongas cremas sin haberte lavado previamente la piel.

Previene el envejecimiento de la piel. Está demostrado: por cada día que no nos desmaquillamos nuestra piel envejece cinco días. Para muestra, la cara que se le quedó a Pursglove. Mantenerla limpia la conservará joven, lisa y suave.

Labios turgentes e hidratados. Y sin pasar por quirófano. Evita que se resequen y agrieten por culpa de los restos de pintalabios que, aunque a simple vista son imperceptibles, están acabando con la tersura e hidratación natural de tus labios.

Corrige las ojeras. El maquillaje de ojos es uno de los más complicados de retirar. Pero si lo haces con calma y a conciencia, eliminarás los pequeños restos que se acumulan y que oscurecen tu contorno de ojos.

Pestañas de ensueño. El apelmazamiento de restos de máscara de pestañas hace que se deshidraten y se vuelven más débiles y finas. Evita que se rompan y se caigan retirando todo el producto antes de acostarte. ¡Tu mirada se volverá irresistible!

Que no te venza la pereza © Proporcionado por Glamouratis Que no te venza la pereza

Además de insistir en los beneficios de mantener nuestra piel libre de cualquier tipo de cosmético durante un día a la semana, la mayoría de los expertos en dermatología recomiendan utilizar toallitas desmaquillantes especiales para nuestro tipo de piel, y limpiar nuestra cara, cuello y escote dos veces al día (antes de acostarnos y por la mañana para eliminar las impurezas acumuladas durante la noche).

Claro que con un poco de agua y jabón será suficiente, así que basta de excusas.

Si quieres hacerlo para que ‘tu aspecto externo no sea demasiado vulgar’, fenomenal, pero acuérdate del ritual nocturno. No dejes que la pereza se refleje en tu rostro y cuida de tu piel de una vez por todas. ¡Notarás lo beneficios en pocos días!

© Externa

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon