Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guía definitiva para una mirada joven

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 18/01/2016 harpersbazaar.es

Las bolsas suponen un problema circulatorio linfático, marcado principalmente por la genética. Pero nuestro estilo de vida tiene mucho que ver también. El estrés o el exceso de sal en nuestra dieta son factores que favorecen la mala circulación y las consecuentes bolsas. Las ojeras, por otro lado, están relacionadas con la pigmentación, cuando son marrones y con una mala circulación sanguínea (en la zona) cuando hablamos de las azuladas. Y es que, aunque es imposible prevenir la aparición de bolsas y ojeras, podemos tomar medidas para que su impacto sea mínimo. Dormir entre 7 y 8 horas diarias es fundamental, pero emplea una almohada un poco más alta para mejorar la circulación. También es conveniente dejar a un lado el alcohol, que favorece la deshidratación y acentúa su aspecto.

Las bolsas suponen un problema circulatorio linfático, marcado principalmente por la genética. Pero nuestro estilo de vida tiene mucho que ver también. El estrés o el exceso de sal en nuestra dieta son factores que favorecen la mala circulación y las consecuentes bolsas. Las ojeras, por otro lado, están relacionadas con la pigmentación, cuando son marrones y con una mala circulación sanguínea (en la zona) cuando hablamos de las azuladas. Y es que, aunque es imposible prevenir la aparición de bolsas y ojeras, podemos tomar medidas para que su impacto sea mínimo. Dormir entre 7 y 8 horas diarias es fundamental, pero emplea una almohada un poco más alta para mejorar la circulación. También es conveniente dejar a un lado el alcohol, que favorece la deshidratación y acentúa su aspecto.
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

El contorno de ojos es una de las primeras preocupaciones a las que nos enfrentamos cuando empezamos a envejecer, y es que la piel de esta zona es tan fina y delicada que es la primera en la que se empiezan a notar los signos de la edad. Y no solo nos preocupan las arruguitas que inevitablemente se van formando, debido sobre todo a nuestra gestualidad; las ojeras, marrones y moradas, o la hinchazón son otros factores que pueden darnos un aspecto fatigado y echarnos años encima.

Por ello, hemos elaborado esta guía de cuidados que abarca prevención, tratamiento y trucos de maquillaje para que luzcas de nuevo una mirada más fresca y más joven.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon