Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guerra al sudor (y al mal olor): cuatro tratamientos, desde el desodorante al bótox

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 09/05/2016 Amor Sáez

'Huele a sudor'. Decimos esta frase y nos equivocamos, porque, en realidad, el sudor es una reacción física que no huele ni bien ni mal. El problema llega cuando se deja que permanezca largo tiempo sobre la piel, dando carta blanca a las bacterias para que lo descompongan y emitan ese característico olor que solemos identificar con falta de higiene. 

Según el Primer Estudio sobre las Percepciones de los Olores en España, elaborado por Rexona, el 73% de los españoles asegura que el olor a sudor es el más desagradable, por delante del olor a cañería atascada, comida en mal estado o el humo de los vehículos. Y los lugares que peor nos huelen serían, por este orden: donde hay una multitud de personas esperando y el autobús en hora punta (por el olor a 'humanidad'), un bar a la hora de comer (por el olor a fritanga), sin olvidar el gimnasio. Además, a un 86% nos preocupa nuestro propio olor corporal, especialmente cuando hace calor y, sobre todo, cuando estamos acompañados (por lo que puedan pensar los demás…)

Desodorante

El primer paso, higiene y desodorante © Proporcionado por Glamouratis El primer paso, higiene y desodorante

El primer paso para combatir el sudor es una correcta higiene diaria y el uso de desodorante tras la ducha. Rexona Antiolor Bacteriano (2,49 €) contiene activos antitranspirantes que previenen la formación del sudor y del mal olor bacteriano ayudando a mantener la piel seca en cualquier situación del día. Esta nueva variedad incorpora la tecnología MotionSense, una fórmula que se activa con el movimiento liberando así microcápsulas de fragancia que ofrecen la máxima protección cuando más lo necesitas. Además, su fragancia cítrica aporta una sensación extra de frescor y una protección eficaz contra el olor y la humedad hasta 48 horas. Cuando esto no es suficiente hay que buscar soluciones más 'drásticas'.

Tratamiento con bótox 

Con la toxina botulínica se realizan pequeños pinchazos en la piel para bloquear la acción de las terminaciones nerviosas responsables de la producción de sudor de las glándulas ecrinas. Los pinchazos se espacian entre 1 y 2 cm en el área afectada. En las axilas es prácticamente indoloro y puede suponer entre 5 y 10 pinchazos, pero en las palmas de las manos y plantas de los pies es más molesto, por eso se aplica una hora antes una crema anestésica. Necesita entre 20 y 50 pinchazos, y la sesión dura entre 15 y 30 minutos. 

Resultados. Reduce en más del 83% la sudoración al cabo de una semana de realizar el tratamiento. Los resultados duran entre 4 y 9 meses, pasado este tiempo hay que repetir el tratamiento, aunque cada vez se suda menos. Es decir, los efectos son acumulativos

Precio. Alrededor de 600 €/axilas y 900 €/palmas y plantas. 

¿Dónde? Dr. Ramón Vila-Rovira (Barcelona, tel. 933 93 31 28). Dra. Virtudes Ruíz (Lorca, Murcia, tel. 966 44 42 82).  

Gel de efecto inmediato

Dry Set, de Skin Clinic © Proporcionado por Glamouratis Dry Set, de Skin Clinic

A la espera de que llegue a las consultas de los dermatólogos la tóxina botulínica en pomada para la hiperhidrosis, ha nacido una crema llamada Dry Set, de SkinClinic, que es un gel transparente de efecto inmediato que previene la humedad en las manos. Es un cosmético formulado sin magnesio ni aluminio para no resecar ni irritar la dermis.

Además, mejora el agarre durante la práctica de deportes de raqueta, como el tenis, el bádminton o el pádel. Se aconseja aplicarlo directamente sobre la palma de las manos tantas veces al día como sea necesario. Tan solo hay que dosificar la cantidad adecuada sobre la mano, frotar las palmas y dejar secar unos segundos. 

Precio: 9 €. ¿Dónde? SkinClinic Shop.

Miradry

Es un equipo cuyo cabezal emite microondas controladas que eliminan de forma definitiva las glándulas sudoríparas causantes del sudor en la axila. En ocasiones, la piel queda algo enrojecida después del tratamiento y hay una leve inflamación y ligero dolor, pero permite la incorporación inmediata a la vida social. Son necesarias dos sesiones, espaciadas tres meses una de la otra. 

Resultados. Reduce el sudor de la axila en más de un 80%, las glándulas no vuelven a aparecer una vez eliminadas y no hay un efecto de sudoración compensatoria después.   

Precio. Desde 1.800 €. 

¿Dónde? Clínica Dermatológica Internacional (Madrid, tel. 914 44 97 97). 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon