Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hoteles en mitad de la nada donde evadirse sin salir de España

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 16/11/2016 harpersbazaar.es

No todas las casas rurales españolas pueden presumir de haber sido recomendadas por The New York Times, pero eso mismo es lo que hace Casa Josephine, que ha sabido unir lo mejor del diseño y de la tierra en una casona de finales del siglo XIX. Allí, como buenos riojanos, se aprecia el buen vino (tienen su propia etiqueta y lo venden), pero también la decoración. Crean tiendas efímeras y sus estancias son dignas de revista (de hecho, ya han posado en varias). Está en Sorzano, un pueblo de 240 habitantes a 17 km. de Logroño. Desde 30 €/noche.

No todas las casas rurales españolas pueden presumir de haber sido recomendadas por The New York Times, pero eso mismo es lo que hace Casa Josephine, que ha sabido unir lo mejor del diseño y de la tierra en una casona de finales del siglo XIX. Allí, como buenos riojanos, se aprecia el buen vino (tienen su propia etiqueta y lo venden), pero también la decoración. Crean tiendas efímeras y sus estancias son dignas de revista (de hecho, ya han posado en varias). Está en Sorzano, un pueblo de 240 habitantes a 17 km. de Logroño. Desde 30 €/noche.
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Una de las bondades del turismo rural es la tranquilidad que, casi con total seguridad, tendremos durante los días que nos escapemos. Da igual que sea a lo alto de una montaña, en una cala perdida frente al mar o en medio de un valle rodeados de pastos, bosques y varios rebaños como vecinos; si queremos encontrar un lugar perdido y encantador, lo tendremos a apenas un par de horas de distancia de nuestra caótica y, seguro, mucho más bulliciosa vida.

Afortunadamente, hace mucho que la oferta en escapadas a mitad de la nada dejó de ser sinónimo de agreste. El diseño de última tendencia también se ha hecho hueco en muchos hoteles de montaña, casas rurales con encanto y pequeñas posadas en las que, además de quietud, podremos gozar de un marco de belleza sin igual. Perfecto para un par de fotos memorables en nuestras redes sociales y, también, para soñar con volver durante el resto del año.

Estos son los rincones en los que merece la pena evadirse durante al menos un par de días.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon