Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La última locura de la belleza es perfumar los genitales

Vanitatis Vanitatis 10/01/2016 Vicky Vera

Sí, es cierto. Todo es idea de Gilad Gome y Austen Heinz, dos 'biohackers' que acaban de lanzar una campaña de 'crowdfunding' en la que buscan apoyo económico para poner en práctica una idea que, en su opinión, va a 'liberar' (nótense las comillas) a las mujeres: un producto para perfumar los genitales femeninos, todo 100% natural.

© Proporcionado por Glamouratis

¿El nombre? Sweet Peach. No solo otorga a la vagina un aroma a melocotón, sino que promete prevenir las posibles infecciones que a veces causa la flora vaginal. Más allá de lo beneficioso o no del producto, lo que ha llamado la atención es la estrategia de marketing de estos dos emprendedores. Según ellos, tenemos que lanzarnos a utilizar Sweet Peach porque “todos tus olores no son humanos, sino que han sido producidos por criaturas que viven en ti. Creemos que conocer tu propio código y el de las cosas que viven en tu interior es un derecho humano fundamental. Algo necesario para reescribir ese código y personalizarlo”.

© Proporcionado por Glamouratis

Vamos, un 'hackea tu cuerpo para que sea como a ti te guste'. En principio no es una mala premisa: lo que de verdad ha levantado ampollas en muchos colectivos femeninos ha sido el planteamiento que reside detrás de estas palabras. Se repite un mensaje muy manido y muy criticado que viene a decir que la naturaleza de las mujeres es sucia e imperfecta y que tenemos que cambiarla. Otra de las quejas es la poca autocrítica que se hacen estos 'biohackers', ya que a ellos precisamente no les “huele el pito a canela”, como diría Nacho Vigalondo, y sin embargo no tienen pensado ningún proyecto para cambiar el olor de los genitales masculinos. Se produce así una curiosa paradoja: se pretende comercializar un producto pensado para hombres que deben usar las mujeres.

© Proporcionado por Glamouratis

Tal ha sido el rechazo y las quejas producidas que la plataforma Kickstarter ha suspendido su proyecto. Aún así, estos emprendedores tienen muy claro que su idea tendrá una buena acogida de público y, por lo tanto, un gran futuro comercial. ¿Convencerá Sweet Peach a los inversores y, más importante aún, convencerá a la clientela femenina?

© Proporcionado por Glamouratis

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon