Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La huella que dejan los besos más intensos (y oscuros)

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 11/10/2016

Con la temporada de lleno en el calendario y la tendencia ya en la calle, la it girl neoyorquina Olivia Palermo no ha podido esperar a lucir los labios más intensos. A las puertas del desfile de Dior –una de las casas que ha apostado fuerte por los labiales tenebrosos– se cerraba el círculo. © Getty Images

Con la temporada de lleno en el calendario y la tendencia ya en la calle, la it girl neoyorquina Olivia Palermo no ha podido esperar a lucir los labios más intensos. A las puertas del desfile de Dior –una de las casas que ha apostado fuerte por los labiales tenebrosos– se cerraba el círculo. © Getty Images
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Los has visto en las últimas galas del Met por obra y gracia de las perchas que más crédito tienen –y más rédito le sacan– a un evento de tanto relumbrón. Flashes y focos apuntando en una misma dirección: los labios de Taylor Swift, Katy Perry o Poppy Delevingne. Justo un año antes lo hicieron hacia los de Lily Aldridge y Adriana Lima.

Y otro antes a los de Beyoncé y Selena Gómez. Y siempre con el factor común tenebroso, nocturno y profundo de unos tonos oscuros que ponen el gótico en el punto de mira pero exento de su aire zarrapastroso, más bien envuelto en una sofisticación que le es ajena, como con ecos del estilo flapper de los años 20, con boquita de piñón pintada muy sucinta y muy bien perfilada.

El berenjena, el violeta, el cereza o el borgoña eran hasta ahora los tonos más comunes –y jugosos– al apostarlo todo a lo oscuro, pero la temporada trae novedades y se suman marrones chocolate, azules tan intensos como los arándanos o negros tan potentes como las moras; así lo han pregonado Marc Jacobs, Dior, Louis Vuitton, Bottega Veneta o Max Mara. Sin duda una tendencia deliciosa, de las que apetece morder.

En la imagen de apertura, Hedvig Palm fotografiada por Félix Valiente. Estilismo de Beatriz Moreno de la Cova.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon