Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La interpretación de Ricky Martin en 'American Crime Story' ha conseguido cabrear al exnovio de Gianni Versace

Logotipo de Glamour Glamour 01/08/2017 Glamour

"Su imagen agarrando el cuerpo entre sus brazos es ridícula”, ha dicho Antonio D'Amico después de ver las imágenes.

El 15 de julio de 1997, los diseñadores Gianni Versace y Antonio D’Amico madrugaron y se dispusieron a disfrutar de uno de los mayores placeres del día: desayunar tranquilamente y en compañía. Mientras su pareja lo esperaba tomando un café en el porche, Versace salió a comprar el periódico a un café cercano, del que nunca volvería.

Antes de las nueve de la mañana, D'Amico -con el que llevaba saliendo 15 años- escuchó los disparos que después certificarían su muerte. “Sentí como si mi sangre se convirtiese en hielo”, reveló al periódico británico The Guardian. Entonces corrió hacia las escaleras de la mansión, la Casa Casuarina, junto a su mayordomo y se encontró a su pareja tirada en el suelo y rodeada de sangre. “En ese momento, todo se volvió negro. Me apartaron, no vi nada más”, prosigue.

En la ficción, el cantante Ricky Martin interpreta a Antonio D’Amico, en una nueva entrega de la serie American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace. Y han sido las imágenes de la grabación, las que han conseguido que su pareja conceda una entrevista a la prensa veinte años después del trágico suceso.

Lo que más ha airado a D’Amico es la imagen de Martin agarrando a su amado, como si fuese la mismísima Piedad, de Miguel Ángel, con Jesús después de la crucifixión. “La imagen de Ricky Martin sosteniendo el cuerpo entre sus brazos es ridícula. Quizás es una licencia poética del director, pero así no fue como reaccioné yo”, sentenció el implicado.

1 © Proporcionado por Glamour 1

Su asesino de 27 años, Andrew Cunanan, acabó suicidándose varios días después, lo que ha derivado en una continua especulación desde entonces: se ha sugerido que el diseñador podría formar parte de la mafia o que habría tenido un affaire con su asesino. “Se ha escrito y se han dicho muchas cosas sobre el asesinato, y se han hecho cientos de suposiciones, pero no ha habido ni una pizca de realidad”.

En otra escena de la ficción, Versace se desespera al enterarse de que los paparazzi los han pillado en la playa juntos. Pero D’Amico asegura que esa representación de los hechos tampoco es certera. “Nosotros vivíamos como una pareja al uso, nunca hubo ningún problema. Él nunca intentó esconder cómo era”.

Después de aquello, D’Amico cayó en una depresión. Se alejó sin contemplaciones del mundo de la farándula y evitó los conflictos monetarios con Donatella Versace -a la que interpreta Penélope Cruz en la serie-. Para ello, aceptó quedarse con una pequeña fracción de todo el imperio.

Después de una década, el diseñador logró volver a enamorarse y relanzar su carrera en el mundo textil. Pero, a pesar de su necesidad de mirar al futuro, D’Amico no puede olvidar lo que vivió junto a Versace. “Sinceramente, después de dos décadas, sé que siempre estaré conectado con Gianni porque ha sido una persona a la que quise más de 15 años”. Por si quedaba alguna duda, D’Amico no verá la serie el próximo año. A pesar de los esfuerzos interpretativos de Ricky Martin.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon