Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La prenda sin la que cualquier maleta de verano está mal hecha o incompleta

Logotipo de Glamour Glamour 31/07/2017 Glamour

Y que cuanto más desgastada, más historias nos recuerda y más nos damos cuenta de que no podemos vivir sin ella.

Durante tu adolescencia, no te separaste de ella. Es normal que tengas más de una. Si se te olvida, la echas de menos siempre. Aunque puedas conseguirla en muchos colores, tu favorito es el azul original. Te has probado 1.001 hasta dar con la que mejor te queda, sin importarte lo más mínimo. Rebaja seriedad a tu look más arreglado y puede tener su lugar, incluso, en el capazo de la playa.

 

Una publicación compartida de Bella Hadid (@bellahadid) el 30 de Jul de 2017 a la(s) 12:25 PDT

¿De quién estamos hablando? Sí, decimos quién y no qué porque está tan integrada en nuestras vidas que probablemente le hayamos puesto hasta nombre. No podemos vivir sin ella y tenemos un montón de razones para justificarnos y reivindicar su sitio (además de en la primera percha de tu armario) en tu maleta de vacaciones. Sí, la cazadora vaquera se ha ganado su hueco por derecho propio.

1. Admite cualquier tendencia de temporada, por improbable que sea.

Las hemos visto repletas de eyelets, de parches, inundadas de rotos (hasta el límite de que podías confundirte a la hora de ponértela y sacar el brazo por donde no tocaba), reducidas a la mínima expresión, de manga corta, oversized,…

Este verano no podía faltar su versión de volantes, y la de Dulceida es tan mona que estamos pensando pedírsela prestada.

 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el 23 de Jul de 2017 a la(s) 12:00 PDT

2. Si te la compras una talla más grande, tampoco pasa nada.

De hecho, se enrollan los puños o se suben las mangas y la coolitud sube enteros. Después de que en los locos 2000 fueran tan cortas que dejaban la zona de los riñones al descubierto, la moda oversized se instaló en nuestras vidas… para hacer el bien. 

 

Una publicación compartida de Nina Urgell Cloquell (@ninauc) el 29 de Jun de 2017 a la(s) 11:25 PDT

Tampoco nos ha pasado desapercibida la (otra) gran tendencia del look de Nina Urgell. Si ella practica el denim sobre denim... y nada más, las imágenes de Emily Ratajkowski prescindiendo de camiseta se convirtieron en virales a la velocidad de la luz. Lo que nos lleva a…

3. Desde 2017, no es imprescindible llevar algo debajo.

Es más: después de una temporada en que combinar dos prendas vaqueras estuviera tan mal visto como los calcetines de deporte blancos fuera del gimnasio, llegó Chloé con su colección de Otoño 2015, volvió a poner esta mezcla en el circuito fashion y ahora parece ser que nos gusta tanto que no queremos llevar nada más. De una forma bastante literal.

 

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el 30 de Jun de 2017 a la(s) 9:18 PDT

4. El denim sobre denim vuelve a practicarse incluso con dos tonos de vaquero diferentes.

La cazadora vaquera negra es otro básico que podría competir con el tono azul original. Sin embargo, ya no nos podemos imaginar este look tanBeverly Hills 90210 con otra prenda exterior que no sea esta.

5. Debe tener su hueco en el bolso de la playa.

Tanto si veraneas en el sur y te quedas a ver el atardecer en las playas de Cádiz, como si veraneas en el Norte (y no hace falta que nadie te cuente cómo son de sorprendentes allí los veranos), la cazadora vaquera te salva de más de una puesta de sol incómoda. Espera, ¿atardecer incómodo en la playa? No-queremos-eso.

 

Una publicación compartida de JULIE SARIÑANA (@sincerelyjules) el 22 de Jul de 2017 a la(s) 10:21 PDT

6. Puedes (y debes) personalizarla tanto como quieras.

Bordar tu nombre en la espalda, pornerle parches, chapas, pins, cambiarle el cuello… Es tu cazadora y no debería haber otra igual.

 

Una publicación compartida de Belen Hostalet (@belenhostalet) el 18 de Abr de 2017 a la(s) 1:20 PDT

7. Aguanta muchos años y muchos nudos alrededor de tu cintura.

Pocas prendas hay tan agradecidas como una cazadora vaquera. Y seguro que te pasa lo mismo que a nosotras: cuanto más desgastada, más historias nos recuerda y más la queremos.

8. No te vamos a decir que te la lleves como prenda de abrigo a una boda, pero sí que reutilices tus vestidos de fiesta con una cazadora vaquera.

Porque estamos hartas de que haya prendas que languidecen en el armario por no saber cómo darles una segunda vida; y porque, concretamente, el encaje color beige y el vaquero (y Minnie Mouse) deberían ser inseparables desde que aquella colección de la desaparecida D&G, nos descubrió uno de los dúos más perfectos del universo fashion.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon