Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las claves para luchar contra los efectos de la contaminación en tu piel

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 22/02/2017 Vanitatis

La contaminación no solo te afecta si tienes matrícula impar o debes circular a 70 km/hora por la carretera. Si vives en una gran ciudad estarás harta de oír a expertos alertando de los riesgos que provoca la polución en nuestra salud. Pero, además, los problemas que cada vez cobran más importancia son los relacionados con el daño en la piel.

El rostro es, probablemente, la parte más afectada puesto que siempre está expuesta y sufre mucho más de lo que imaginas. Las partículas de monóxido de carbono, óxido de nitrógeno o dióxido de azufre son hasta 20 veces más pequeñas que el tamaño de tus poros, así que es prácticamente imposible que no penetren en la piel y campen a sus anchas en tu cutis.

Los consecuencias más graves que puedes sufrir son envejecimiento prematuro, deshidratación, acné, irritación e incluso alergias. Salvo que cambies de vida y te mudes al campo lejos de la nube de polución no vas a poder huir de estos problemas. Sin embargo, si sigues nuestros consejos podrás minimizar sus efectos y lucir una piel radiante.

Limpiar, limpiar y limpiar

© Proporcionado por Glamouratis

¿Después de lo que te hemos contado sigues pensando que aunque no te maquilles no tienes que limpiar tu rostro por la noche? Que tienes que desmaquillarte cada noche es algo que has oído hasta la saciedad, pero además estarás ayudando a eliminar cualquier resto de contaminación en tu piel y conseguirás dejarla respirar mientras duermes: un básico.

Purificar

© Proporcionado por Glamouratis

Además de limpiar necesitarás un complemento para que la piel no solo esté limpia, sino purificada y reluciente. Para ello no hay nada mejor que exfoliarla con regularidad (entre una y dos veces por semana dependiendo de tu tipo de piel) y utilizar una mascarilla. Entre otras, la nueva gama de Mascarillas con Arcillas Puras de L’Oréal son perfectas para desintoxicar tu piel y también podrás combinarlas entre sí en función de las necesidades de cada momento o de tu tipo de piel. Tienes tres opciones:

- La mascarilla Efecto Detox de arcillas puras con carbón: te proporcionará una limpieza en profundidad, atrapando las impurezas y la suciedad como un imán, iluminando tu piel.- La mascarilla Purificante de arcillas puras con eucalipto: es perfecta para las pieles más grasas porque elimina el exceso de sebo y tiene acción matificante y purificante.- La mascarilla Exfoliante de arcillas puras con alga roja: su efecto exfoliante deja tu piel más suave y ayuda a reducir los poros.

Hidratar en profundidad

Si uno de los efectos de la contaminación es la deshidratación, la crema será un básico para cuidar tu piel. Elige una siempre adecuada para tu tipo de piel y tus necesidades; no es lo mismo una piel sensible que una grasa, pero todas pueden sufrir este problema.

Si además cuentan con agentes antioxidantes te ayudarán a prevenir el envejecimiento prematuro. Además la crema debe contar siempre con factor de protección solar, sea verano o invierno. Adapta la protección a la temporada y a la actividad que vayas a realizar.

Vida saludable

© Proporcionado por Glamouratis

Para lucir radiante es básico cuidar tu piel por fuera y por dentro. Seguro que te suenan, pero las principales pautas que debes tener en cuenta son: seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras (los antioxidantes te darán un plus), beber mucha agua para mantenerse bien hidratado y no fumar.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon