Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 'trolls' de Andrea Janeiro son los que están equivocados con sus comentarios, no ella celebrando su 18º cumpleaños

Logotipo de Glamour Glamour 24/07/2017 Glamour
Belén Esteban Andrea Janeiro © Gtres Belén Esteban Andrea Janeiro

El bullying es bullying aunque la víctima sea conocida. Y SIEMPRE es inadmisible.

En el siglo XXI cualquiera que tenga una cuenta en las redes sociales se expone al trolleo. De Rihanna a tu primo a ese desconocido que va por la calle, en el momento en el cual la privacidad de tu social network permite que otros vean tus acciones e imágenes pueden surgir trolls dispuestos a expresar -anónimamente o no- de la manera más dolorosa lo que piensan de ti. Y eso le ha sucedido a Andrea Janeiro, la neocelebrity (aunque ya era famosa incluso antes de nacer) que se ha estrenado en la mayoría de edad y cuyo rostro se desveló a los medios como adulta la semana pasada. Su madre, Belén Esteban, celebró una gran fiesta para ella en Kapital con todos sus amigos, una suerte de 'puesta de largo' que se siguió con más atención que una boda real en medios escritos, digitales y redes sociales. Y, por supuesto, los trolls no han tardado en aparecer.

No vamos a reproducir los cientos de comentarios que se han leído respecto a una adolescente que simplemente ha celebrado su fiesta de una manera muy pública. Sí, nada extraño para ella que viene de una familia extremadamente mediática. ¿Por qué no le iba a apetecer hacer una 'salida del armario' en el mundo de las exclusivas cuando ya había alcanzado la edad para hacerlo? Su primera portada, además, fue trending topic durante horas. Sin embargo, los comentarios hirientes y ofensivos empañaron su debut. Hasta el punto de que su madre ha puesto en manos de la policía lo que es un claro caso de bullying.

El ciberacoso es un delito. E insultar a una chica haciendo referencias tan crueles como las que hemos leído es un delito.

 

Baby Love

Una publicación compartida de @cf_andreajaneiro el 13 de Mar de 2016 a la(s) 2:55 PDT

Famosos y anónimos han salido en defensa de Andrea. Y, desde Glamour, queremos hacer lo propio. Nadie merece ser sometido al acoso virtual que ha vivido esta chica a pesar de haberse lanzado a la vida pública. El argumento de que la culpa es de ella por exhibirse ante los medios tiene la misma validez que decir que una mujere merece sufrir acoso sexual por llevar ropa sexy. No, Andrea, no puede ser insultada por querer ser famosa, como ninguna otra persona, conocida o no.

Algún problema subyace en una sociedad cuando un montón de acosadores se ceban de una manera tan flagrante con una joven de 18 años. Y que, encima, se jalean entre sí. Por suerte, la ley puede actuar en su contra y, por supuesto, el resto de internautas que son conscientes de dónde están los límites entre el ciberacoso y la libertad de expresión.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon