Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madrid, Londres o París: estos son los locales de moda con encanto 'retro-chic'

Vanitatis Vanitatis 08/04/2016 Juanjo Madrigal

Las capitales más señeras del continente europeo reciben la nueva estación en clave cosmopolita. Bares, restaurantes o coctelerías cuya decoración sucumbe al encanto de lo retro. Donde lo ‘vintage’ es un plus y el público ‘hipster’ se torna imprescindible. Locales con apariencia ‘high class’ propia de décadas pasadas donde la estética lo es todo. 

Son estéticos e inconfundiblemente vibrantes: lugares donde hormigón, mármol y azulejo se convierten en las reglas decorativas de unos espacios donde hasta el mismísimo Don Draper –protagonista de la serie ‘Mad Men’– se sentiría como en casa. Eso sí, también suman enteros gracias a su ubicación: no renuncian al espíritu urbanita ni a contar con localizaciones privilegiadas. Estos son los cuatro rincones que no sucumbirán al temido ‘old fashioned’ (pasado de moda).

1. Campiña madrileña

Terciopelos rojos mezclados con turquesas; barras revestidas con azulejos, mármol y madera. Las características del ‘lounge bar’ del hotel H10 Villa de la Reina pasan por pequeños rincones decorados como si de una casa de campo en la campiña británica se tratara. Como contrapunto, espejos en los techos para brindar a quienes los observan sugerentes juegos visuales y grandes maceteros de barro que contienen plantas de estética tropical. 

© Proporcionado por Glamouratis

El interiorista Lázaro Rosa-Violán ha sido el encargado de dotar de personalidad este y otros muchos espacios de este hotel situado en el número 22 de la calle Gran Vía. Las lámparas de hierro forjado contrastan a la perfección con las columnas de piedra que sustentan este célebre edificio para arrojar luz sobre esas pequeñas zonas destinadas a la lectura. 

Imagen del interior del restaurante Las Infantas del hotel H10 Villa de la Reina (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Imagen del interior del restaurante Las Infantas del hotel H10 Villa de la Reina (Foto: Cortesía)

El contrapunto estético a la barra de cócteles del bar de la Villa llega de la mano de su restaurante. Un lugar donde la inspiración viene con paredes alicatadas con azulejos oscuros,suelo hidráulico y alacenas en tonos claros. El restaurante Las Infantas ofrece comidas y cenas privadas para grupos donde el deleite reside en disfrutar de la cuidada cocina del hotel. 

2. Buscando el norte ('cool')

El (estilo) nórdico más auténtico reside en Lidkoeb. El último templo danés del ‘afterwork’ al que acuden oriundos y visitantes. Un local dividido en tres ambientes destinados a tres tipos de público diferente: los amantes del café, de un buen cóctel o aquellos que han convertido el whisky en su particular elixir para combatir el frío de las noches kobmendenses. 

A medio camino entre un ‘loft’ neoyorquino y el aspecto rústico de una casa de campo, en este local conviven con gracia diferentes estilos y piezas decorativas. La mezcla de grises y naranjas en paredes y mobiliario resultan el contrapunto perfecto a un lugar donde la música surge de un vinilo. 

Imagen de uno de los espacios del Lidkoeb (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Imagen de uno de los espacios del Lidkoeb (Foto: Cortesía)

Nada en él resulta tosco: sus estilizadas sillas o la simpática mezcla de lámparas de diferentes estilos lo convierten en el mejor lugar para degustar alguna que otra variedad de sus 200 tipos diferentes de whisky. Cuidado con perder el norte. 

3. Distrito parisino

El racionalismo decorativo converge en un restaurante ubicado en uno de los edificios más emblemáticos de París: el Palais de Tokyo, un edificio construido en 1937 con motivo de la exposición internacional ‘Arts et Techniques dans la Vie Moderne’. Así es Monsieur Bleu, uno de los locales más señeros de la capital del Sena, inaugurado hace ya tres años. 

"Gastronomía en clave ‘arty’ para dandis”, como aseguran quienes regentan un espacio con contrapuntos en mármoles blancos y los negros. Un lugar donde este material encuentra el término medio en el gris de unas paredes con bajorrelieves de escenas cotidianas y apliques de latón dorado. 

Imagen del interior de Monsieur Bleu (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Imagen del interior de Monsieur Bleu (Foto: Cortesía)

El terciopelo de unas sillas propias de los años 60 confluye con el de sus amplias bancas de piedra ‘revestidas’ con sofás tapizados en capitoné. Tomar ‘l’aperó’ –costumbre francesa donde las haya– en Monsieur Bleu se convierte en todo un ritual. Y más ahora que, entrada la primavera, lo recomendable es disfrutar de su terraza con vistas a la torre Eiffel. 

4. El retorno del clásico

Una coctelería con solera también ha de sucumbir a los encantos decorativos propios del estilo Midcentury. Como es el caso del Old Town. Un local ubicado en Londres con aires propios de un burdel de mediados siglo. Este espacio forrado en madera de roble e iluminado con pequeñas lámparas que imitan al mármol está ubicado en los bajos de un edificio del siglo XVIII. 

Imagen del interior de Old Town (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Imagen del interior de Old Town (Foto: Cortesía)

Elegancia relajada, sí, para ‘ladies’ y ‘gentlemen’ británicos capaces de disfrutar de cualquiera de su amplia y variada carta de cócteles. Un lugar donde degustar una buena ginebra combinada con manzanilla y zumo de limón deviene en plan perfecto. Si alguien da más, es porque no ha visitado este distinguido local situado en el número 178B de Wardour Street. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon