Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Maldivas, Tailandia y Cuba, destinos para afortunados que viajan en noviembre

Vanitatis Vanitatis 11/11/2016 Ángeles Castillo

Cerramos los ojos y enseguida nos vemos tumbados a la bartola en ciertos paraísos hacia donde se nos suelen ir los sueños. Es verdad que aquí tenemosnuestra Formentera o las islas Cíes, pero tendemos hacia los horizontes lejanos y rápidamente se sitúan en nuestra panorámica lugares como Maldivas, Cuba o Tailandia. Más ahora en noviembre, que no es tiempo de 'resorts' ni de turistas en tropel, como tampoco de lluvias o huracán; los precios para volar bajan y se vuelven una clarísima tentación. Si estás entre los afortunados que pueden sacarse un billete este mes, lee bien. La miel ya está en tus labios.

Cuba, de La Habana al valle de Viñales

Así le podrás poner color a este otoño y además de lo lindo, cuando te veas a bordo de un flamante descapotable antiguo (los famosos almendrones) por las calles de La Habana vieja o el proverbial malecón, con el mismo 'glamour' que quiso Karl Lagerfeld en su desfile de Chanel este pasado mayo. Cuba es mucha Cuba: las animadas ciudades de Santiago, Trinidad y Camagüey, los paraísos a pie de playa de Guardalavaca, en Holguín, uno de los primeros lugares que pisó aquí Colón; el ya legendario Varadero, en la península de Hicacos, y Cayo Levisa, en el norteño Pinar del Río; u otros más recónditos como Las Tunas, muy de los cubanos; los bosques de Sierra Maestra o la sierra del Escambray, y el valle de Viñales, la gran zona de cultivo de tabaco, en la sierra de los Órganos.

La Habana vieja y sus coches de entonces, mientras suena la música de Buena Vista Social Club (Foto: Skyscanner) © Proporcionado por Glamouratis La Habana vieja y sus coches de entonces, mientras suena la música de Buena Vista Social Club (Foto: Skyscanner)

En la isla te saldrá solo eso de gozar, incluyendo por supuesto el disfrute estético, al que contribuye, y mucho, su ilustre y ecléctica arquitectura y su espléndida naturaleza. Y prepárate para la vida social. Ya hemos dicho algo, pero añadimos los cayos de Jardines de la Reina o el virginal Parque Nacional Alejandro de Humboldt. ¿No oyes ya la música de Buena Vista Social Club?

Cómo ir: encontrarás vuelos desde 545 euros para viajar, por ejemplo, del 17 al 24 de noviembre.

Dónde quedarte: en el Nacional. Más que un hotel, es una leyenda. Aquí se alojaron Sinatra, Ava Gardner o Churchill, y más recientemente, Robert Redford o Steven Spielberg. Está en el Vedado, sobre una colina muy cerca del mar, por lo que tendrás espléndidas vistas de la bahía, el malecón y la fortaleza del Morro. 

Aquí durmieron Ava Gardner, Sinatra o Churchill © Proporcionado por Glamouratis Aquí durmieron Ava Gardner, Sinatra o Churchill

Maldivas, todo playa

Decimos Maldivas y nos quedamos tan anchos, pero ni siquiera su nombre puede abarcar todas sus islas, que son 1.200 salpicando el océano Índico, a menos de 500 kilómetros de la India. La cuestión es llegar a Malé, la capital, y luego vagar de isla en isla (en hidroavión, el autobús de aquí), donde encontrarás el silencio total y el universo de los peces de todos las formas y colores. Por estas latitudes las especies se cuentan por miles. Estarás en el país más bajo del mundo, el de las playas de blancas arenas y aguas cristalinas. Y querrás jugar a fotografiar el azul más azul y te olvidarás de los zapatos, el inmundo asfalto y de eso tan prosaico llamado estrés. Hay en el paraíso hasta un restaurante bajo el agua, el Ithaa del hotel Conrad Rangali.

Las Maldivas son islas y más islas salpicando el océano Índico (Foto: Angsana Velavaru) © Proporcionado por Glamouratis Las Maldivas son islas y más islas salpicando el océano Índico (Foto: Angsana Velavaru)

Cómo ir: encontrarás vuelos desde 529 euros para viajar del 17 al 24 de noviembre.

Dónde dormir: si te quedas en el maravilloso hotel Angsana Velavaru, entre las aguas, podrás participar en el programa de recuperación de los arrecifes de coral, desarrollado por científicos marinos, con actividades como el trasplante de fragmentos o la eliminación del exceso de depredadores naturales, caso de las 'coronas de espinas', que son una plaga.

Las villas oceánicas del hotel Angsana Velavaru © Proporcionado por Glamouratis Las villas oceánicas del hotel Angsana Velavaru

Tailandia o las islas del mar de Andamán

Si el cuerpo te pide playa, aquí las encontrarás por doquier y soberbias. Estas tentadoras islas están en la costa oeste de Tailandia. Lo suyo es volar de Bangkok hasta Krabi (hay vuelos diarios que tardan 60 minutos) y recorrer esta en motocicleta con parada en todos sus mercadillos, para arribar después a playas como las de Railay o a islas como Koh Lipe, Koh Phi Phi o las más recónditas Similan. El paraíso desde luego era esto: la belleza resulta definitiva. Y no hemos hablado todavía de la afamada Phuket, a tres horas en ferri desde Krabi, que suele ser el punto de partida de este periplo por Andamán y donde el chef madrileño Alfonso de la Dehesa ejerce de maestro de ceremonias gastronómicas mientras da a conocer nuestras tapas.

Un bote varado junto al mar de Andamán te espera (Foto: Skyscanner) © Proporcionado por Glamouratis Un bote varado junto al mar de Andamán te espera (Foto: Skyscanner)

En Phuket encontramos la isla del tesoro, o de los tesoros, porque sus arrecifes coralinos lo son, así como la reserva natural de Khao Phra o los templos arropados por las verdes colinas. Tendrás que coger sí o sí la canoa y desenvolverte como pez en el agua en esta tierra de elefantes que lo fue también de piratas. No te pierdas sus pintorescas embarcaciones de madera, construidas aún de forma artesanal, ni a sus marineros ataviados con el típico 'sarong' (falda malaya), ni los restaurantes en los que se sirve pescado fresquísimo. El submarinismo aquí es obligado. Lo mismo que el Parque Marino Nacional de Ko Tarutao, ya casi en Malasia, donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor: bosques antiquísimos, ballenas, tortugas…

Cómo ir: encontrarás vuelos desde 465 euros para viajar del 17 al 24 de noviembre.

Para dormir: un hotel de lujo y nos quedamos cortos, el Rayavadee. Solo mirarlo ya es de ensueño. Está en la península de Phranang, en la provincia de Krabi, junto a la playa de Railay, a media hora de la isla Phi Phi.

La localización del hotel Rayavadee no podía ser más increíble (ni más bella) © Proporcionado por Glamouratis La localización del hotel Rayavadee no podía ser más increíble (ni más bella)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon