Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Manual para disfrutar a tope la noche de San Juan (con o sin mar)

Vanitatis Vanitatis 23/06/2016 Ángeles Castillo

Esta noche es tan mágica como un cuento de hadas o un conjuro. De hecho, tiene hasta meigas, porque haberlas, como se sabe, haylas. Solo hay que arribar a La Coruña para caer rendido ante la evidencia. En la ciudad atlántica no hay reina de las fiestas sino estas hechiceras tan de aquí. Mientras, Alicante celebra sus fallas, Tarifa saca a la playa sus chiringuitos, Lanjarón se empapa, Vitoria se echa a correr, Málaga se confirma en su fe mediterránea y Barcelona se hace más y más reinona. Llega la fiesta del fuego y el agua, la de las hogueras y el mar, la de las verbenas y la purificación, la del rito, el solsticio del verano y los deseos. Es San Juan. No te la saltes. Esta es una guía para pasárselo bien, aunque estés en tu casa y tengas que ponerle (otra vez) imaginación.

1. Báutizate en el mar

Aunque esta sea, con permiso del carnaval, la fiesta más pagana. Convoca a las brujas, ahuyenta a los malos espíritus, desafía a la oscuridad y es muy de ritual. De quemar lo viejo, pedir deseos, purificar el alma con un baño de medianoche y emborracharse de magia. Es una fiesta para tirar cohetes… y petardos, tracas, truenos voladores, bengalas, ruedas y fuego artificiales. De culto al sol, que lo sepa la luna.

Hogueras de San Juan en La Coruña © Proporcionado por Glamouratis Hogueras de San Juan en La Coruña

2. Échate a la calle

Barcelona, por ejemplo, se llena esta noche de verbenas en calle y plazas, una vez que la Flama del Canigó, el fuego que baja de esta montaña, ha llegado a todos los barrios. Después, cunden las cenas populares, los bailes, la pirotecnia y el jolgorio mayúsculo que al parecer ya existía en el siglo XVIII y que se celebra con coca (de San Juan) junto con vino dulce o rancio y hasta cava. Vayas donde vayas habrá follón. No te olvides de lo que dice el sabio refrán: “Quien enciende fuego por San Juan no se quema en todo el año”. Si buscas un hotel para poner fin a una noche como esta, aunque sea de día, aquí tienes el Arts, que añadirá encanto. Además, puedes entregarte a las delicias de Paco Pérez en La Enoteca o a las de Sergi Arola dentro o fuera de su Arola, porque hay bendita terraza. 

Las vistas de una suite del hotel Arts: sin palabras © Proporcionado por Glamouratis Las vistas de una suite del hotel Arts: sin palabras

3. Dale a la coca (sanjuanera)

Para que cunda la alegría sanjuanera y no solo, el chef de esa pastelería que ha hecho historia en la Barcelona más modernista (y moderna), o sea Christian Escribà, le ha puesto actualidad a la tradicional coca preparando seis variedades distintas y con las caricaturas de los candidatos, firmadas por el dibujante Joan Vizcarra, de chocolate. Sus clientes podrán votar por su preferido hasta el 24 de junio; eso sí, en vez de con una papeleta con un merengue. Escribà quiere hacer su propio sondeo electoral, de sobra más dulce.

La coca sanjuanera y electoral de Christian Escribà © Proporcionado por Glamouratis La coca sanjuanera y electoral de Christian Escribà

4. Apúntate a las otras fallas

Nos referimos, no podía ser de otra manera, a las de Alicante. A estas fiestas con barracas donde beber y comer, música, baile, esos monumentos de cartón y madera para quemar y un espectáculo de fuegos artificiales en lo alto del monte Benacantil. Hay que vivir la Nit del Foc para ver lo que es bueno. Todo el levante se viste de San Juan para el solsticio de verano y corre la pólvora y hay mucho color y el fuego ilumina las orillas dibujando una nueva y ya veraniega geografía costera. Para dormir o descansar o tirarse a la bartola nos gusta Altea, así que hemos elegido el hotel Villa Gadea, pegadito al Mediterráneo y con vistas a todas las hogueras.

El Villa Gadea está al ladito del mar y hoy se nos vuelve sanjuanero © Proporcionado por Glamouratis El Villa Gadea está al ladito del mar y hoy se nos vuelve sanjuanero

5. Ponle morriña y atlanticidad

La nit de Sant Joan parece una fiesta exclusivamente mediterránea, pero no lo es. En La Coruña, sin ir más lejos, se celebra por todo lo alto, a la orilla de su mar, con gaitas, muñeiras, sardiñadas y meigas, que son las reinas absolutas del tinglado y van en comitiva. Cuando den las doce en el reloj, se encenderá el fuego de San Juan y se bendecirán los maderos del San Juan Universal en la plaza de Carlos I. A continuación, hay pasacalles, festival musical en el Paseo Marítimo y verbena popular en Riazor. Es la 'noite da queima'. Pasa lo que te quede del día (o de la noche) en el hotel María Pita, con vistas al mar. Está justo ahí, frente a las playas de Orzán y Riazor, donde se cuece todo. 

El María Pita tiene estas vistas © Proporcionado por Glamouratis El María Pita tiene estas vistas

6. Chiringuitea, que ya es verano

San Juan es como una puerta que se nos abre al mar azul, la blanda arena, la toalla que no solo sirve para secar, el sombrero de paja y ese maravilloso etcétera. Así que celebra esta noche en la playa entre hogueras, con música y, por fortuna esta vez, con la luna llena. En la playa de los Lances de la blanca y siempre animadísima Tarifa (Cádiz) te espera el chiringuito Agua y mucho buen rollo y un ambiente veraniego por demás.

El chiringuito Agua está tumbado en la arena y es muy tarifeño © Proporcionado por Glamouratis El chiringuito Agua está tumbado en la arena y es muy tarifeño

7. Zámpate unos espetos de sardinas

En Málaga tenía que ser, que también festeja la llegada del verano como manda la tradición. Con los deseos escritos en un papel para quemar, hogueras por doquier, música y los 'júas', que son los enormes muñecos de trapo caricaturescos, en plan fallas, rellenos de serrín, papel o lo que sea y que se queman a las doce en punto. Recuerda: llegada la medianoche tendrás que sumergirte en el mar, cual Afrodita (también en masculino) o lavarte la cara con agua marina. Este es el ritual de belleza. Si estás en la ciudad de Picasso, lo suyo es que desemboques en la playa de La Malagueta o en la de La Misericordia. Quédate a dormir en el lujosísimo hotel Puente Romano de Marbella y pon el broche de oro a tu fin de semana marítimo por San Juan.

Una de las suites del hotel Puente Romano © Proporcionado por Glamouratis Una de las suites del hotel Puente Romano

8. En el río en vez del mar

En el Pisuerga, que pasa por Valladolid, o si se quiere, en la playa de las Moreras, que no es otra que el margen del río que atraviesa la ciudad castellanoleonesa. Aquí también se vive la tradición purificadora del agua y el fuego con luminarias y hogueras para avivar la tradición y al personal. La fiesta dura desde las seis de la tarde hasta las cuatro de la mañana: animaciones musicales, danzas de cultura urbana, actividades y juegos infantiles, conciertos de DJ…

Valladolid también tiene playa (Foto: Wikipedia) © Proporcionado por Glamouratis Valladolid también tiene playa (Foto: Wikipedia)

9. Como antorchas en la noche

No serán olímpicas, pero sí sanjuaneras y vitorianas. Hasta 1.200 'antorchas' (corredores con resplandecientes camisetas naranjas) darán luz a esta noche en la ciudad norteña gracias a la Carrera Nocturna Noche de San Juan, que saldrá a las nueve de la noche, organizada por segundo año consecutivo por el club de atletismo La Blanca y RunningFiz. Rivalizarán en luminosidad con las hogueras que animarán la capital alavesa a eso de las once de la noche. El circuito es de seis kilómetros y sale de la calle Dato, junto a la estatua de El Caminante, para llegar al mismo punto tras recorrer las calles principales, transcurrida una hora y 15 minutos, el tiempo disponible. 

10. Déjate empapar

Como si lloviera a mares. En Lanjarón, que es el paraíso del agua de manantial allá en las benditas Alpujarras, a los pies de Sierra Nevada y mirando el mar, tiene lugar estos días y en especial esta noche la Fiesta del Agua y del Jamón. A las doce de la medianoche se da el pistoletazo de salida a la carrera del agua. Se trata de mojarse a lo largo de un kilómetro y medio con lo que sea: cubos, globos, mangueras.., y desde donde sea, que puede ser una ventana, un balcón… No falta la verbena. Al día siguiente, se celebra con el producto estrella de nuestra dieta. ¿Dónde quedarte? Aquí está fácil. En el balneario. Tiene además un restaurante ecológico donde curarse de todos los excesos.

El balneario de Lanjarón, en las Alpujarras de Granada © Proporcionado por Glamouratis El balneario de Lanjarón, en las Alpujarras de Granada

 ¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon