Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Maquillaje en su sitio: trucos de profesional para que no se mueva en todo el día

Vanitatis Vanitatis 26/04/2016 Vicky Vera
© Externa

A veces el 'multitasking' se nos va de las manos y no tenemos tiempo ni de mirarnos al espejo. Y si por fin consigues echarte un vistazo, da la casualidad de que apenas te reconoces. Es imposible que esa persona del espejo sea la misma que salió estupenda esa misma mañana de casa. El desastre que causa un maquillaje que no permanece en su sitio va desde unas arrugas más marcadas hasta los ojos 'oso panda', pasando por la boca de payaso. Y no solo las ocho horas de oficina arruinan nuestro 'look': el andar corriendo de aquí para allá y las altas temperaturas (que tenemos a la vuelta de la esquina) tampoco son amigas del maquillaje perfecto.

Pero conocemos una serie de 'tips' de profesional que podemos llevar a cabo para evitar la catástrofe. ¿Una pista? Si no tienes polvos translúcidos, hazte con unos ya.

1. Para que la base permanezca en su sitio, ¡aplica antes los polvos compactos!

A esto se le llama romper las normas de maquillaje, pero que no te explote la cabeza. Siempre hemos aplicado base líquida antes de los polvos, pero si invertimos el orden de los factores, en este caso sí que cambia el producto. Con un acabado que durará durante mucho más tiempo en su sitio.  

2. Se acabó la máscara de pestañas por todo el párpado

Parece mentira lo mucho que puede afear una mirada una máscara de pestañas que se ha movido y ha terminado manchando el párpado inferior. Te aporta un aspecto más cansado, pero también más sucio. Para evitarlo, hazte con un cepillo para pestañas limpio y utilízalo para aplicar polvos translúcidos sobre ellas, tanto las superiores como las inferiores. Después, solo tienes que aplicar una buena máscara 'waterproof' y ¡listo!

3. Así el pintalabios aguanta todo el día en su sitio

Aunque parece que los labiales líquidos de larga duración están llegando para quedarse, conocer los trucos de siempre nunca viene mal. Lo primero es exfoliar e hidratar los labios. A partir de ahí, pasando al maquillaje, nunca te saltes el delineado de los labios. Aplícalo extendiéndolo hacia el interior, aplica después un capa de pintalabios y muerde un pañuelo con los labios para retirar el exceso de pigmento. Vuelve a pintarlo y (ahora es cuando viene el truco que no conocías) sella el maquillaje con polvos translúcidos. Los polvos harán que el pigmento del pintalabios aguante en su sitio mucho más.

4. ¿Eye-liner perfecto todo el día? Sí, es posible

La zona del ojo es complicada para el maquillaje, más cuando se trata de la línea de las pestañas (interna y externa) que está pegada a una zona bastante acuosa. Por ello, una de las formas más sencillas de evitar esta humedad mientras nos maquillamos es 'secar' con un bastoncillo de algodón esas zonas. Para ello, pasa (con cuidado) el bastoncillo por la línea de agua del ojo y por la línea de las pestañas, tanto superiores como inferiores. Una vez maquillada la línea de agua, repásala con sombra de ojos del mismo color que hayas utilizado. El polvo ayudará a que se fije todo mucho mejor.

5. Cejas perfectas a punto hasta las tantas

Lo primero es delinear y rellenar las cejas como lo haces cada día, siguiendo tu rutina de maquillaje habitual: lápiz de cejas, polvos, crema... lo que sea. Y ahora viene la parte rara: presiona sobre las cejas maquilladas polvos de talco, sin preocuparte de que se vea blanco. Después, aplica un poco de laca en tu dedo y presiónalo sobre las cejas hasta que dejes de ver el color blanco del polvo. Es un truco extraño, pero de verdad funciona.

Más en MSN:

-Ácidos para la piel: Química bajo control

-Consejos de maquillaje de Roberto Siguero

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon