Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Menos es más: cuatro razones para llevar la tendencia 'minimal' a tu piel

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 06/02/2017 Vicky Vera

Cada vez más personas, entre las que me encuentro, podemos afirmar que, basándonos en nuestra propia experiencia, losproductos de bellezamás sencillos también funcionan. Huir de las fórmulas con químicos artificiales y optar por 'recetas' más puras –con pocos ingredientes pero bien formulados para que se potencien entre sí– se ha convertido en una tendencia cosmética que gana adeptos. Añadir decenas de ingredientes a un compuesto es lo más común en los tiempos que corren, pero se puede seguir una rutina de cuidado minimalista en este sentido y, lo mejor de todo, que ofrezca buenos resultados.

La primera reacción que solemos tener cuando leemos los ingredientes de nuestrascremassuele ser la de abrumarnos ante tanta cantidad de información. Pero también existe un gran listado de ingredientes de origen natural que tienen beneficios tópicos. El truco está en saber combinarlos y aplicarlos para combatir necesidades específicas de nuestra piel. Por ello, el apostar por menos ingredientes en nuestra rutina de belleza es una tendencia que crece en número de seguidores. ¿La razón? Sus beneficios están probados.

1. Menos es más

Cuantos menos ingredientes veas en una etiqueta, mayor será la concentración de cada uno. Usar concentraciones más altas de menos ingredientes cuidadosamente seleccionados te ayuda a obtener los máximos beneficios de cada uno. Esto es especialmente significativo cuando se trabaja con aceites esenciales.

2. Detecta el problema

Un enfoque minimalista para el cuidado natural de la piel es la forma más efectiva de determinar qué productos funcionan y cuáles son los que pueden estar dando problemas. Aunque el uso de un producto con una lista interminable de ingredientes no suele causar daños, sí que puede estar evitando que consigamosuna piel impecablegracias a algún añadido (como los perfumes o algún conservante). Por ello es recomendable dejar un tiempo los productos complejos y después pararte a identificar los ingredientes específicos que tu piel ama y los que le causan problemas.

3. ¿Muchos ingredientes pueden irritar la piel?

De media, los cosméticos que utilizamos a diario están compuestos por entre 20 y 30 ingredientes diferentes, lo que constituye un problema para todas la personas conla piel sensible,ya que pueden sufrir una irritación imprevista. Leer las etiquetas te ayudará a identificar la cantidad de ingredientes, pero también es cierto que la forma en la que nuestra piel reaccione después de usar un producto puede decir mucho.

4. Crea una rutina

No hay que avergonzarse si toca 'googlear' un ingrediente antes de comprar un cosmético. Por ejemplo, los productos que contienen aceites esenciales de cítricos son buenos para la piel grasa, pero para aquellos con sensibilidad al sol o piel seca no sirven para nada. Si te sientes presa del marketing y te atraen productos con muchos ingredientes, empieza a identificar aquellos que puedan estar haciendo más mal que bien.

© Externa

5. Más seguridad para una piel impecable

Lo que la mayoría de nosotros suele buscar es conseguir una piel bonita utilizando productos de alta calidad y que respeten nuestra piel. Para saber si algo resulta bueno o malo, nunca te olvides de testar tus productos nuevos antes de lanzarte a aplicarlos sin más. Haz una prueba de parche, como las que se hacencuando te tiñes el pelo, y asegúrate de seguir al pie de la letra su ritual de aplicación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon