Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

MET 2016: todo lo que tienes que saber antes de la gala del próximo lunes

Vanitatis Vanitatis 28/04/2016 Marita Alonso

Escribir acerca de la Gala del MET sin decir la manida frase “los Oscar de la moda” sería una proeza equiparable a lograr hablar de los Globos de Oro sin escribir “la antesala de los Oscar”. Pero qué demonios: lo son. André Talley León los ha definido como “la Superbowl de los eventos de moda” y su definición es tan certera que se postula como la nueva coletilla de la que tirar cuando las decenas de textos acerca de este esperado evento se fabriquen.

Trío de 'ases'. La gala Met es una buena ocasión para lucir 'derrière' © Proporcionado por Glamouratis Trío de 'ases'. La gala Met es una buena ocasión para lucir 'derrière'

El 2 de mayo se celebra la nueva edición, llamada 'Manus x Machina: La moda en la era de la tecnología', que explora la convivencia de los métodos 'handmade' de la alta costura y las innovaciones tecnológicas que se imponen en la industria 'fashion'. La exposición cuenta con más de 150 diseños, que datan desde el siglo XX hasta la actualidad. Diseñadores como Cristóbal Balenciaga, Hussein Chalayan, Christian Dior o Alber Elbaz serán algunos de los que verán sus diseños convertidos en obras de arte. Pero, como siempre, un halo de misterio flota alrededor de la gala

Sabemos ciertamente poco de lo que depara la noche, como que Taylor Swift, que será la anfitriona, planea ir vestida de robot con una espada incluida (nos tememos que lo dijo de broma a 'Vogue', porque a nosotros nos parecería un traje épico), y que Idris Elba, Jonathan Ive, Nicolas Ghesquière, Miuccia Prada y Karl Lagerfeld serán algunos de los casi 700 invitados. El que Taylor Swift sea la anfitriona asegura que Gigi Hadid, Kendall Jenner, Selena Gomez, Cara Delevingne, Calvin Harris, Karlie Kloss, Lorde o Lena Dunham estén invitados, ¿no?

Taylor Swift amenaza con ir de robot, un estilismo muy distinto a este pastel lucido en la gala de 2014 © Proporcionado por Glamouratis Taylor Swift amenaza con ir de robot, un estilismo muy distinto a este pastel lucido en la gala de 2014

Si tú también quieres ir, resolvemos tus dudas para que sepas lo que has de hacer para tener un tique. Te recomendamos que vayas haciendo otros planes, porque no es fácil disfrutar de la noche de la moda sin ir colgada del brazo de Kanye West. 

¿Puedo ir?

Solange Knowles, de Giles, fue una de las protagonistas el año pasado © Proporcionado por Glamouratis Solange Knowles, de Giles, fue una de las protagonistas el año pasado

Cada tique cuesta 25.000 dólares. Lo sé: empezamos fuerte la apuesta. Si encuentras difícil dar con cuatro acompañantes para hacerte con una mesa Renfe y ahorrar algo en el billete a, digamos, Valencia, imagina lo que tendrás que sufrir para hacerte con un grupo de diez personas dispuestas a pagar semejante dineral para hacerte con una mesa de diez, cuyo precio es de 175.000 dólares. Por si fuera poco hacerte con esta suma, has de saber que hoy los tiques los compran, en gran parte, las firmas de moda, que ven en esta noche y en sus famosas escaleras el momento perfecto para que sus 'celebrities' elegidas lleven sus diseños.

También cabe la posibilidad de que seas el +1 de alguno de los invitados VIP, que seas un diseñador de renombre o que Anna Wintour te tenga en 'speed dial' en el móvil. Por supuesto, necesitarás como mínimo 6.000 euros para hacerte con un vestido (aunque los de Topshop Unique cuestan unos 500 euros y ya tienen un lugar privilegiado en la alfombra roja), 800 euros en peluquería, 300 euros en manicura y 540 euros para alquilar una limusina y hacer una entrada triunfal. Que nadie recordará, porque no eres Beyoncé

¿Qué comería?

Cuánta loba junta... © Proporcionado por Glamouratis Cuánta loba junta...

Anna Wintour se encargará personalmente de que no haya ni rastro de perejil en ningún plato (Arguiñano estaría triste). Tampoco habrá brochetas, ajo ni cebolla. Todo estará perfectamente calculado para que los asistentes tengan un aliento digno de catador de caramelos Smint y para que ningún rastro de canapé termine rodando por un diseño de Elie Saab. 

Bertie de Rougemont, fundador y director de la empresa de catering Cellar Society, asegura que preparar el menú es una operación tediosa. Anna Wintour examina cada detalle y se han de tener en cuenta las peculiaridades de cada invitado (por ejemplo, todos sabemos que Stella McCartney es vegana y suponemos que el plato de Victoria Beckham consistirá en moléculas). “Si parece que los aperitivos hubieran sido decorados durante 30 minutos con pinzas, es porque así ha sido”, asegura Rougemont a 'The Telegraph'.

El año pasado Lena Dunham confesó llevar pequeños 'snacks' para pasar la noche, mientras que a través del Instagram de Gigi Hadid comprobamos que la modelo disfrutó de un buen plato de pasta antes del evento, por lo que parece que la comida será estéticamente espectacular y perfecta para dar un beso a tu príncipe azul, pero ante todo ciertamente escasa.

¿Dónde me sentaría?

Previamente hay que ponerse las botas, porque lo que es comer... en la gala no se come © Proporcionado por Glamouratis Previamente hay que ponerse las botas, porque lo que es comer... en la gala no se come

De nuevo, si no eres Beyoncé o Rihanna, pero has logrado entrar en la gala (ya nos contarás el secreto), es posible que te toque pasar la noche en una de las peores mesas. Porque las hay. De hecho, la pobre Chloë Sevigny fue relegada a una de ellas el año pasado. Aseguró sentirse como “en el instituto”. Pobre. 

Los agentes de las 'celebrities' se pasan horas discutiendo los asientos que han dado a sus clientes. Saben que una fotografía al lado de Gigi Hadid hará que su cliente sea considerada de forma inmediata como una vip.  

Anna Wintour se encarga de repartir a sus 'voguettes' por las mesas para asegurar una conversación fluida. Sylvana Durrett, directora de eventos especiales de 'Vogue', asegura que la directora de 'Vogue América' apunta dónde se ha sentado cada persona en los eventos recientes para asegurarse de que se rodean cada vez de invitados diferentes. Quizás Anna Wintour debiera gestionar Tinder.

¿Me podré hacer un 'selfie'?

El inmenso poder de Anna Wintour no llega al extremo de conseguir que los invitados no se hagan 'selfies' © Proporcionado por Glamouratis El inmenso poder de Anna Wintour no llega al extremo de conseguir que los invitados no se hagan 'selfies'

Anna Wintour los prohibió el año pasado, pero Instagram demostró que ni la reina de la moda puede luchar contra las fotografías. De hecho, el uso de móviles la incomoda en general. En el documental 'The First Monday of May', vemos a Anna Wintour echar un vistazo al listado de asistentes de la gala del año pasado. Al ver el nombre de uno de los vips, señala que no sabía que venía y sorprende al añadir un “de acuerdo, pero ¿podría no pasarse la noche pegado a su móvil?”. El porcentaje mayor de 'selfies' del evento se toman, como ocurre en las fiestas de quinceañeras, en el baño, y es posible que en esta ocasión, si tenemos en cuenta que Apple patrocina la velada, Anna Wintour sea más permisiva. 

Como puedes ver, es poco probable que acudas a la Superbowl de la moda, a los Oscar de la moda, a la fiesta de Anna Wintour o como demonios queramos llamarla. Pero siempre nos quedará el alivio de que Gwyneth Paltrow se niega a volver a ir porque asegura que es un rollo. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon