Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No estamos solas: Kim también tiene 'bad hair days'

Logotipo de Glamour Glamour 28/07/2017 Glamour

La 'celebrity' se queja del viento, como cualquier mortal.

Los seres humanos somos más parecidos de lo que a veces nos gustaría. Nuestra cotidianidad no es demasiado diferente a la de alguien que se levanta en el otro extremo del mundo: la mayoría desayuna, se ducha, y acude a trabajar. Es probable que, en medio de la jornada, haga un pequeño descanso y consulte su Instagram, o lea en Facebook alguna noticia escrita por otro trabajador que repite el mismo patrón. 

Sin embargo, no todo el mundo estructura sus jornadas y sus semanas de la misma manera; hay personas que no esperan durante cuatro días a que llegue el viernes (por la noche). Porque ellos trabajan, pero de otra forma. Su ocupación no comienza a las 9 de la mañana y acaba a las 6 de la tarde porque en su vida el ocio y el trabajo son inseparables.

Esta realidad, que hace unos años nos hubiese parecido casi marciana, ahora es habitual entre las influencers y las celebrities. Y cuanto mayor es su número de seguidores, menos distinción pueden establecer entre ambos estados. En el cénit de esa pirámide de las celebridades más influyentes se encuentra Kim Kardashian -y toda su familia-; prueba de ello son los más de 54 millones de seguidores que la siguen en Twitter.

Su negocio, como el de tantos otros, es su imagen. Y su control sobre ella es minucioso y milimétrico. Uno de sus rasgos más reconocibles (además de su escultural cuerpo) es su larguísima melena, que siempre está perfectamente alisada. Da igual qué día de la semana sea: si esa noche North y Saint han dormido menos de lo previsto, si ha discutido con Kanye o con su madre, Kris Jenner. Su pelo está siempre perfecto.

O eso creíamos, porque hoy Kim Kardashian ha publicado una foto en todas sus redes sociales en la que además de mostrarnos su figura, nos enseña su melena. Y en esta ocasión, no está perfecta (aunque para el resto de los mortales sí que lo estaría). En la instantánea, la celebrity se queja del viento y escribe: "Este viento chicos, ¿es necesario?".

Con esta escueta frase, la matriarca del clan busca apelar a sus seguidoras, que pasan cada día por lo mismo. Pero dos horas más tarde, Kardashian comparte una publicación sobre "los mejores peinados veraniegos". Intentamos entrar, pero antes de hacerlo, debemos registrarnos en su página web. Entonces nos preguntamos, ¿era cierto todo eso del bad hair day?.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon