Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No, Rachel no tenía que haber terminado con Ross sino con...

Logotipo de Glamour Glamour 10/08/2017 Glamour

De nuevo, una teoría de los fans de 'Friends' vuelve a poner patas arriba los cimientos de la serie que marcó los 90.

13 años después de su última temporada, las teorías sobre los mensajes ocultos que nos lanzaron los guionistas de Friends no paran de emerger... por parte de los fans, claro. Por ejemplo, las que aseguran que la serie fue en realidad un sueño de Rachel o un montaje de Starbucks. Se nota que echan mucho de menos cuando incluso se molestan en calcular todas las tazas de café que se tomaron sus personajes en 10 años. La última 'conspiranoia' alrededor de la serie tiene que ver con la relación que fue su eje central, la de Rachel y Ross. Y alguien acaba de exponer en Twitter cómo este romance no debería haber sido el broche final sino que el personaje interpretado por Jennifer Aniston tenía que haber terminado con... ¡Joey!

1 © Proporcionado por Glamour 1

A lo largo de nada menos que 100 tuits, esta fan ha elaborado una compleja teoría que tira del hilo de una relación que fue muy efímera y que, aparentemente, había terminado sin más consecuencias, la de Rachel y Joey. Compañeros de piso desde que Monica y Chandler se fueran a vivir juntos, de repente se vieron atraídos el uno por el otro a pesar de su amistad, lo que les convirtió en pareja durante algunos capítulos para, finalmente, darse cuenta de que lo suyo no tenía sentido. Eran mucho mejores amigos que novios.

Sin embargo, en esos 100 posts (que intentamos resumir a continuación) esta fan expone su teoría que, por otra parte, no está falta de lógica:

La relación entre ambos fue platónica casi desde el principio:

Joey hace reír a Rachel:

Joey le dijo a Ross en muchas ocasiones que no podía 'poseer' a Rachel:

Los sentimientos de Joey por Rachel eran auténticos y nacieron de la amistad:

Ross saboteó la carrera de Rachel; Joey, en cambio, siempre entendió sus aspiraciones laborales:

Joey fue el primero en abrazar a Rachel cuando consiguió su primer trabajo en el mundo de la moda:

No resulta nada romántico que Rachel no aceptara aquel trabajo en París por culpa de Ross:

Rachel y Joey se hacen mejor el uno al otro; Rachel y Ross, peor:

Joey nunca había tenido problemas por salir con madres solteras:

Y no le importó tener a Rachel y Emma en casa a pesar de lo mucho que chocaban con su estilo de vida:

Miedo, posesión y discusiones con Ross. Con Joey, todo diversión y buen rollo:

Joey respeta los sentimientos de Rachel; Ross quería ganar siempre:

Ross cree que Rachel no está a su nivel intelectual; Joey cree que es la mejor:

Ross se enamoró de Rachel de adolescente; Joey, de una madre soltera tras 7 años de amistad:

Todo parece bastante bien razonado y, de repente, el romance tan idílico entre Ross y Rachel se torna en una relación enfermiza cargada de connotaciones negativas, sentimientos de posesión y desigualdad. En cambio, la pareja formada por Joey y Rachel, nacida desde la amistad y el respeto, hubiera sido el final perfecto para una serie que ya parecía perfecta tal y como era.

Sí, nuestros cimientos seriófilos acaban de ser derribados.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon