Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nueve trucos para lucir este verano una melena de escándalo

Vanitatis Vanitatis 05/07/2016 Claudia del Águila

© Externa

El verano nos favorece en muchas cosas: estamos bronceados, enseñamos más partes de nuestro cuerpo y, normalmente, estamos más sonrientes ante la perspectiva del 'dolce far niente'. Sin embargo, hay una zona de nuestra anatomía que se lleva la peor parte:el pelo. La agresión continuada del sol, el salitre o el cloro dejan nuestra melena bastante estropajosa. ¿Es posiblesuperar la canícula con el cabello en buen estado? La respuesta es sí, pero deberás ponerte las pilas y cambiar algunos conceptos. Aquí, los puntos claves para que el astro rey no te traiga frita. 

1. Pásate a lo natural

Muchos productos para el cabello ofrecen milagros y los cumplen... durante un tiempo.Conseguir un aspecto brillante por un tiempo puede acarrear que tu pelo se vaya debilitando. Infinidad de champús o mascarillas contienen siliconas que desgastan el cabello y acaban produciendo sequedad y deshidratación. Así que huye de estos tratamientos y apuesta por otros más naturales. Puede que al principio te parezca que no notas los resultados, pero si perseveras te darás cuenta de lo espectaculares que pueden llegar a ser. 

2. Mímalo un poco

Un tratamiento ancestral que sigue funcionando es el de la henna. Sirve para recuperar el brillo, previene la caída, hidrata... Vamos, que lo tiene todo. Pero no pienses en esas hennas que teñían el pelo de colores chillones en los años 80, sino en la auténtica, que puede no tener tono o tenerlo cobrizo. En Henna Morena, puedes encontrar un 'pack' para hacerla en casa por unos 15 euros. El proceso es algo más trabajoso que preparar un tinte, pero los resultados valen la pena. Y si no tienes ganas de complicarte, también puedes probarlo en los 'showrooms' que tienen tanto en Barcelona como en Madrid. Habrá un antes y un después de esta terapia para tu cabello. 

3. Dale aceite

Es el método más eficaz (y también barato) para hidratarlo. Pero, ya puestos, escoge un buen aceite nutritivo, que sea de primera prensada. Puedes elegir uno de almendra o de argán. También puedes optar por la manteca de karité, deshacer un trozo al baño maría hasta que quede líquido y aplicártelo en el cabello. Deberás ponértelo después de lavarte el pelo (sobre todo si ese día has ido a la playa o a la piscina). Déjalo más de media hora, aunque si necesitas mucha nutrición, déjatelo puesto toda la noche. Eso sí, al día siguiente tendrás que lavarte el pelo muy a conciencia,entre tres y cuatro veces para eliminar totalmente los restos de aceite. Esto deberías hacerlo al menos una vez a la semana. Y en verano, si tienes tiempo, hazlo cuando vuelvas de la playa. 

4. Las planchas: siempre con moderación

Puedes emplearlas de vez en cuando, pero su uso continuado quema y debilita mucho el cabello. Resérvalas para ocasiones especiales, en las que quieras dar un cambio a tu 'look' habitual. Y es muy importante que antes de aplicarlas tengas el cabello completamente seco.

5. Ten cuidado con el tinte

En general, casi todos los tintes resultan muy agresivos para el cabello. Puedes recurrir, como antes decíamos, a la henna cobriza, pero si este no es tu color preferido, que no cunda el pánico. Lo ideal sería que el tinte no fuera nunca más de tres tonos diferente a tu color de cabello. De esta forma no se tiene que recurrir a la decoloración, que destroza el pelo.Y en vez de poner el color cada mes, intenta solo cubrir las raíces y así castigarás menos el resto del cabello. 

6. Melena al viento

Los peinados que fuerzan la tracción del pelo (moños rígidos, trenzas prietas, coletas tensas...) provocan un debilitamiento que puede acabar en caída. Si tienes el pelo largo, puedes recurrir a cualquier tipo de recogido, pero intenta que no tense demasiado el cabello y no emplees mucho productos para fijarlo. Y no te recojas el cabello cuando vayas a dormir. En casa, déjatelo suelto.  

7. Escoge bien el cepillo

Los cepillos que tienen las púas de plástico o metálicos parten el pelo y abren las puntas. Son muy agresivos, así que busca uno que tenga las púas de madera. Los de cedra natural son ideales para el cepillado y dejan un aspecto muy brillante, pero no te engañes: no desenredan a conciencia el cabello. Así que emplea el de madera y cuando tengas tiempo date un homenaje con el de cedras. 

8. Cuidado con el secador

Es verano, por lo que es el momento ideal para dejar que se seque al sol. El calor continuado debilita el cabello y lo despoja de su brillo natural. Eso no quiere decir que debas ir todo el día con el pelo chorreando. Puedes emplear el secador, pero con moderación. Nunca utilices la temperatura más caliente y sécalo un poco, pero no totalmente. Tampoco lo acerques demasiado directamente al pelo.

9. Vigila tu dieta

El buen aspecto de tu cabello depende, en casi un 50 por ciento, de lo que comas. En general, tu melena necesitará hierro (vegetales de hoja verde, soja, lentejas...), azufre (queso, piña, coco, brócoli), potasio (calabacín, champiñón, salmón, yogures...), Omega-3 (pescados azules) y ácido fólico (legumbres, cereales, arroz, pan integral, frutas cítricas...). Recuerda que tu cabellera también necesita nutrientes. 

Más en MSN:

El bob asimétrico y boho de Rebecca Hall: La cara ovalada y el cuello extra largo de Rebecca Hall la convierte en el blanco perfecto del corte de pelo bob asimétrico y con ondas boho superfavorecedor.Foto: GTres Online. Los cortes de pelo del verano 2016
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon