Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pon tus brazos firmes y di adiós a las alas de murciélago

Vanitatis Vanitatis 06/04/2016 Amor Sáez

Son una tortura, sí. Se las conoce como 'alas de murciélago' e indican el descolgamiento que se produce en los brazos femeninos con el paso de los años. El problema es la flacidez, que aparece alrededor de los 40 años y que puede deberse a una predisposición genética, a oscilaciones bruscas de peso o ser simplemente fruto del envejecimiento. La cuestión es que la piel de esta zona va perdiendo elasticidad por la disminución del número de fibras elásticas, con lo que el tono tisular y muscular se ve afectado: en lo que respecta a los tejidos, las fibras de colágeno, elastina y reticulina van descompactando su entramado; a nivel muscular, el músculo se alarga y va perdiendo firmeza y vitalidad.

La solución. Cuando el problema todavía es leve o moderado, los tratamientos con radiofrecuencia y ultrasonidos, que sirven para devolver el aspecto terso y firme a la cara interna de los brazos, ofrecen muy buenos resultados en pocas sesiones. Además, es indispensable ejercitar esta zona: “El tríceps es el peor parado, acumula grasa y pierde mucho tono muscular, y si no se pone remedio pronto, tiene mala solución. Aconsejo el trabajo con poleas o bandas elásticas, además de practicar remo en barca o máquina de gimnasio y voleibol”, recomienda el entrenador personal Marcos Flórez

Radiofrecuencia: Thermage CPT (Confort Pulse Technology)

Es un equipo médico de radiofrecuencia monopolar que trabaja calentando de forma segura las distintas capas de la piel para conseguir una contracción del tejido. Es decir, para reafirmar la piel y redefinir el contorno de los brazos. Una sesión es suficiente para mejorar de forma inmediata la calidad de la piel. 

Resultados: van mejorando progresivamente a lo largo de 3 o 6 meses, que es el tiempo que tarda el cuerpo en producir colágeno y elastina nuevos –reafirmantes– y duran entre 18 y 24 meses. 

Precio: desde 1.900 €. 

¿Dónde? Clínica Maux (Madrid, tel. 914 31 96 50). 

Ultrasonidos: SublimLift

© Externa

Este equipo de ultrasonidos focalizados de alta intensidad, una especie de 'lifing' no invasivo, se ha convertido en lo último para tensar los tejidos sin dolor. Actúan a una temperatura muy alta capaz de tratar epidermis, dermis profunda, estructuras profundas y llegar hasta el tejido graso y corregir el descolgamiento de los brazos, y también son muy efectivos en la papada. Son necesarias unas tres sesiones de media. 

Resultados: mayor elasticidad, aumento de la vascularización de la piel, incremento de la turgencia tanto a nivel de la piel como del músculo y mejora de la piel de naranja. 

Precio: desde 500 €. 

¿Dónde? Centros Carmen Navarro (Madrid y Sevilla, tel. 914 45 06 32). 

Minilifting: Batwin

Cuando la flacidez es más acusada, es el momento de plantearse un 'minilifting' mínimamente invasivo. A través de una mínima incisión axilar se elimina la piel sobrante y mediante una tracción ascendente se estira y tensa el tejido aflojado. Además, así la cicatriz queda oculta y es prácticamente imperceptible a simple vista. Si además hay grasa localizada, se completa con una miniliposucción en el mismo acto quirúrgico. Es una única intervención con anestesia local y sedación. 

Resultados: elimina en una única y mínima intervención la flacidez y la grasa localizada en esta zona. 

Precio: 2.000 €. 

¿Dónde? Miguel Chamosa (Madrid, tel. 914 17 74 87). 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon