Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por qué caminar 15 minutos al día puede cambiar tu cuerpo

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 05/06/2017 Dàlia Rajmil

Poco queda por decir que no se haya dicho ya acerca de los beneficios de practicar ejercicio físico. La lección nos la sabemos de memoria: hay que hacer deporte regularmente, por salud y por bienestar físico y emocional. Pero a menudo las obligaciones y los imprevistos del día a día acaban boicoteando tu sesión de spinning o tu clase de yoga. Si es así, no desesperes, no está todo perdido. Siempre te quedará calzarte un zapato cómodo y salir caminar.

La buena noticia es que se ha descubierto que este hábito, tan sencillo como poner un pie delante del otro de forma consecutiva, podría servir para frenar los procesos de envejecimiento. Según un estudio presentado por la Sociedad Europea de Cardiología, en el que participaron 69 personas entre 30 y 60 años, aquellas personas que hacían ejercicio moderado como caminar o correr "al trote" experimentaban beneficios antiaging.

Ventajas de caminar

Pero ¿por qué caminar y no correr? Un estudio de Harvard asegura que los beneficios de caminar, como ocurre con otras formas de ejercicio moderado, son básicamente aquellos que rebajan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Dicho de otra forma, ayuda a prevenir el colesterol, la tensión alta, diabetes, obesidad, y mejora los niveles de estrés.

Y no acaba aquí la lista de ventajas de caminar. Un estudio llevado a cabo por Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention concluyó que las mujeres que caminan como mínimo siete horas por semana tenían un 14% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de mama. Y para los hombres también hay buenas noticias. Otro estudio demostró que aquellos que sufrían cáncer de próstata y caminaban al menos tres horas por semana podían reducir el riesgo de que este reapareciera.

Cómo caminar más

Si has llegado hasta aquí estarás con ganas de salir y ponerte a andar. Antes hazte con un calzado cómodo, preferiblemente que ya hayas probado antes para que estés segura de que no te hace rozaduras en los pies. Busca un terreno que se corresponda con tus expectativas. Si quieres mayor intensidad de ejercicio, puedes plantearte caminar cuesta arriba o cuesta abajo. Si lo que quieres es simplemente pasear, empieza por un terreno llano.

Si tu problema es que te cuesta encontrar el momento o no sabes bien hacia qué dirección ir, aquí te dejamos algunos trucos para incluir un paseo en tu día a día:

En vez de ir en transporte público o privado,

camina hacia el trabajo

o de vuelta a casa.Si la distancia no permite que vayas a pie y tienes que ir en transporte público,

bájate una o dos paradas antes de llegar.

Si vas en coche o en moto,

no aparques en la puerta.

Deja tu vehículo lo más lejos posible de tu lugar de trabajo.En el trabajo, evita sentarte durante una reunión; intenta caminar y hablar. Si convences a tu interlocutor, claro.A la hora del almuerzo, resérvate algo de tiempo y

sal a pasear.

Sube por las escaleras en vez de coger el ascensor.

© Externa

Saca a pasear a tu perro

o al de un amigo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon