Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Problema y solución: 5 'smoothies' para adelgazar, ponerte a tono, eliminar toxinas...

Vanitatis Vanitatis 17/10/2016 Claudia del Águila

Los licuados son una forma fácil de aportar a tu organismo lo que necesita y conseguir resultados rápidos y visibles. No hace falta que te pases horas elaborándolos, los que aquí te ofrecemos son realmente sencillos de preparar y de eficacia probada. Eso sí, tendrás que ser constante e ingerirlos a diario o al menos tres veces en semana para notar los resultados. Al cabo de quince días, experimentarías mejoría y en un mes puede que te sientas otra persona. Y, para colmo, están riquísimos. Así que deja de lamentarte porque estás agotada, necesitas desintoxicarte, no te libras de esa antiestética grasa o tienes una resaca terrible: ponte manos a la licuadora. 

Un remedio para cada situación. Y en colores © Proporcionado por Glamouratis Un remedio para cada situación. Y en colores

Energía por un (vaso de) tubo

Cuándo: Te levantas cada mañana cual figurante de 'Walking Dead' y cuando llega la noche te quedas como una ameba ante el televisor. Quieres hacer cosas, pero tu cuerpo te susurra: “Hoy no puedo, mejor mañana”. ¿Te has hartado de arrastrar los pies? Pues toma un chute de energía.

Con todo tipo de frutas y recupera energía © Proporcionado por Glamouratis Con todo tipo de frutas y recupera energía

Cómo: Necesitarás medio vaso de agua, un plátano, una cucharada de miel, una rodaja de piña, un yogur y un mango. Lo colocas todo en la licuadora, esperas a que todas las frutas se hayan convertido en líquido y ya está listo para que te lo tomes. Si lo haces por la mañana, la energía te acompañará durante el resto del día.Por qué: El plátano, además de potasio, contiene azúcares simples, como la fructosa y la sacarosa, que te revitalizan al instante, pero que a la vez te proporcionan energía durante las horas siguientes. El yogur te va a dar las vitaminas y minerales que necesitas (A, B, zinc, calcio, fósforo y yodo) para que tu cuerpo aguante la jornada como un campeón. Y la miel es la mejor fuente de energía que encontrarás. Bonus extra: También es muy recomendable como batido postentrenamiento. Cuando lo has dado todo en el gimnasio, tu cuerpo va a necesitar reponerse y este licuado va a ser mano de santo. 

Adiós toxinas

Cuándo: Te sientes como un globo inflado. Las frituras de ayer te están pasando factura hoy y necesitas resetear tu organismo. Y, de paso, quitarte algunos kilos de más. Si estás siguiendo una dieta o simplemente llevas una alimentación equilibrada, este licuado te ayudará a conseguir tus objetivos.  Cómo: Los ingredientes son una rodaja de sandía, un trozo de jengibre, una lima y 5 fresas. Pon la sandía (sin sacarle las pepitas) en la licuadora, añade el jengibre y la lima pelada y por último las fresas troceadas. Licúalo durante un par de minutos y a disfrutarlo.  Por qué: La sandía, además de contener cantidades ingentes de vitaminas antioxidantes, presenta potasio, que nivela el sodio del cuerpo y ayuda a la eliminación de líquidos. El jengibre favorece el tránsito intestinal, a la vez que acelera el metabolismo, lo cual ayuda a perder peso, mientras que la lima te ayuda a ir al baño. Las fresas tienen un gran poder laxante, diurético y astringente. Un cóctel perfecto para tu objetivo. Bonus extra: Si te lo tomas por la mañana, acompañado de galletas integrales, favorecerás aún más tu salud intestinal. Y, además, los licuados 'detox' también dejan la piel radiante.

También 'detox' © Proporcionado por Glamouratis También 'detox'


Tras una noche 'animada'

Cuándo: Ayer se te fue la mano. Ibas a tomar una caña y acabaste a las quinientas dándolo todo en el pódium de una discoteca. O era el cumpleaños de tu mejor amiga y no podías hacerle un feo. Da igual la razón, no estamos aquí para juzgarte, sino para conseguir que cada portazo deje de sonar como una batería de 'heavy metal'. 

Uf, menuda resaca © Proporcionado por Glamouratis Uf, menuda resaca

Cómo: Seguramente no estarás para muchas complicaciones, así que vamos a ponértelo fácil; solo hará falta que cojas el zumo de una naranja, trocees un plátano y lo pongas todo en la licuadora. Si quieres, también puedes añadir un poco de miel. Por qué: El potasio que contiene el plátano es tu mejor arma contra la resaca. Anoche, te puliste buena parte de la que contiene tu cuerpo, puesto que el alcohol hace que micciones más y se fue por el retrete. La falta de este mineral provoca debilidad y calambres, por lo que tienes que reponerla para paliar los síntomas de tus desmanes. La vitamina C de la naranja y su fructosa ayudarán a que el malogrado hígado acabe de eliminar el exceso de alcohol. Bonus extra: Este licuado también te puede ser de gran ayuda si no has salido de casa, pero has pasado una noche de insomnio. 

Fulmina la grasa 

Cuándo: Hay zonas de tu cuerpo que no te gustan por culpa de esa molesta grasa acumulada. Lo primero que tienes que hacer es ir al gimnasio, pero también puedes recurrir a este licuado para que tus esfuerzos tengan una recompensa notoria y rápida. Cómo: Los ingredientes son un kiwi, cinco hojas de espinaca, tres de lechuga, una cucharada de miel y un vaso de agua hervida. Ponlo todo en la licuadora un rato, hasta que tenga la textura adecuada, y luego pásalo por el colador. Por qué: Es una combinación ganadora, ya que contiene fibra, clorofila y antioxidantes. Además es diurético, por lo que te librarás de esa odiosa grasa de forma natural. Por último, facilita el tránsito intestinal, por lo que experimentarás una sensación de ligereza.Bonus extra: Además de ayudarte a perder peso y librarte de esa grasa de más, este licuado es ideal para el estrés, así que también puedes aprovechar para ingerirlo en épocas de tribulaciones

Kiwi, espinaca, lechuga... y adiós grasa © Proporcionado por Glamouratis Kiwi, espinaca, lechuga... y adiós grasa

Quítate años

Cuándo: Notas los síntomas de la edad. Algunas arruguitas empiezan a asomar y tu piel ha perdido la luminosidad que tuvo en el pasado. Tienes ganas de volver a mirarte al espejo y que este refleje un rostro saludable y terso. He aquí la solución. Cómo: Ten a mano un pomelo, seis zanahorias, un puñado de espinacas y un poco de jengibre. Pela y trocea todos los ingredientes e introdúcelos en la licuadora. Si te queda un poco denso, puedes añadir algo de agua. Por qué: Las espinacas van a darte hierro, que ayudará a que el oxígeno llegue a todos tus tejidos, especialmente a la piel de la cara, que es lo que interesa. Tanto las zanahorias como el pomelo, son ricos en betacorenos y en vitamina C, que es lo que necesita tu piel para dejar ese tono amarillento y recobrar su luminosidad. Bonus extra: Emplea una crema que contenga vitamina C para recuperar del todo la luminosidad del rostro. También puedes hacerte una casera, con el zumo de una naranja y dos cucharas de yogur.  

© Externa

MÁS EN MSN:

Las cuatro frutas que hay que comer este otoño

15 razones para comer salmón

PATROCINADO:

Cómprate una Xbox por menos de 100 € 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon