Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rihanna y la moda: una relación de amor-odio

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 08/03/2016 harpersbazaar.es

Demasiado camuflaje Rihanna y la moda: una relación de amor-odio

Desde el momento en que irrumpió en un desfile para Dean y Dan Caten de Dsquared2, el flechazo entre la moda Rihanna no ha parado de crecer; tanto dentro como fuera de las pasarelas. Las firmas la adoran y anhelan una porción de su magnetismo, porque lo que Rihanna toca, se pone o canta se convierte en éxito viral en un abrir y cerrar de ojos.

La súper estrella de Barbados tiene un poder de atracción mágico. Y primero fueron las campañas –de Gucci, Armani, Balmain, etc– con ella como modelo, pero ahora el jointventure va un paso más allá y lo que demanda es su criterio, como en la colaboración con Manolo Blahník o la colección de ropa deportiva para Puma.

Pero esta moneda tiene dos caras, y si un día los altares de la moda se rinden a sus encantos, a renglón seguido debería ser expulsada del Paraíso por atreverse con semejantes fechorías. Rihanna encarna los mejores y los peores looks con la misma facilidad. Tiene el arte de ofrecer en todo dos versiones, una para el recuerdo y otra para el olvido. Y si no, a las pruebas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon