Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Salto de cama: la tendencia pijamera masculina que viene... para quedarse

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 20/01/2016 Juanjo Madrigal

Mayo de 2011. Festival de Cannes (Francia). Presentación de la película ‘Drive’, del director Nicolas Winding Refn. Ante la atenta mirada de curiosos y ‘paparazzi’, el protagonista de la cinta, Ryan Gosling, comparece ante la prensa como quien acaba de salir de la cama: en pijama. Impecable, eso sí, lucía una blusa en azul marino a juego con un pantalón blanco y unos zapatos bicolor de apariencia ‘vintage’. Para sorpresa de los allí presentes, el actor dio un golpe de efecto ‘fashion’ que, casi cinco años después, continúa dando que hablar. Tanto es así que la tendencia ‘loungewear’ parece haberse visto obligada a abandonar el lecho y a conquistar la calle. Un 'salto de cama' en toda regla. 

Célebres firmas vinculadas al diseño de prendas para el descanso, como La Perla –con su propuesta de clásicos de Emiliano Rinaldi inspirados en Piero Fornasetti– o Marks & Spencer, llevan varias temporadas afanándose en crear colecciones donde la ropa para dormir exude lujo. De hecho, el modelo David Gandy ha creado para la citada multinacional británica la línea 'Autograph', donde batines y pijamas de dos piezas abandonan la vertiente ‘casual’ (más propia de tejidos como el algodón, que también los hay) para regresar a la seda. Un hecho que ha convertido al editor jefe de la revista ‘Playboy’, Hugh Hefner, en todo un visionario al hacer del pijama su uniforme de trabajo.

Ryan Gosling en el Festival de Cannes en 2011; imagen del desfile de ropa interior de La Perla; y el modelo David Gandy en una imagen de la campaña 'Autograph' de Marks & Spencer © Proporcionado por Glamouratis Ryan Gosling en el Festival de Cannes en 2011; imagen del desfile de ropa interior de La Perla; y el modelo David Gandy en una imagen de la campaña 'Autograph' de Marks & Spencer

Tanto es así que gran parte de las marcas de moda vinculadas al lujo han decidido sacar a la calle el tradicional ‘homewear’ (o ropa de andar por casa) para convertirlo en ‘loungewear’: la quintaesencia del lujo y el confort en versión ‘prêt-à-porter’. Lo sabían y lo saben los directores creativos de Dolce & Gabbana, quienes han vuelto a hacer de blusas y pantalones de pijama el santo y seña de su colección otoño-invierno 2016. 

Sucedió el pasado sábado 16 de enero. En el marco de la Semana de la Moda de Milán, Domenico Dolce y Stefano Gabbana hicieron del ‘spaghetti western’ la tendencia que está por venir. Con música de Ennio Morricone como telón de fondo, los italianos han conseguido que el pijama completo se convierta en la prenda estrella de la próxima temporada. Aunque no es la primera vez que sucede. 

Imagen de la campaña primaveral de 2016 de Dolce & Gabbana junto a dos de sus propuestas para la próxima temporada (D&G) © Proporcionado por Glamouratis Imagen de la campaña primaveral de 2016 de Dolce & Gabbana junto a dos de sus propuestas para la próxima temporada (D&G)

Para la primavera que está por llegar, el dúo creativo ya había coqueteado con esta prenda. En seda, eso sí, pero con estampados barrocos, este tipo de blusones abotonados con bolsillos de plastón se convertirán en la prenda fetiche para la próxima temporada. 

Imagen de la campaña primavera-verano de la firma Avellaneda (Daniel Riera) © Proporcionado por Glamouratis Imagen de la campaña primavera-verano de la firma Avellaneda (Daniel Riera)

Detalles preciosistas que también ha sabido reinterpretar Gucci aunque sin atreverse del todo. La italiana opta por abigarrados bordados en conjuntos a medio camino entre las prendas aptas para el descanso y el deporte. Chándales de colores vivos y aspecto festivo que sostienen esa tesis de que el lujo reside en ir cómodo. 

Menos barroca, aunque igual de sofisticada, es la propuesta del español Juan Avellaneda. En colores básicos como el azul y el blanco, el barcelonés juega con las blusas ‘pijameras’ (en sus versiones larga y corta) ofreciendo un punto de relax a los cánones estéticos del hombre clásico. Dos primaveras consecutivas apostando por una prenda que, en la de 2016, le cederá algo de terreno al pantalón de lino con un patrón muy confortable. 

La última firma que también ha sucumbido a la estética 'loungewear' para la próxima estación ha sido Ermenegildo Zegna. Desde la casa italiana la apuesta se torna algo más aniñada gracias a sus estampados de cuadros en tonos pastel. 'Blazers' ligeros de doble botonadura combinados con pantalones holgados son solo dos de las prendas que sus abrigos esconden. Estos últimos con apariencia de batín. Aunque no sean de seda.

Tres propuestas de la firma Ermenegildo Zegna para la próxima primavera © Proporcionado por Glamouratis Tres propuestas de la firma Ermenegildo Zegna para la próxima primavera

Si Hugh Hefner demostró ser todo un visionario, no menos lo fue el actor Ryan Gosling, a quien le bastó tan solo un 'photocall' para inspirar, años después, a modistos, diseñadores y directores creativos de medio mundo. Avanza con fuerza el concepto pijamero como un tropel de guerreros de Xian. ¿La consagración de esta tendencia masculina llegará con la primavera? 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon