Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

San Isidro 2017: manual para pasártelo de lujo en las fiestas más castizas

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 12/05/2017 Ángeles Castillo

Pues eso, que vamos a convertirnos en la emperatrices (y emperadores) de Lavapiés y a ir a la pradera de San Isidro a bailar un chotis mientras la boca se nos hace agua con tanto barquillo y tanta rosquilla; luego vendrá el vermú. Pero las fiestas del santo madrileño no son solo casticismo de libro, sino conciertos a tutiplén, pirotecnia, yoga al aire libre y actividades por doquier. Que los tiempos adelantan una barbaridad y ya hasta los huertos son urbanos. La capital se viste de chulapa, pero luego se abraza a lo nuevo para marcarse igualmente un agarrao. Veamos lo que hay en la agenda. Este fin de semana no hagas planes. Desde este viernes 12 de mayo hasta el lunes 15, día del fiestón, todo se cuece en Madrid, incluidos los picnis. No te olvides el mantón ni la parpusa (gorra de visera). Nosotros ponemos el manual para pasarlo mejor que bien.

1. No solo en la pradera. Ni solo en los jardines de las Vistillas o en la Plaza Mayor. A los escenarios más típico- tópicos se suman los del Templo de Debod, las plazas de Olavide, los Carros o Conde de Barajas, y los que se estrenan este año: la Rosaleda del Parque del Oeste, la plaza de Colón y la de Pedro Zerolo, y la Puerta del Ángel.

La pradera de San Isidro en su esplendor. (EFE) © Proporcionado por Glamouratis La pradera de San Isidro en su esplendor. (EFE)

Madrid era (es) una fiesta. Desde hoy mismo, cuando Juan Luis Cano, de Gomaespuma, ejerza de pregonero, como carabanchalero de pro. Ese será nuestro alumbrado. Pero si eres de los abonados a la pradera, allí te esperan pasacalles castizos, cocido madrileño popular, yoga al aire libre, cuentacuentos y hasta una exhibición canina de la Policía Municipal.

Así se viste una chulapa. (EFE) © Proporcionado por Glamouratis Así se viste una chulapa. (EFE)

2. Del chotis a Triángulo de Amor Bizarro. El chotis, con la mano en el bolsillo del chaleco y los dos pies juntos muy juntos si eres hombre y con el pañolón cubriéndote media cabeza si eres mujer, deja sitio al pasodoble, por supuesto, y también a la sarta de conciertos que prepara el Ayuntamiento de Madrid. Desde Martirio, que inaugura el cotarro junto a la Banda Sinfónica Municipal (hoy viernes a las 22 h en la Plaza Mayor) a Mastretta (el domingo a las 20 h en el mismo sitio), pasando por Kiko Veneno, Soleá Morente, Corizonas, Delafé, La Shica, Surfin' Bichos, Muchachito, la Orquesta Nacional de Barbés o Triángulo de Amor Bizarro. Para rizar el rizo, mañana sábado se celebra el Festival Los 40 Primavera Pop. Ya lo dijo la alcaldesa Carmena en la presentación, el programa es "diverso, abierto y para todos los gustos y edades". Hasta la zarzuela se echa a la calle.

3. Poniéndole poesía. En el Retiro habrá nada menos que dos espectáculos pirotécnicos, con fuegos artificales, efectos de iluminación sobre el agua del estanque y banda sonora de Luis Miguel Cobo. En el Templo de Debod, conciertos de música clásica al atardecer; en la Rosaleda, de músicas del mundo; en Olavide, de bandas callejeras, y en la plaza de Pedro Zerolo, de jazz.

4. Apúntate a bailar y... a batir récords. A la manera flamenca, porque la plaza de Colón acogerá una clase magistral con grandes figuras del arte jondo abierta a todo el mundo con la idea de enseñar al personal, pero también de batir el récord mundial de personas bailando. ¿Cuándo? Este domingo 14 de mayo a las 12 horas.

Pichikids a tope. © Proporcionado por Glamouratis Pichikids a tope.

5. Para niños, pero no solo. Además del festival Pichikids, que tiene lugar en el distrito de Arganzuela y es un encuentro para toda la familia con música en directo a cargo de La Fantástica Banda Plays The Beatles, Un Cuento Propio y AmyJo & The Spangles, y un sinfín de talleres y actividades, entre ellas el Pichibot, sobre programación, robótica y técnicas de stop-motion, toda una tentación, habrá cuentacuentos, yoga al aire libre, sesiones de clown con Walkman, y de malabarismo y equilibrio con Máximo Óptimo en la pradera de San Isidro, muy animada también por las payasadas de Paty Diphusa. En las Vistillas, juegos de biodiversidad, por eso de concienciar ecológicamente, y pasacalles castizos de gigantes y cabezudos. Y en Madrid Río, mucho deporte: hinchables, zonas de multiaventura y pista de skate.

6. Globos y estrellas de Miró. Y como San Isidro Labrador es quien es, pues toda la ciudad se verá en cierto modo transformada para la ocasión. Tradición manda. Es el momento de conocer los huertos urbanos comunitarios y de recorrer el paseo del Prado con otros ojos, que quedará convertido en un espacio para la justicia social, la paz y la ecología con mucho arte. Talleres de danza interpretarán 'El jardín de las delicias', del Bosco, que atesora el vecino Museo del Prado, y se podrá ver una constelación de globos y estrellas como homenaje a Miró. Y son solo dos ejemplos.

La pradera del santo en plena ebullición. (Foto: EFE) © Proporcionado por Glamouratis La pradera del santo en plena ebullición. (Foto: EFE)

7. Un día redondo. Y para que el día, el que sea de este largo fin de semana, te resulte así (redondo), nada como entregarse a las rosquillas del y por el santo. Será por rosquillas... Las hay por todas partes, pero esta vez nos hemos quedado con las de VAIT. A elegir: tontas (decoradas con yema de huevo), listas (recubiertas de fondant con aroma de limón), francesas (con almendra), de Santa Clara (con merengue y un toque de zumo de limón), de azúcar (con esta y limón) o de Alcalá (con masa de hojaldre y yema confitada). Por cierto, hasta el 16 de mayo, tienen a la venta una caja solidaria con seis rosquillas variadas para apoyar la lucha contra el cáncer (8,60 euros).

Querrás comer rosquillas a montones. (Foto: VAIT) © Proporcionado por Glamouratis Querrás comer rosquillas a montones. (Foto: VAIT)

Otra opción igualmente deliciosa es pasarse por Panod (C/ Prim, 1), cuyo maestro pastelero Pablo Palenzuela las ha reinterpretado en clave delicatesen, pero igual de tontas, listas..., de Santa Clara y francesas o francesillas. Y si te entran ganas de vermú, en el recién reabierto (y amado) Café Comercial, en la glorieta de Bilbao, te invitarán a beberte uno la mañana de San Isidro si vas ataviado como manda el patrón. En la puerta un barquillero animará la verbena, que la habrá. Las fiestas chulapas son así.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon