Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seis casas rurales con encanto para una escapada primaveral

Vanitatis Vanitatis 18/03/2016 Juanjo Madrigal

Cuatro alojamientos que han redescubierto el valor de lo tradicional. Donde apremia el gusto por la decoración sencilla. Sofisticada. Apta para espíritus camperos y exigentes. Vanitatis escoge seis destinos (dentro y fuera de España) donde el relax, en clave 'rural chic', está más que garantizado.Fotos: Jara Varela y Cortesía. © Externa Cuatro alojamientos que han redescubierto el valor de lo tradicional. Donde apremia el gusto por la decoración sencilla. Sofisticada. Apta para espíritus camperos y exigentes. Vanitatis escoge seis destinos (dentro y fuera de España) donde el relax, en clave 'rural chic', está más que garantizado.Fotos: Jara Varela y Cortesía.

Abrir los postigos e invitar a los primeros rayos de sol y a la naturaleza a que entren por la ventana. Desprender de nuestra piel la pátina de asfalto que nos recubre y escaparnos a recibir la primavera a una casa rural. A un lugar donde reine la calma y el sosiego. A un rincón donde sea posible rescatar los sabores tradicionales: desde un intenso aceite de oliva a unos tomates de la huerta o un revuelto de huevos de corral.

Este tipo de alojamientos ha redescubierto el valor de lo tradicional donde el gusto por la decoración sencilla no es un plus, sino una forma de entender el descanso de sus huéspedes. Vanitatis escoge seis destinos (dentro y fuera de España) donde el relax, en clave 'rural chic', está más que garantizado.  

1. Casa Josephine

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Cortesía)

Hace algo más de ocho años, Íñigo Aragón y Pablo López decidieron rehabilitaruna casa del siglo XIX ubicada en Sorzano (La Rioja), a escasos 15 kilómetros de Logroño. Este alojamiento rural con capacidad para 10-12 personas consta de cinco dormitorios, dos amplios salones con zona de comedor, cuatro baños y una cocina.

“Gozar de la buena vida” es el 'leitmotiv' que se repiten sus dueños casi como un mantra desde que ambos se pusieran manos a la obra allá por 2007 para restaurar esta casa de paredes blancas, suelos hidráulicos, objetos 'vintage', piezas actuales, plantas de interior, colores suaves y luz. Mucha luz.

Además,Casa Josephine es un estilo de vida: un estudio de decoración y arquitectura, una tienda 'online', un escuela de cursos y talleres, y hasta una bodega. Que para eso están en La Rioja. Aunque aún hay más. Sus dueños están inmersos en un nuevo proyecto: la reconstrucción de la que será su segunda 'sede rural'. Esta, en Palencia. El espíritu 'slow' se expande. Con el encanto de siempre y con la esencia de Fats Domino y su célebre 'Hello, Josephine'.  

2. Pensâo Agrícola

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Cortesía)

Tavira,Portugal. Año 1920. El matrimonio Silva Gomes mandó edificar esta casa rural que, poco tiempo después, serviría como regalo de bodas de su única hija. La otrora (y actual)Pensão Agrícola fue durante 50 años un hermoso refugio en Barrocal, en el Algarve, a escasos dos kilómetros de las fabulosas (y desérticas) playas de la zona. Después de haber caído durante más de 40 años en el olvido, sus actuales propietarios confiaron su remodelación al Atelier Rua: un estudio de arquitectura e interiorismo que logró convertirlo en un rincón con (mucho) encanto rural.

Tejados a dos aguas levantados sobre vigas de madera son solo dos de las características 'deco' de un lugar que alberga hasta seis suites: tres ubicadas dentro de la antigua edificación y otras tres enclavadas en unos módulos anejos. Incluso la antigua granja de la finca se ha adaptado para los nuevos tiempos. Dispone de una zona de solárium para el verano y una piscina climatizada para el invierno.

Los espíritus más camperos pueden solicitar su servicio de picnic. Aunque quienes busquen sosiego, nada como relajarse entre sus paredes blancas y sus suelos de hormigón pulido. Las piezas decorativas, rústicas pero con encanto 'minimal', sirven como complemento a una escapada al país vecino.

3. Hotel Ayllón

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Jara Varela) © Proporcionado por Glamouratis Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Jara Varela)

Sobriedad castellana. Austeridad segoviana. Estos podrían ser las dos grandes definiciones de estesingular hotel situado en un pequeño pueblo de la provincia castellanoleonesa. Sus propietarios lo definen como “sencillo, cálido y confortable”. Y razón no les falta. Porque su decoración destila aires escandinavos que invitan al relax.

Colores suaves para las paredes y maderas nobles para muebles y suelos son tres de las notas fundamentales de un lugar -ubicado en dos antiguas viviendas de la plaza mayor del pueblo al que debe su nombre- rehabilitado por el estudio Lucas y Hernández-Gil Arquitectos y decorado por Kresta Design.

Piedra, madera, mármol de Carrara o cal son solo algunos de los materiales que visten este espacio con 18 luminosas habitaciones. Todas con vistas a su amplio patio ajardinado o a la Plaza Mayor de la localidad.  

4. Valdirose

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Galería) © Proporcionado por Glamouratis Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica (Galería)

Irene Berni ha sido la encargada de restaurar esta finca del siglo XIX situada en la Toscana italiana. En este Bed&Breakfast a escasos kilómetros de Florencia y enclavado en las colinas de Lastra a Signa, ofrece cinco habitaciones de tonos crudos y sábanas blancas donde las notas de color las aportan sus tiestos con flores en tonos pastel. El verde de sus hiedras contrasta a la perfección con un lugar donde (casi) nadie logra perturbar su silencio.

Huele a limpio y cada una de sus habitaciones de estilo provenzal tiene nombre propio: desde Memorie, pasando por Buona Sorte para acabar en Segreti. Para ocupar alguna de ellas hay lista de espera. Un antiguo invernadero cumple las funciones de salón: el lugar elegido por su propietaria para agasajar a sus huéspedes con desayunos cuyos productos tienen la etiqueta 'eco'.

Un negocio tan familiar que hace que cada uno de sus visitantes acaben sintiéndose como uno más. El pan y la mermelada caseros están servidos. ¿Acaso no hay excusa para escaparse por unos días de la vecina Florencia?

5. Can Casi

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica © Proporcionado por Glamouratis Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica

Si te has echado uno de esos relojes blandos que imaginó Dalí al bolsillo, como corresponde en las tripas mismas del Ampurdán, sabrás que aquí se ha parado el tiempo. Te darás cuenta nada más traspasar el umbral de Can Casi, e incluso antes, cuando lo tengas delante de tus narices. El nombre de las habitaciones lo dice todo: Happy, Keep Calm & Relax, Enjoy, Smile y Love. Esta masía, decorada con todo lujo de detalles y sin perder el toque payés, le habría gustado a Gala también.

6.- El Jardín Vertical

Pincha aquí para ver la galería fotográfica © Proporcionado por Glamouratis Pincha aquí para ver la galería fotográfica

Es como el del CaixaForum de Madrid, pero en su versión histórica, en una casa de cinco plantas del siglo XVII restaurada para albergar este pequeño hotel sobrado de encanto con nueve habitaciones nada más (con chimenea, abuhardillada, dúplex…) en el casco antiguo del precioso pueblo de Villafamés. Es tan particular que se alza a más de doce metros sobre la muralla medieval, por lo que, además, tendrás buenas vistas (a la sierra de Peñagolosa y a un hermoso campo de almendros, encinas y olivos milenarios). Estarás a 25 kilómetros de Castellón y 65 de Valencia capital. 

MÁS EN MSN

Uruguay, ese gran desconocido

Madrid en 10 galerías de arte




Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon