Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seis trucos para saber cómo gestionar la pérdida o cancelación de un vuelo

Vanitatis Vanitatis 01/08/2016 Claudia del Águila

Colas en aeropuertos, individuos con ojeras hasta los tobillos declarando que lo suyo es una injusticia, historias de familias que perdieron la conexión de sus vuelosy se quedaron sin vacaciones... Todos hemos visto algunos casos de retrasos o cancelaciones en las noticias. Pero ¿qué ocurre si un día eres el protagonista de esa película? La ley está llena de recovecos en los que la frontera entre la obligación y el derecho se difumina. De todas formas, hay algunas cosas que deberías tener claro por si los retrasos o las cancelaciones encapotan tu verano. 

1. Más vale prevenir

Por la misma razón que no solemos mirar las instrucciones para el montaje de cualquier cosa hasta que fracasamos, no solemos consultar las condiciones de la compañía con la que viajamos. Si te resulta tedioso hacerlo con todoslos preparativos del viaje, simplemente bájate el documento y llévalo en tu teléfono o tablet, por si en algún momento lo necesitas. Algo que nos solemos saltar con bastante preocupación es el seguro. Nada como contratar uno: realmente no cuesta tanto y puede ser un salvavidas en esta circunstancia y en otras muchas. 

2. Cuándo se considera retraso

Existe retraso en un vuelo cuando se alarga más de dos horas para los de corta distancia y más de cuatro para los de larga. En este caso, las compañías europeas están obligadas a proporcionar a sus clientes cheques de comida y bebida que puedan canjear en los establecimientos del aeropuerto. Sin embargo, si has viajado con una compañía que no pertenezca aEuropa, habrán de reubicarte en otro vuelo, pero no tendrán la obligación de mantenerte. En cuanto al alojamiento, si fuera necesario, se estudiará cada caso: el tiempo de espera o si tienes la posibilidad de ser acogido por familiares.

3. Has perdido una conexión

El retraso puede provocar que pierdas el siguiente vuelo. Aquí la situación variará dependiendo de si los dos vuelos eran o no de la misma línea aérea. Esta es una de las razones por las que se aconseja escoger siempre una sola compañía por trayecto. En el caso de que hayas seguido esta recomendación, la aerolínea tendrá que solucionar tu situación. Por el contrario, tendrás que consultar la normativa, pero no podrás exigir una solución tan rápida.

4. Si el retraso se alarga...

© Externa

A partir de tres horas de espera, si estas volando desde o hasta cualquier país de la Unión Europea, tendrás derecho a una indemnización que va desde los 250 hasta los 600 euros. Para un tramo de 0 a 1.500 kilómetros se abonan 250; hasta 3.000, 450 euros, y cuando la distancia es mayor de 3.500, unos 600. Además, la compañía debe responsabilizarse de tu manutención o de la propuesta de un destino alternativa. 

5. Con la cancelación hemos topado

Puedes reclamar por cualquier vuelo que se haya cancelado con menos de 14 días de antelación, incluso si te lo han notificado por 'email' y tú no lo has consultado. En ese caso deberías recibir el reembolso completo o un billete alternativo. Las indemnizaciones son las mismas del punto anterior. Sin embargo, la responsabilidad de la compañía dependerá de las razones por las que se ha producido el retraso o la cancelación. Por ejemplo, no se responsabilizarán si lo ha provocado circunstancias climáticas extremas, una huelga, la erupción de un volcán, un terremoto... 

6. ¿Cómo se reclama?

Es fundamental no tirar ningún documento. Consérvalo absolutamente todo: facturas, tarjetas de embarque... Y con esa documentación, lo mejor es que recurras a algunas de las webs que calcularán lo que puedes llegar a cobrar y tramitarán tu demanda. A cambio, evidentemente, se llevarán una pequeña comisión. Rastreator Flight Right son las más conocidas, aunque también puedes informarte en la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon