Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sexo seguro: te explicamos por qué no debes usar el aceite de coco como lubricante

Vanitatis Vanitatis 22/02/2016 María Borja

Una 'celebrity', un micrófono, una declaración picantona... y ya tenemos una tendencia viral. Cuando Miranda Kerr declaró públicamente que usaba el aceite de coco para todo, 'incluso en el dormitorio' (guiño y risas cómplices incluidas, jajaja, soy una chica malaaaa), abrió la caja de Pandora. Era lo único que faltaba para que este aceite, ya un 'must' en los hábitos cosméticos de las chicas modernas, se convirtiera en el nuevo rey de la alcoba

Coco, aceite... e imaginación © Proporcionado por Glamouratis Coco, aceite... e imaginación

"Desde el año pasado, la web arde con argumentos a favor y en contra de la utilización del aceite de coco como lubricante íntimo -reconoce Tatiana Escobar, cofundadora de La Juguetería Erotic Toys-. En general, en su defensa se argumenta que huele bien y sabe mejor, que es orgánico, que tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas... y también que es económico. Pero estos factores no son de ningún modo determinantes para probar que sea una sustancia apta para utilizarse como lubricante íntimo". Es decir, que por más que lo podamos comer y que nos guste su sabor, no significa que sea saludable embadurnarnos los genitales con él. 

No es lo mismo tocar que deslizar. Quien lo probó, lo sabe © Proporcionado por Glamouratis No es lo mismo tocar que deslizar. Quien lo probó, lo sabe

Ahora, veamos cuáles son los argumentos en contra: uno de ellos, común a todos los aceites, es el de que no es compatible con preservativos de látex, ya que los debilitan y pueden provocar que se rompan. Es decir, si utilizas condones en tus relaciones sexuales y quieres utilizar también aceite de coco, "deberás comprar preservativos de poliuretano, mucho más costosos que los de látex -continúa Escobar-. Además, el aceite de coco es un producto comedogénico que obstruye los poros, lo que puede causar irritaciones u otras molestias". 

Siguiendo con la lista de infortunios, nos encontramos con que, en opinión de Tatiana Escobar, "para el sexo anal es francamente un desastre y si pretendes utilizarlo con tus juguetes eróticos favoritos, los destruirás: tanto la silicona como otros materiales empleados en su fabricación no son compatibles con los lubricantes a base de aceites". 

¿Se conseguirá poner freno a la tendencia? Difícil papeleta. La gran gurú de lo alternativo, Gwyneth Paltrow, ha entronizado al aceite de coco cual bálsamo de Fierabrás y lo ha propulsado desde los lineales del súper a los estantes del baño, en donde ya se le considera el nuevo listerine (sí, es el colutorio más 'cool'). Ahora ya ha ganado terreno en la mesilla de noche, por más que los expertos apuesten por otro tipo de lubricantes: "Tenemos en el mercado lubricantes a base de agua con fórmulas fantásticas para mucosas sensible y propensas a irritaciones e infecciones, como los de la casa canadiense Intimate Organics -explica Escobar-. Estos lubricantes orgánicos combinan todos los argumentos a favor del aceite de coco y ninguno de los argumentos en contra: son 100% veganos, realizados con ingredientes naturales, con olores y sabores deliciosos, pero además son compatibles con preservativos de látex y biocompatibles, libres de parabenos, glicerina de origen animal, dietanolamina y no son testados en animales".

¡Ánimo, que es posible! © Proporcionado por Glamouratis ¡Ánimo, que es posible!

Mejor aún pueden llegar a ser los lubricantes 'premium' con base de silicona; de hecho, se prescriben para mujeres con problemas de sequedad vaginal originado por tratamientos antitumorales o que sufren de neurodermatitis. "Para quienes se preocupan de las posibles interacciones de los ingredientes de un lubricante comercial con la mucosa y la flora vaginal, no hay elección más segura que un buen lubricante de silicona, ya que no puede permanecer en tu cuerpo y, al ser una fórmula estable, tampoco puede mezclarse con él. ¿Nuestro favorito? El Pjur Med Premium Glide, hecho en Alemania, en nuestra opinión el mejor lubricante de silicona del mercado". 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon