Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Stop alopecia: cinco nuevos avances para frenar la caída del cabello

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 27/02/2017 Álvaro Hermida

A pesar de que no suele implicar problemas de salud, la alopecia es una de las pesadillas relacionadas con el aspecto físico que más aterroriza a los hombres (y cada vez a más mujeres). Realmente, la calvicie es una lotería muy poco ventajosa: a la edad de 30 años, nada menos que un 40% de la población masculina sufre caída capilar ‘notable’. A los 60, el 65% es definitivamente calvo. Tan oscuro panorama hace que miles de empresas estén embarcadas desde hace décadas en una carrera desenfrenada para encontrar métodos que frenen, valga la paradoja, o palien, o reviertan, la desaparición de cabello de las cabezas. ¿Cuál es el estado de la cuestión? A continuación, las últimas novedades en la materia.

1. Tecnología láser

Se investiga incansablemente con estos haces de luz de alta energía y su utilización médica está cada día más extendida. Múltiples estudios realizados por el doctor Mike Hambling de la Harvard Medical School de Boston parecen apuntar a que las mitocondrias (centrales eléctricas celulares) de los folículos que pierden la capacidad de generar pelo se reactivan cuando son sometidas a luz de láseres de baja intensidad y aumentan la cantidad de sangre que el cuerpo envía a dichos folículos. A raíz de estos estudios, han surgido múltiples terapias láser en los últimos años para el tratamiento de la alopecia. Entre ellas, la gama de gorras capilares Capillus, que promete la regeneración capilar desde la comodidad del sofá de casa. Su precio va desde los 900 € hasta los 3.200 €.

© Externa

2. Terapia celular

Una de las causas más comunes de la caída del cabello, según creen actualmente los expertos, es que las células encargadas de generarlo pierden su suministro de sangre y, por tanto, de nutrientes y oxígeno. Para evitarlo, centros como la clínica bilbaína Ercilla han empezado a aislar los factores de crecimiento de la sangre de sus pacientes y a aplicarlos a su cuero cabelludo, obligando así a los folículos a recibir más sangre y reactivarse.

3. Clonación capilar

La cirugía y los implantes capilares son las tácticas más comunes y efectivas para repoblar la cabeza de quienes sufren alopecia, pero, a fin de cuentas, solo mueven el pelo de un lugar a otro. Para evitarlo, nuevos tratamientos 'cultivan' nuestros folículos en un laboratorio junto a células de piel sanas con el objetivo de crear una 'granja de melena' sana. Después, dicha granja se implanta en la cabeza del paciente. Esta técnica todavía está en fase de estudio.

4. Masajes

El automasaje capilar nunca pasa de moda. La idea es estirar las células capilares que, según un estudio publicado por el Doctor Taro Koyama de la clínica japonesa Men’s Health, aumenta el grosor de cada pelo en 0,007 mm tras 24 días de masajeo. De todos modos, que los más entusiastas tengan cuidado: querer estirar demasiado las células capilares puede acabar llevándose mechones por delante -a los 12 días de masajes, los participantes en el estudio habían perdido masa capilar-, así que mejor ir con calma.

5. Positivos efectos secundarios de algunos medicamentos

Padecer los efectos colaterales de una medicación no suele ser buena noticia, con la excepción de que se trate del repentino aumento de la densidad capilar o el renacimiento de cabello perdido. Esto es lo que un reciente estudio científico ha descubierto en pacientes de alopecia areata, una de las causas más comunes de pérdida capilar (afecta a un 2% de la población total), que hace que nuestro sistema inmune, encargado de protegernos frente a 'invasores' externos, se vuelva loco y ataque a nuestros folículos. Un grupo de investigadores de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, descubrió que pacientes de artritis reumatoide (también una enfermedad autoinmune) que tomaban el medicamento Ruxolitinib experimentaron un recrecimiento de su cabello en solo 3 meses. La aplicación de este método todavía está siendo investigada y no está aprobado por la FDA, que es la agencia reguladora de medicamentos en Estados Unidos, pero estudios como este lo convierten en un método prometedor.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon