Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tenemos que hablar de los looks de la Familia Real durante su último paseo en Palma

Logotipo de Glamour Glamour 07/08/2017 Glamour
Letizia, Felipe, Leonor y Sofía © Gtres Letizia, Felipe, Leonor y Sofía

Nos debatimos entre que nos encante por su espíritu 'kitsch' o que no nos guste nada por su dudoso gusto.

Uno de los momentos más esperados del verano en el mundo celebrity español es el posado de la Familia Real en el Palacio de Marivent. La llegada de los Reyes -ya antes con Juan Carlos I y Sofía- significaba el comienzo de sus vacaciones, a pesar de que su visita a Palma de Mallorca está llena de eventos oficiales, como el propio posado en sí, las regatas, la cena con las autoridades... En 2017, y consciente todo el país de que a Letizia Ortiz no le gusta nada, ese posado se ha producido, seguido de otro más 'espontáneo' (y cada año estratégicamente planeado, claro está) realizando una actividad cultural. Así, Felipe VI, Letizia, Leonor y Sofía han ido a ver una exposición siguiendo la máxima estilística de la sesión inicial en Marivent, con el color azul como protagonista.

Y, una vez más, se ha dado ese fenómeno que nos inquieta, el de coordinarse todos los miembros de la familia entre sí, como ya hacen los propios Reyes en muchos actos oficiales. ¿Bonita tradición familiar o costumbre kitsch al más puro estilo Awkward Family Photos? Nos debatimos entre ambas opciones.

1 © Proporcionado por Glamour 1

Si supiéramos cuáles son las intenciones de este coordinado quizá podríamos inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro. Es decir, si los Reyes tienen un gran sentido del humor y lo que pretenden es bromear con la prensa y por eso se visten todos de blanco y azul, lo compartimos. Pero si piensan que es verdaderamente cool coordinarse los 4, quizá deberían saber que su idea nos recuerda a esos retratos familiares de los años 80 y 90 en Estados Unidos.

En cualquier caso, el que ha sido su último posado en Palma del verano de 2017 se ha caracterizado por la moda española. Letizia ha llevado un vestido blanco de Adolfo Domínguez que ya había estrenado en 2011, en unas regatas en el mismo lugar. El vestido de rayas horizontales de Leonor era de Zara Kids mientras que el de Sofía era de Mango Kids. Las abarcas menorquinas con plataforma pertenecen a la firma, también española, Mibo. La camisa estampada de Felipe VI aún está por desvelarse.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon