Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tres barras 'old school' donde saborear cócteles de ayer (y de hoy)

Vanitatis Vanitatis 18/11/2016 Juanjo Madrigal

Las capitales más señerasdel continente europeo apuran las últimas semanas de otoño en clave retro. Barras, bares y viceversa sucumben con tino al gusto por lo antiguo con aires renovados. La decoración de notas ‘vintage’ es un plus para ese público que busca lugares donde saciar su sed y compartir fotografías a través de la red social Instagram. La apariencia ‘old school’ de estos locales crea escuela y gana enteros a medida que sus ‘bartenders’ hacen de sus puestos de trabajo verdaderos altares de la nueva mixología. 

Son coctelerías donde la estética manda. Lugares donde materiales como el terciopelo, el metal, la madera decapada o los suelos hidráulicos se convierten en los cuatro primeros mandamientos de una religión ‘deco’ que comulga con las normas de la mixología. Los ‘barmen’ son los nuevos gurús de estos espacios enclavados en localizaciones privilegiadas en ciudades comoBarcelona, París o Londres. Unos rincones donde se funden interiorismo y gastronomía para deleite de los paladares más sibaritas de los estetas más recalcitrantes. 

1. Sabor colonial

El barcelonés hotel Cotton House posee en sus instalaciones una joya sofisticada, discreta y elegante. Se llamaBatuar, un restaurante y coctelería donde es posible disfrutar de la gran variedad de platos con productos locales así como de su innovadora carta de cócteles de autor. De hecho, entre sus numerosas creaciones destaca el Gossypium que mezcla pisco, curaçao azul, ginebra, lima y especias. Todo él inspirado en el color turquesa del mar Mediterráneo. 

Aunque su sabor colonial, además de residir en sus más de 30 referencias de ron, también reside en su decoración. Las vajillas del Batuar se muestran coquetas a través de algunas de las alacenas que forran sus paredes así como sus taburetes o mesas de patas torneadas. Una chimenea preside una de sus estancias alumbradas por grandes lámparas que parecen recién traídas de las Antillas. 

El origen del nombre del Batuar está inspirado en una prensa para el algodón encargada de eliminar sus impurezas (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis El origen del nombre del Batuar está inspirado en una prensa para el algodón encargada de eliminar sus impurezas (Foto: Cortesía)

Dónde: Gran Vía de les Corts Catalanes, 670 (Barcelona). 

Cuándo: De 07.00 a 00.00 horas.

2. Memorias de Saint Laurent

El Dandelyan,el ‘cocktail bar’ del hotel Mondrian (Londres), deviene en algo más que un viaje sensorial: es todo un descubrimiento. Un ‘veni, vidi, vici’ gastronómico y espirituoso que cuenta con sendos reconocimientos dentro del gremio de la coctelería. Recibió el premio a la mejor coctelería innovadora de carácter internacional en 2015 y el de mejor menú de cócteles del mundo (2016). De hecho, la receta del Concrete Sazarac causa furor entre los paladares más sibaritas. 

Sabores exóticos y combinaciones inesperadas que también se trasladan a su decoración. El interiorista Tom Dixon recreó -a través del mármol verde y sus asientos de cuero rosa- el ambiente propio de las coctelerías de los años 60 y 70 que antaño frecuentara el modisto Yves Saint Laurent. Tanto es así que hasta la música que suena en este rincón al lado del río Támesis es la de las bandas británicas y estadounidenses de la citada década. 

El diseñador de interiores Tom Dixon ha sido el artífice de la decoración del Dandelyan (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis El diseñador de interiores Tom Dixon ha sido el artífice de la decoración del Dandelyan (Foto: Cortesía)

Dónde: 20 Upper Ground (Londres).

Cuándo: de 16.00 a 02.00 horas. 

3. París y el 'art déco'

Este neobistró de reminiscencias 'art déco' se ha convertido en el refugio perfecto donde tomar la primera (copa) o degustar la penúltima. A dos pasos del distrito de Montmartre y a otros tantos de La Nouvelle Athénes,Maison Lautrec esconde de todo menos los célebres carteles de bailarinas de cabaret que inmortalizara Toulouse (Lautrec). Aunque hay tanto mármol, madera, terciopelo y plantas tropicales que hasta el mismo pintor hubiera recreado esta atmósfera en algunas de sus obras. 

Los amantes de la 'soirée’ parisina encuentran parada y fonda en un local que nació hace unas semanas fruto del amor de cuatro amigos apasionados de la restauración, la comunicación y la cultura. Y se valieron de la interiorista Fanny Perrier para hacer de este rincón un local a su imagen y semejanza. Un bar y restaurante que ofrece producto local y una carta de cócteles que deviene en nueva alquimia. En él, la generación de parisinos nacidos a finales de los 80, muchos de ellos relacionados con el sector de la moda, gustan de ver y ser vistos con un buen Pigallerie, su combinado más famoso, en la mano. 

Terciopelo, mármol, madera y latón son cuatro de las notas distintivas de Maison Lautrec (Foto: Cortesía) © Proporcionado por Glamouratis Terciopelo, mármol, madera y latón son cuatro de las notas distintivas de Maison Lautrec (Foto: Cortesía)

Dónde: 63 rue Jean Baptiste Pigalle (París).

Cuándo: De martes a sábado de 12.00 a 02.00 horas. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon