Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Twerking, mueve el culo como JLo, Kim Kardashian, Miley Cyrus o Kylie Kenner

Vanitatis Vanitatis 03/11/2016 Isidre Estévez

Aunque para muchos el también llamado perreo, consistente en lascivos movimientos del trasero al ritmo de ritmos afrocaribeños, representa una muestra de machismo intolerable y de objetificación del cuerpo femenino, hay quien se toma las cosas de otra manera. Hay un movimiento que reivindica este baile como vía de empoderamiento del cuerpo femenino, y en los talleres que imparten se incluyen clases teóricas para conocer la teoría y prácticas para depurar el arte de mover el trasero sensualmente.

En 2013, Miley Cyrus llevó el 'twerking' a los ojos de todo el mundo moviendo el trasero frente a Robin Thicke en los MTV Awards. El huracán mediático provocado por la norteamericana solo venía a llamar la atención sobre un fenómeno con cierta historia tras de sí. Así, es a la vez una práctica denostada por vulgar, realizada por diversión o por convicción, como deporte o como maniobra de empoderamiento del cuerpo femenino y reminiscencia de la cultura afro de la que proviene. 

Kim Jordan es una norteamericana afincada en Barcelona que participa en talleres de sexualidad a los que aporta su trabajo corporal a través del 'twerk' y el 'booty dance'. “Nuestros cuerpos son el lugar para la celebración, la voluptuosidad y el placer”, defiende. Jordan define el 'twerk' como un movimiento dirigido por la pelvis en el que las caderas se mueven hacia delante y hacia atrás. Puede hacerse en muchas posiciones distintas, pero sigue siendo un solo movimiento. Ella engloba el 'twerk' en un género más amplio llamado 'booty dance', creado para englobar los mil movimientos que se pueden hacer con el culo y caderas. Simplificándolo, 'booty dance' es el género y 'twerk' es solo un movimiento dentro de ese estilo.

© Externa

Orígenes africanos

Los orígenes del 'twerk' se relacionan con el 'mapouka', un baile del sureste de Costa de Marfil en el que, igual que en el 'twerk', las mujeres son las que protagonizan los frenéticos movimientos de pelvis y trasero. En Jamaica, por su parte, realizan 'wuk contest', en los que las mujeres se contorsionan y exhiben sus nalgas con movimientos acrobáticos a ritmo de 'dancehall'. En Latinoamérica, los bailes similares se han asociado con el llamado perreo en el reguetón o la salsa 'choke', pero el 'twerk' ha tenido mayor trascendencia y ha aglutinado los discursos que lo reinterpretan como vía de empoderamiento femenino. 

Delito en Rusia

La sexualización obvia que sugieren estos movimientos ha levantado objeciones sobre su exhibición pública. En Rusia un grupo de jóvenes fue encarcelado durante diez días por subir un vídeo bailando 'twerk' a internet en el espacio público. Los fiscales del caso declararon que “la danza erótica y sexual supone una falta de respeto para la memoria histórica y un acto inaceptable"

Moda en Estados Unidos

En Estados Unidos hace años que muchos gimnasios imparten clases de esta disciplina, cuya práctica intensiva implica un gran gasto calórico, aunque en España hace relativamente poco tiempo que se está empezando a conocer como práctica deportiva. En Madrid, por ejemplo, se imparten clases de 'twerk' en BHA Urbance, escuela creada por la bailarina Blanca de las Heras, y muchas otras escuelas, como Flow, están incorporando clases a su oferta.   

MÁS EN MSN:

'Hooping': la nueva manera de estar en forma

Si se pasa con el deporte le saldrán caries

PATROCINADO:

Cómprate una Xbox por menos de 100 € 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon