Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un desayuno sano para cada día del año (o tu nueva cuenta favorita de Instagram)

Logotipo de Harper's Bazaar Harper's Bazaar 20/01/2017

INGREDIENTES1 manzana verde1 puñado de espinacas baby1/2 calabacín1 rama de apio (si nos estamos iniciando en los smoothies verdes podemos sustituir el apio por 1 plátano)1/4 limaTé verde (según textura deseada)Mezclar todos los ingredientes con la batidora menos el té verde e ir añadiéndolo poco a poco para asegurarnos de que no nos queda muy líquido. Por encima podemos ponerle las frutas, cereales o frutos secos que queramos. En este caso hemos añadido granola casera.*Para la granola: mezclar 1 taza de copos de avena, 10 almendras, 8 nueces y 10 avellanas (todas ellas troceadas). Disolver 1 cucharada de miel en un poco de agua y añadir a la mezcla. Hornear a 180º hasta que quede tostado.

INGREDIENTES1 manzana verde1 puñado de espinacas baby1/2 calabacín1 rama de apio (si nos estamos iniciando en los smoothies verdes podemos sustituir el apio por 1 plátano)1/4 limaTé verde (según textura deseada)Mezclar todos los ingredientes con la batidora menos el té verde e ir añadiéndolo poco a poco para asegurarnos de que no nos queda muy líquido. Por encima podemos ponerle las frutas, cereales o frutos secos que queramos. En este caso hemos añadido granola casera.*Para la granola: mezclar 1 taza de copos de avena, 10 almendras, 8 nueces y 10 avellanas (todas ellas troceadas). Disolver 1 cucharada de miel en un poco de agua y añadir a la mezcla. Hornear a 180º hasta que quede tostado.
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

Un desayuno sano para cada día del año (o tu nueva cuenta favorita de Instagram)

Puede que tu vaso esté a punto de desbordar si se cruza en tu camino un perfil de desayunos en Instagram más. O puede que los recopiles uno tras otro entre tus ‘seguidos’ con tal de dar con el inicio del día perfecto. La cosa es que entre la fiebre healthy y el ya lejano pero latente boom de Instagram, la primera comida de la jornada ha tomado, por fin, gran importancia. Se acabaron los cafés ardiendo en la mano mientras sales por la puerta de casa, la simple tostada con mermelada o los boles de cereales que son en un 90% azúcar refinado. El ‘cuquismo’ (ese que a estas alturas del online no hace falta que te expliquemos) ya no atañe solo a la cena de turno en el nuevo restaurante de la ciudad; ahora es también un pudding de chía o un smoothie multicolor. Y en A year of breakfasts de eso tienes para rato.

‘Un año de desayunos’ es la traducción al español de la cuenta creada por Sandra Santacana, una comunicadora y publicista madrileña que hace tres años dejó su trabajo en una agencia para volcar todo su amor por las cosas bonitas en Muy Muy Felices, su productora audiovisual especializada en bodas. Paralelamente, hace 309 días –lleva la cuenta en cada una de las imágenes que sube, no es que yo me haya puesto a sumar– empezó una nueva aventura aprovechando la plataforma que supone Instagram: abrió una cuenta en la que ilustraría un desayuno cada día durante los próximos 365. Lo hizo porque una amiga le animó a compartir sus creaciones (permitidnos llamarlas así, que hacer un degradado de color en un batido no es precisamente tontería) con más gente, dando ideas para no repetir un día tras otro la ya muy vista rebanada de pan con tomate y aceite. Para ella, además, era un reto: “Soy muy de empezar cosas y no terminarlas. El ponerle número a cada uno de ellos me pareció una buena manera de plantarme y decir ‘esto lo termino sí o sí’”, nos cuenta.

Eso sí, en A year of breakfasts no vale todo. La otra condición que se puso por bandera fue que sus propuestas fueran sanas. Bueno, sanas y estéticamente bonitas: “Intento que estén cargados de nutrientes. No soy especialista, pero me apasiona desayunar y me empapé como loca con información sobre superalimentos y tendencias saludables. Además, a riesgo de que suene horrible, me gusta comer ‘bonito’ y me armo de paciencia hasta conseguirlo… ¡qué le voy a hacer!”.

La fruta es denominador común en todas las recetas y el smoothie en sus mil versiones el formato más recurrente. Pero no el único: tortitas con harina de avena, bowls multicolor, tostadas originales, crumble casero o versiones healthy de postres que le gustan (como el batido de tarta de zanahoria) completan la selección. En cuanto a los ingredientes, aunque hace un año podía ser complicado encontrar algunos, como el açaí en polvo, cada vez es más fácil dar con ellos en herbolarios, tiendas especializadas o secciones ‘Bio’ de grandes supermercados. ¿Su favorito? “La avena, porque es muy saciante, se puede combinar con cualquier fruta y queda riquísima”.

Posiblemente, a estas alturas del texto, ya estés refunfuñando, pensando en quién es el listo que se levanta una hora antes para pasar más tiempo preparando un desayuno que devorándolo. A lo primero, Sandra tiene respuesta: “En los más elaborados se tarda unos 10 ó 15 minutos. Como truco, propondría tener siempre fruta troceada en el congelador y granola casera hecha el fin de semana para poder añadirla en cualquier momento”, aconseja; lo segundo, depende de ti. ¡Feliz año de desayunos!

TE RECOMENDAMOS: ALTERNATIVAS PARA UN DESAYUNO SALUDABLE

Healthy breakfast food options Alternativas para un desayuno saludable
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon