Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un mixtape y 60 minutos: las canciones que definen a Zahara

Logotipo de Glamour Glamour 18/07/2017 Glamour

La cantante comparte con Glamour 16 temazos que marcaron su vida y el porqué de cada uno de ellos.

Cuando pensábamos que la escarcha que se escapa del sonido de un vinilo era lo más nostálgico que podíamos escuchar, llegó el efecto ‘Por 13 razones’ y descubrimos que, en realidad, un mixtape puede tener todavía más magia.

Porque las cintas de cassette se hacían en casa, se pasaban de mano en mano, se compartían con personas especiales… y porque hoy, aun cuando probablemente no tengas un solo reproductor apto en casa, aún te hacen esbozar una sonrisa.

Con esta premisa, la de la personalización, la de que somos lo que escuchamos, hemos pedido a Zahara que nos haga su propio mixtape, que nos permita descubrirla a través de 60 minutos de canciones ajenas –que las suyas las tenemos muy bien aprendidas- y esto es lo que nos ha contado.

Estas son las canciones que le erizan la piel, las bandas sonoras que pasaron del cine a su iPad, la música que la inspira, las que la definen, las que marcaron su vida y otras curiosidades llenas de ritmo.

1 © Proporcionado por Glamour 1

Conoce a Zahara en 60 minutos

1. Human

Cada vez que me pongo los auriculares por la calle me siento parte de un videoclip. La realidad cambia una vez tiene banda sonora. Esta canción me ha acompañado por Malasaña, Chamberí, paseando a buen ritmo, balaceandome mientras marco el pulso con los pies. La ciudad me pertenece cuando suena esta canción.

2. Senza un perché

Dime qué música escucho y te diré qué serie estoy viendo. Esta preciosa canción la descubrí gracias a El joven papa. Sorrentino y Law en estado de gracia (nunca mejor dicho) con una banda sonora a la altura.

1 © Proporcionado por Glamour 1

3. Lightthouse

Patrick Watson es mi compositor y arreglista favorito. Estoy profundamente enamorada de su música, de su manera de entenderla. Delicada, cuidada, perfecta. Sus discos me acompañan en los mejores momentos, siempre está presente. Consigue calmarme, emocionarme, llevarme a un lugar lleno de sensibilidad.

4. Nightcall

El cine forma parte de mi vida, no puedo estar sin ver una película como mínimo a la semana.

Cuando una película me gusta vuelvo a casa buscando su banda sonora, para seguir un poco con ella, para terminar de comprenderla. En Drive la música ocupa un papel importantísimo y escucharla es volver a la carretera y acompañar a Ryan Gosling donde tenga que ir.

5. When my time comes

Si me preguntaras qué música me gusta te diría "exactamente esta".

6. La luna debajo del brazo

Una que tanto se ha inspirado en los demás a veces también quiere ser la musa. Una vez puse las piernas sobre el salpicadero camino del Puerto de Santa María. Siempre quise creer que hablaba de mí aunque nunca me atreví a preguntar.

7. Valentine's Day

Hace poco publiqué mi primera novela. La música es tan importante para mí que aunque ningún personaje tenga una relación directa con la ella sí que esta está presente en cada capítulo. El libro tiene su propia banda sonora (Trabajo, piso, pareja en Spotify) y empieza así.

1 © Proporcionado por Glamour 1

8. Turnedo

Cuando escuché esta canción tuve la sensación de que hablaba de mí, que me comprendía, me abrazaba y me entendía mejor que todos los psicoanalistas que había visitado. Sigo sin saber quién soy, pero sé que un poco de mí está ahí.

9. Stay young, go dancing.

Life is sweet. Uno de los estribillos más sencillos y emocionantes que he escuchado nunca. Una declaración de amor perfecta. La compuso uno de mis grupos favoritos de la vida, pero ojalá la hubiese compuesto yo.

10. You ought know

Cuando era adolescente Alanis apareció en mi vida y lo desbarató todo. Cambió mi manera de entender las canciones, los fraseos, las letras. A día de hoy sigue siendo una de mis mayores influencias.

11. Judith.

A mis 20 años descubrí a los Smashing Pumpkins. De ahí me pasé al rock, al metal y me quedé durante mucho tiempo atrapada con la voz de Maynard Keenan. Mucha de la oscuridad que hay en mis canciones viene de aquella época que se resiste a marcharse.

1 © Proporcionado por Glamour 1

12. Te debo un baile.

Fue mi vals el día de mi boda.

13. Calle melancolía

Me criaron las coplas que cantaba mi abuela (de eso hablaremos más tarde), la música renacentista y las canciones de Sabina. Era una niña y ya cantaba todas sus canciones de memoria. Fue un referente entonces y ahora. Pensaba qué bonito que canten tus canciones, ¿no? Eso tiene que ser muy enorme. No me equivocaba.

1 © Proporcionado por Glamour 1

14. All of me

Yo quería aprender a tocar el piano pero vi esta partitura y me puse a canturrear. Vivía en Almería y tenía 18 años. De ahí surgió un vínculo con el jazz que me llevó a formar junto a Aure Ortega un dúo de jazz con el que tocábamos en el Café Pícaro de Granada cada mes.

15. Ramona

Sustituye Ramona por la persona que ocupe tus pensamientos y tendrás una canción de amor perfecta.

Además es Beck y más además pertenece a una película maravillosa que es a su vez uno de mis cómics favoritos, Scott Pilgrim.

1 © Proporcionado por Glamour 1

16. Cocinero cocinero

Volvía del colegio y oía a mi abuela Isabel cantar coplas mientras cocinaba. Cocinero, cocinero fue de las primeras que me aprendí, con lengua de trapo y "prepara con un mero" en lugar de "con esmero" un arroz con habichuelas. Porque a mí eso del esmero no me sonaba a nada que se pudiera comer.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon