Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vacaciones en familia: los mejores alojamientos para pasar un verano divertido

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 29/06/2017 Ángeles Castillo

Si eres de los que viaja con toda la troupe, en amor y compañía, puedes hacerte con el libro de las familias viajeras que acaba de lanzar a la calle en auxilio del personal el sello editorial más trotamundos, o sea, Lonely Planet, con el título de 'Viajar con niños', que os llevará hasta la Patagonia a ver pingüinos o a Kenia a bordo de un safari fotográfico, o tomar buena nota de los alojamientos que te proponemos aquí, que están en lugares especiales, tienen un encanto particular y ofrecen algo más que alojamiento y desayuno. Clases de surf o de guitarra, paseos a caballo, vivir como los pescadores y mucho más. Se trata de ir a Cáceres, a Tarifa, a Huelva, a Mallorca y al Algarve portugués. Nos vamos. Lo mejor es ponerse el chip de aventureros. Después ya nada será igual.

Unas casitas de pescadores en Mallorca

No podían estar más cerca del mar ni ser más auténticas. Estas casetas de pescadores reconvertidas en casa rural nos devuelven una imagen de Mallorca bien distinta y muy idílica. Se encuentran en la costa sur de la isla balear, en S'Estanyol, y pueden alojar hasta 24 personas, así que si sois familia numerosa, este es vuestro lugar, y si no, también. Una finca privada que está en manos de una familia mallorquina desde el siglo XVIII y cuyas bondades saltan a la vista. Así podréis saber cómo vivían los pescadores de la época. Conserva su estilo rústico, pero con todo lujo de comodidades. Ya echaros a la mar o no (que será que sí) es cosa vuestra. Es mediterránea a rabiar en toda y cada una de sus 12 habitaciones, en su porche y su salvaje jardín. Todo pasa al borde del mar. S'Estanyol de Migjorn está en el término de Llucmajor, junto a Sa Rápita. Precio: desde 148 euros.

¿Te imaginas vivir donde los pescadores? © Proporcionado por Glamouratis ¿Te imaginas vivir donde los pescadores?

Una aldea reconstruida en el Algarve

La Aldeia da Pedralva está en el Algarve, en el 'outro' dicen, en el Portugal más turístico, allá en el sur, donde se alarga nuestra Andalucía, pero tierra adentro. Esta 'aldeia' no es un hotel ni una casa rural ni unos apartamentos ecosostenibles, sino una aldea reconstruida en los márgenes de Vila do Bispo, que a su vez está en los del famosísimo Faro, adonde nos lleva María la Portuguesa, la de la canción, desde Ayamonte ("... se oye este fado por las tabernas"). Lo que vemos es el fruto de una esforzada gestión, que pasó por negociar con más de 200 propietarios y que ha derivado en esta increíble recuperación urbanística,tal y como fue siempre la aldea.

Así es esta aldea del Algarve. © Proporcionado por Glamouratis Así es esta aldea del Algarve.

Os encontraréis con 24 casas de campo de varios tamaños (con un habitación para dos o con tres para ocho con patio), un restaurante típico, de nombre Sitio da Pedralva, el Café Central, piscina, horno comunitario y zona de puesta a punto de bicicletas. Practica el llamado turismo de aldeia activo, lo que incluye escuela de surf, centro con 32 bicicletas, cursos de buceo y otras actividades en la naturaleza. Precio: una casa con dos habitaciones, desde 108 euros, y con patio, desde 118. Con tres, 136 (165 con patio).

Una mansión fronteriza en Cáceres

Hemos elegido la casa Salto del Caballo por el nombre, por supuesto, y también porque está en tierra fronteriza, entre Portugal y Extremadura, y porque es decimonónica, ha sido bellamente restaurada y se halla entre encantadoras colinas lejos del mundanal ruido. Ese ya lo pondréis vosotros. El mágico lugar en el que perderse está dentro del Parque Natural Sierra de San Mamede para echarle más emoción, lleno de encinares y alcornocales, y a pocos kilómetros de Valencia de Alcántara (La Fontañera), para ubicarnos. Aquí se cruza la frontera a pie en cuestión de minutos (o segundos). Ahora en tierras españolas, ahora en las portuguesas. La finca consta de dos apartamentos de 4 plazas con cocina y comedor. Precio: 60 euros para dos; 90 para cuatro. 8 euros el desayuno y 20 el almuerzo o la cena.

Esta casa decimonónica tiene piscina. © Proporcionado por Glamouratis Esta casa decimonónica tiene piscina.

Un hotel divertido (y surfero) en Tarifa

Es verdad que tiene habitaciones exóticas, de estilo polinésico, jardín y piscina, tumbonas alrededor y un buen rollo considerable, el que se lleva por aquí, mucho surf y chill out, pero lo mejor del 100% Fun, nombre aparte (cien por cien divertido), es su ubicación. Está nada menos que en la playa de Valdevaqueros, bueno, a pocos metros. La playa ideal para ponerse de una vez por todas con el kitesurf, esa modalidad surfera con cometa. El propio 100% Fun tiene una escuela de kite con clases de todos los niveles y todo el material que necesitaréis. Luego podréis poneros las pilas en su restaurante, que lo mismo sirve comida española que oriental o mejicana, y apuntaros a las fiestas que organiza, como mandan los cánones, el chiringuito del hotel. Los domingos toca flamenco, que esto es Cádiz, y los miércoles, DJ. Cuenta con una habitación cuádruple con posibilidad de poner una cama adicional y con salida al jardín o directamente a la piscina. Precio: desde 148,40 euros (con desayuno).

Un rincón polinésico del 100% Fun Tarifa. © Proporcionado por Glamouratis Un rincón polinésico del 100% Fun Tarifa.

Un molino en la sierra de Huelva

El Molino Río Alájar son seis casas de piedra plantadas a la orilla derecha del río Alájar en un valle tranquilo cerca del pueblo del mismo nombre, que encima es bonito, como todo el Parque Natural Sierra Aracena y Picos de Aroche. Naturaleza en estado puro donde lo suyo es echarse al monte (practicar senderismo, queremos decir) cuando dé tregua el calor, recorrerlo a caballo a cualquier hora, que al trote o al galope no es igual, y entregarse seguidamente a las delicias gastronómicas y de todo tipo del lugar. La paz que se respira en estos contornos es mayúscula, empezando por la de la casa, con vigas y ventanas de madera de castaño, baldosas hechas a mano y mucha luminosidad.

Un refugio en la sierra de Aracena y Aroche. © Proporcionado por Glamouratis Un refugio en la sierra de Aracena y Aroche.

La habitación El Águila, por ejemplo, tiene capacidad para dos adultos y dos niños, con cocina, cuarto de baño y terraza, y es la más independiente, tanto que tiene su propio camino de entrada. La de La Cigüeña es la más grande, con dos plantas y pensada para cuatro adultos, lo mismo que El Conejo. Sí, esto es un paraíso rural. Auténtico campo a través. Para hacer la experiencia más increíble aún, imparten clases de guitarra flamenca en el mismo alojamiento y con flexibilidad de horario (25 €/hora), y también de tenis (500 euros, tres días consecutivos, dos horas por la mañana y dos por la tarde). Y es que hay una pista entre frutales. Precio: desde 145 euros.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon