Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Yaeba, Ganguro... Cuatro tendencias ¿beauty? para frikis asiáticos

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 14/12/2016 Isidre Estévez

Los cánones estéticos asiáticos a menudo nos resultan sorprendentes, ya que su sensibilidad cultural ante lo que consideran bello o atractivo suele diferir de la nuestra. Una de las modas que triunfan en el país del sol naciente y que resultan más incomprensibles a nuestros ojos se llama yaeba, y es la tendencia consistente en ir al dentista para eliminar la simetría dental, montar unos dientes sobre otros y obtener, en teoría, una sonrisa más “expresiva”.

Yaeba, ortodoncias al revés

En Japón cada día está más de moda visitar al dentista, pero no para someterse a ortodoncias de las que dejan una piñata simétrica y perfecta, sino para todo lo contrario: quedarse mellado es lo que se lleva en el loco país del sol naciente. Yaeba, que se traduce literalmente por 'doble diente', es un procedimiento que consiste en separar los caninos superiores de manera permanente o temporal, y que cuesta hasta 400 euros por pieza dental modificada.

Yaeba © Proporcionado por Glamouratis Yaeba

El resultado puede oscilar entre un aspecto de colegiala traviesa, ese que tradicionalmente resulta tan morboso para los japoneses, o en casos más o menos desgraciados el aspecto del paciente (es una tendencia que practican sobre todo mujeres, aunque también hay hombres que la siguen) puede recordar peligrosamente al de un vampiro asiático. Aunque en realidad la intención es replicar la alineación asimétrica que a menudo se da cuando los dientes de leche tardan en caerse más de la cuenta. De lo que se trata en el fondo es de parecer más joven.

Ganguro

Aunque la tendencia dominante en Japón es preservar la blancura de la piel al máximo como signo de belleza, no debe extrañarnos que esa obsesión haya generado su contrario: las chicas ganguro han llevado el bronceado a la exasperación. Se someten a sesiones de rayos UVA semanalmente y para acentuar el efecto se aplican fondo de maquillaje para mujeres negras a continuación. Ganguro significa literalmente 'cara negra'.

Ganguro © Proporcionado por Glamouratis Ganguro

Además de la piel bronceada, el look Ganguro incluye zapatos de plataforma, minifaldas, pelo decolorado, tinta negra como delineador de ojos, lentes de contacto azules y barra de labios blanca. Asusta un poco, sí. Recuerda vagamente a Paris Hilton, también. La moda se extendió hace unos años entre grupos de adolescentes en Shibuya, aunque el rechazo predominante hacia las pieles bronceadas ha acabado por imponerse y hoy es una moda marginal.

Visual Kei

Este estilo nació en los 80 como interpretación nipona de la estética asociada al glam rock. Se caracteriza por el uso de gruesas capas de maquillaje, aparatosos peinados y prendas muy llamativas llenas de lentejuelas y dorados. Todo mezclado con un look general andrógino. Sí, la sombra de Bowie es alargada. El Visual Kei japonés es un look asociado a estrellas de rock japonesas que muchos de sus fans imitan. Lo curioso es que si en su nacimiento se asociaba a grupos musicales inspirados en el glam rock, el rock o el punk occidentales, con el paso de las décadas la tendencia ha sobrevivido aunque sus referencias musicales han cambiado, y las nuevas generaciones de grupos de Visual Kei hacen música electrónica.

Visual Kei © Proporcionado por Glamouratis Visual Kei

Aunque durante mucho tiempo fue un estilo genuinamente japonés y poco conocido fuera de sus fronteras, hoy hay muchos clubs de fans de este género en países como Estados Unidos, Alemania, Rusia o Francia.

Kawaii

Algo kawaii viene a ser cuco o adorable en japonés. Sí, este estilo está en la génesis de la obsesión nipona por las cosas monas y de apariencia juvenil. Es la tendencia dominante en la cultura popular japonesa, y aplican el palabro a comida, ropa, juguetes o comportamientos, y también para definir tanto a hombres como a mujeres. Combina postureo y cierta fascinación infantil, todo ello elevado al cubo. Ejemplos de algo kawaii serían los ojos grandes (tan típicos del manga y el anime) en las mujeres, lo que ha generalizado prácticas como usar lentes de contacto especiales que aumentan el tamaño de la pupila, pestañas postizas desmesuradas y hasta someterse a blefaropastias (operaciones de párpados) para occidentalizar sus ojos y hacer que parezcan más grandes.

Kawaii © Proporcionado por Glamouratis Kawaii

Los hombres se depilan las piernas para tener un aspecto más infantil. El ideal de algo kawaii vendría a ser Pikachu, lo que cierra el círculo sobre el extraño (para nosotros) gusto nipón por la belleza infantiloide.

Facekini

Último verano en las playas europeas: como consecuencia del enrarecido ambiente provocado por los atentados yihadistas, se llegó a prohibir que las mujeres musulmanas fueran a la playa cubiertas, como han hecho toda la vida de Dios o de Alá. Mientras, en Japón sigue triunfando una moda que no es tan diferente en su expresión estética, pero que causa más estupefacción que escándalo. La obsesión por mantener la piel inmaculadamente blanca está tras la peculiar moda del facekini, una especie de pasamontañas que tapa por completo el rostro, no por razones religiosas ni morales, sino para evitar los temidos rayos solares.

Facekini © Proporcionado por Glamouratis Facekini

Aunque se ven en playas japonesas, es en China donde triunfa más este extraño look, que no dista tanto de las populares máscaras de luchadores mexicanos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon