Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las claves del beso perfecto

Logotipo de ELLE ELLE 03/05/2017 Blanca Del Río
Las-claves-del-beso-perfecto © ELLE.es Las-claves-del-beso-perfecto

¿Sabías que pueden concentrarse hasta 80 millones de bacterias en un beso? No tengas miedo, porque vivimos rodeados de ellas cada día. Conseguir el beso perfecto no sólo es cuestión de práctica. Suponemos que no querrás batir un nuevo récord (el beso más largo de la historia duró 58 horas) pero no está de mas echar un ojo a estos 'tips' para hacerlo más que inolvidable.

Aliento 'fresh'

¿El aliento arruinó un beso? ¡NOOOO! ¡Eso es horrible! Sin embargo, no eres la única. Este problema afecta hasta a un 25% de los españoles y está provocado principalmente por una mala higiene y alimentación. Una dieta rica en vitamina C ayuda a frenar a esas bacterias responsables del mal olor. Otra buena opción: los yogures y bebidas como el té verde, ya que contienen antioxidantes que mantienen a las bacterias alejadas del esmalte.

Dientes de película

Un esmalte sano y brillante… ¡claro que importa! Existen varios alimentos que ayudan a blanquear nuestros dientes sin tener que recurrir a tratamientos químicos. Por ejemplo, las fresas. Contienen un potente enzima que fomenta el blanco de nuestros dientes de forma natural. Otras grandes aliadas: las manzanas. Son el conocido "cepillo de dientes natural" porque al masticarlas con piel, ayudas a arrastrar las bacterias y limpias la dentadura. Según los expertos de Kaiku Sin Lactosa, los productos lácteos como el queso o la leche también ayudan a mantener los dientes envidiables. La razón está en el ácido láctico y los minerales como el calcio que contienen, que ayudan a fortalecer y a blanquear.

© Proporcionado por Hearst Magazines S.L.

Cuidado con los gases

Ay, esa situación inoportuna… No es fruto del azar, sino que en su gran mayoría está provocada por unos hábitos alimenticios poco saludables. Hay formas de poner remedio de forma natural: el jengibre y los productos sin lactosa encabezan la lista de soluciones a la hora de calmar las digestiones pesadas y todos esos gases que no deben aparecer en ese momento tan esperado. Otras, como las infusiones de miel y anís, también ayudan.

Labios sensibles

Unos labios cuidados son otro punto a favor para el gran beso. Si tienes la piel sensible y se escama con facilidad, exfólialos una vez a la semana con azúcar diluida en miel. Y un secreto: para potenciar el rojo natural que no falten en tu nevera zumos naturales ricos en frutas "rojas": fresas, frambuesas, arándanos, granadas… perfectos para lograr un rubor increíble.

Dicho esto... ¡a besar se ha dicho! 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon