Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo lo restauré: Chevrolet Nomad Wagon

Logotipo de MichelinMichelin 19/04/2017
Chevrolet Bel Air Nomad wagon Chevrolet Nomad wagon

Adam Hammer ha dedicado su vida a devolver chatarras oxidadas a la carretera. Aunque admite que hay máquinas más modernas en las que podría estar trabajando, el propietario de Hammer and Dolly Restorations (Michigan, Estados Unidos) explica que lo que le fascinan son los clásicos, tanto mecánica como artísticamente.

"Puedes ver que las cosas funcionan, puedes oír que las cosas funcionan", dice Hammer. "Eso es lo que me gusta. Esa es la base de mi pasión: reconstruir, recrear y restaurar. Es lo que me define”. Como muchos otros entusiastas, la pasión de Hammer por los coches se remonta a su infancia. "Jugué y coleccioné los Hot Wheels y Matchbox", señala.

Pero el verdadero amor por los automóviles pasó de padre a hijo. El padre de Hammer le enseñó a los 29 años de edad los entresijos del trabajo con coches y el mantenimiento de sus vehículos, con un enfoque centrado en la calidad.

El primer proyecto de padre e hijo

Aunque el dúo padre-hijo había trabajado en muchos coches mientras Adam estaba en la escuela secundaria, el primer vehículo que restauraron ambos con especificaciones de fábrica fue un Mustang de 1966. El coche había estado en la familia durante tres generaciones. "Mi abuelo originalmente compró un Ford Mustang de 1965 a un distribuidor local", explica Hammer. "Pero tenía problemas de pintura que no podían ser corregidos. El distribuidor le ofreció un nuevo modelo de 1966; todo lo que tenía que hacer era pagar por el paquete de mejoras”. Desde entonces, el Mustang '66 ha sido traspasado al padre de Hammer, a sus tías, y luego a él.

Para entonces, justo antes de que él comenzara en el McPherson College de Kansas, el coche tenía varios golpes y abolladuras y necesitaba desesperadamente una restauración. El objetivo era reconstruir el coche sin cambiar una tuerca, devolviéndolo de nuevo a la condición original de la fábrica. "Pasamos por el proceso de reconstruir el motor, reemplazando toda la chapa necesaria y pintando el coche entero; cualquier cosa con tal de que pudiese circular de nuevo. El objetivo era tenerlo listo para mi graduación universitaria".

Hammer todavía posee el vehículo al día de hoy. Se trata de un típico Mustang coupé con techo duro de vinilo negro, carrocería de color beige Sahara, y un motor 288 V8 con carburador de doble cuerpo bajo el capó. "Mi esposa y yo lo llevamos en nuestra boda y continuamos sacándolo cuando el clima es agradable. Voy a conservarlo el resto de mi vida”.

© Adam Hammer

De hobby a carrera

Al terminar la escuela secundaria, Hammer decidió que quería estudiar una carrera relacionada con la restauración. "Me encantó la sensación de satisfacción de crear algo de la nada o convertir lo que antes era un trozo de basura no deseado y oxidado en un hermoso tesoro", recuerda. Estudió en McPherson College, Kansas, la única universidad en EE.UU. que ofrecía un curso de cuatro años en restauración de automóviles. Después de eso, trabajó para el legendario historiador Packard y el entusiasta Bob Turnquist en Hibernia Restorations, Nueva Jersey, durante un verano y después para un experto de la compañía Duesenberg en California, de nuevo por un verano.

En 2012 abrió Hammer and Dolly Auto Restorations con un presupuesto reducido. Sin embargo, lo que le faltaba en finanzas y equipamiento lo compensó con confianza en sus habilidades. “Tenía mis herramientas, un banco, un puñado de máquinas de la tienda de mi padre y un pequeño fondo. Eso era todo", explica Hammer.

Restauración del bastidor

Su primera restauración completa fue una furgoneta Crocus Chevrolet Bel Air Nomad de 1956 para un coleccionista de Denver, Colorado. "Nos la entregaron en 2013 y la completamos el noviembre pasado. Una vez más, el objetivo no era remodelar el vehículo, sino restaurarlo como salió de fábrica originalmente".

El coche no estaba en buenas condiciones cuando lo adquirieron. "Había sido remodelado en algún momento, por lo que la carrocería había sido modificada", explica Hammer. “Y no arrancaba; faltaba el motor y el tren de transmisión. Había sólo unas cuantas pistas sutiles que indicaban el modelo del coche original, así que no quedó ni una sola parte intacta. Pasamos por todo”.

Después de una extensa investigación, Hammer descubrió que el Wagon de dos puertas era un Bel Air con un motor V8 de 7,5 centímetros cúbicos con dos carburadores y una opción de alto rendimiento "Power Package" encontrada principalmente en Corvettes, pero también disponible en los Chevys de pasajeros como el 56 Bel Air. Ofrecía una potencia de 180 caballos.

Estaba lleno de comodidades de la década de 1950, incluyendo el climatizador, dirección asistida, radio, elementos cromados en las aletas delanteras y molduras de las ventanillas, y embellecedores en las ruedas.

"El mayor reto fue conseguir todas las piezas originales", explica Hammer. "Dado que el coche era un modelo de producción limitada, el ajuste de las piezas era increíblemente difícil. Pero ahora tiene el mismo aspecto que en 1956, cuando salió de la línea de montaje. Sin adornos”.

¿Lo siguiente?

"Tenemos un Toyota FJ40 de 1970 que hemos comenzado a restaurar, un Volvo P1800 de 1973 que necesita una restauración completa y un Studebaker de 1949 que también necesita una restauración total", dice Hammer.

Cada semana hay algo diferente - un coche nuevo, un nuevo desafío y la conexión con personas de ideas afines. "Lo que hago es una llamada. Es una vida. Es una pasión. No lo haría si no fuera así”.



Gestión anuncios

Poll

  • Vota a tu favorito para nuestra lista de los cinco mejores diseñadores de coches...
    • Giugiaro
    • Bertone
    • Pininfarina
    • Bangle
    • Gandini

    Not scientifically valid. Results are updated every minute.

    TOTAL RESPONSES:35VOTES
Gestión anuncios
Michelin en Facebook
image beaconimage beaconimage beacon