Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo será el carsharing del futuro?

Logotipo de Autocasion Autocasion 08/11/2018 Christian García
Al no haber volante ni un motor de combustión, el interior del coche autónomo y eléctrico es muy aprovechable. © Proporcionado por AUTOCASION HOY S.A. Al no haber volante ni un motor de combustión, el interior del coche autónomo y eléctrico es muy aprovechable.

Recientemente se ha celebrado la VI Conferencia Nacional de Carsharing. En ella, además de presentarse las cifras que registra este sector en nuestro país, se ha echado la vista al horizonte para ver qué margen de evolución tiene el servicio del coche compartido y de qué forma se irá desarrollando ese cambio. ¿Cómo será el carsharing del futuro?

¿Qué tipo de perfil carsharing eres?

La Asociación Española de Carsharing considera el servicio que representa como una pieza fundamental para conseguir la movilidad urbana sostenible por la que pelean las principales capitales europeas. Uno de los argumentos más fuertes que tienen para asegurarlo es que, según el director general de Avancar, José Loring, el uso de cada coche compartido elimina entre 13 y 15 coches de uso privado. Los números, en efecto, les dan la razón. De hecho, sólo en Madrid existirán a final de año 2.500 coches de carsharing para atender la creciente demanda.

El coche autónomo tiene la clave

Todo ello hace que las previsiones de cara al futuro sean cada vez mejores. El vehículo autónomo parece ser el destino al que quieren y deben llegar los fabricantes (más que los fabricantes, que ya tienen la tecnología, las adminisitraciones), pero… ¿cómo influirán estos coches en el carsharing? Pues la AEC lo ve como una amenaza que aumentaría (aún más) el tráfico si se usa como automóvil individual. Sin embargo, sí manifiestan que puede conllevar enormes beneficios para la ciudad si una flota eléctrica y conectada no muy numerosa se comparte entre todos los ciudadanos. De este modo, se acabarían los atascos y los accidentes, y repercutiría en un considerable menor consumo de energía y en una importante reducción de la contaminación.

“Una ciudad basada en una flota de vehículos autónomos sólo necesitaría el 10% de la flota actual de vehículos, ahorraría el 90% de presupuesto global de movilidad, tendría un valor cercano a cero de contaminación y liberaría el 10% de la superficie de una urbe”, explican.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Autocasión

image beaconimage beaconimage beacon